“Más moderna que Londres”, el documental que rescata la Movida Carbayona

Iván Martínez y Carlos Navarro recuperan la memoria de unos años 80 de creatividad y efervescencia cultural en la capital asturiana.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Música, artes plásticas, teatro, activismo, vida nocturna… La creatividad y efervescencia cultural del Oviedo de los años 80 merecían un documental. El fotógrafo Iván Martínez (Oviedo/Uviéu, 1973) lo tenía claro. Aunque por edad le tocó vivir solo los últimos coletazos de aquello, todavía recuerda una ciudad muy joven, en la que “cada tribu urbana tenía su garito”, las calles del Antiguo estaban sin peatonalizar, y “los coches servían de barras de bar”. Mods, rockers, pijos, heavys, punks, modernos y otras tribus alternaban y se mezclaban en aquella ciudad lluviosa y de fachadas negras que estaba experimentado el nuevo clima de apertura democrática que vivía todo el país. Martínez firma junto al cineasta Carlos Navarro (Oviedo/Uviéu, 1968) el documental “Más moderna que Londres”, cuyo tráiler ya está disponible en las redes.

¿Qué había pasado hasta entonces en la capital asturiana? Para Martínez la confluencia de “una Universidad muy viva y de una clase media culta” fueron claves en la eclosión cultural del Oviedo de los años 80. Martínez desmiente en todo caso que se tratara de un fenómeno “de pijos”. En su opinión La Movida Carbayona fue un fenómeno interclasista, que mezclaba en los bares a la gente de los barrios pijos, con otra procedente del Oviedo popular y de toda Asturias. Todos ellos juntos y revueltos en torno a la alegría de la libertad y la juventud. A los pioneros de la noche carbayona durante la Transición, Paraguas, Tigre Juan, Cechini y Casa María, se sumarían muevos bares y discotecas que llevaban el inconfundible sello de los años 80: Misa de Doce, Factory, Garaje Hermético, Diario Roma o Brujas, pero sobre todo La Santa Sebe, en palabras de Iván Martínez “un templo de la modernidad” que se convertiría en el buque insignia de la noche carbayona, y en algo así como el equivalente, a escala local, del Rock Ola madrileño.

El pintor Orlando Pelayo junto a la legendaria pintada “Libertad para los que toman algo” en la Plaza de la Catedral. FOTO: José Vélez

Los cantautores, el jazz y el rock progresivo que habían marcado el final de los 70 daban paso a los ritmos del punk, el rock y la nueva ola. Ilegales, Salón Dadá, Modas Clandestinas, Los Murciélagos, Los Ruidos o La Raza del Ático fueron algunas de las bandas más importantes de una época en la que el programa de Enrique Bueres, El Expreso de Medianoche, de emisión diaria en Radio Asturias, difundía el nuevo canón musical, de sabor muy anglosajón: The Smiths, Housemartins, Billy Bragg, Pixies, Talk Talk… Tanto este programa como otros de la misma emisora, así como el concurso de maquetas de esta cadena, contribuyeron a difundir las nuevas modas musicales y dinamizar una emergente escena musical ovetense. La victoria de Antonio Masip y del PSOE en las elecciones municipales de 1983 supondría una completa renovación de las fiestas de la capital asturiana, con los chiringuitos de San Mateo y la apertura de nuevas ventanas a la expresión de los músicos locales.

Ilegales en 1983. Foto: Ilegales.

El documental no solo se centra en los bares y en la música, sino que también se abre a otras expresiones artísticas y culturales. El teatro y las artes escénicas, con Teatro Margen y el director de escena Emilio Sagi, las artes plásticas y visuales, con artistas como Paco Cao, Carlos Álvarez Cabrero o Germán Madroñero, o el pensamiento, que tendría en la prestigiosa revista Los Cuadernos del Norte, dirigida por Juan Cueto, un exponente de renombre nacional e internacional. El feminismo, un movimiento incipiente en la España de la postTransición, y particularmente en aquel Oviedo ochentero, es otro de los temas que se trata en el documental, a través de la historia de la Asociación Feminista de Asturias.

Una movilización de la Asociación Feminista de Asturias. Foto: AFA.

Para Iván Martínez la Movida Carbayona fue contemporánea de otras movidas periféricas, como la viguesa, si bien no ha tenido la misma repercusión que la de la ciudad gallega, la más conocida fuera de Madrid. En opinión de Martínez este desconocimiento ha sido común a la mayoría de capitales de provincia en las que en la España de los años 80 se produjeron sacudidas culturales similares. Para el co-director de “Más moderna que Londres” el fenómeno llega a Oviedo más tarde, “sobre el año 1983”, pero también perdura más, hasta comienzos de los años 90. Las drogas, y en concreto la heroína, la cara B más oscura de esa década, sobrevuelan el documental, pero según Martínez no tienen un gran protagonismo en una cinta que ha preferido centrarse en la parte más luminosa y creativa de esos años.

La calle Postigo de principios de los años 90, vista por Carlos Álvarez Cabrero (Oviedo/Uviéu, 1967)

A través de 40 entrevistas a músicos, hosteleras, artistas, periodistas, políticos, activistas y teatreros, Martínez y Navarro dan forma a un relato audiovisual que reconstruye el ambiente de la ciudad entre principios de los años 80 y 1992, “cuando se produce un cambio de ciclo en el país, y también un cambio político en la ciudad, y mucho de ese ambiente se va para Gijón”. El Xixón Sound de la siguiente ha sido objeto de muchos artículos y reportajes, así como de varios documentales y libros. Con “Más moderna que Londres”, que ha contado con el patrocinio del Ayuntamiento ovetense, Martínez y Navarro tratan de saldar una deuda pendiente que existía con la memoria de los años de la Movida Carbayona. El estreno está previsto para la primavera de 2022.

Actualidad

2 COMENTARIOS

  1. Genial !!! Así éramos , eso hacíamos, allí estábamos!!!
    Pero,al menos en el tráiler, hecho de menos el Comic ,del que Juan Cueto hizo Cartel y pegatina. Y el Jazz que trajo a Oviedo a B B King y a Miles Davis
    Atómica, impagable la foto de Orlando Pelayo y la pintada ácrata de la catedral.
    En la plaza Porlier grabada en el cemento fresco por mano suelta de artista también hubo una venus bien dotada, que Gabino se llevo por delante con los jardines (menos mal que una noche bien armado de Papel, grafitos y alcohol , la salve para mi).

Responder a Benja Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí