¿El final de la Ronda Norte?

Canteli reconoce que no es el momento, Somos celebra la "victoria de la sociedad civil", el PSOE guarda silencio y Vox se autoproclama único defensor de la autopista del Naranco.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

“No es el momento de inversiones millonarias”. Tras casi tres años de mandato haciendo de la Ronda Norte una de sus grandes batallas discursivas, Alfredo Canteli enterraba el jueves el proyecto de una autopista por el Naranco con esta escueta declaración en las Jornadas sobre Movilidad Urbana y Zonas de Bajas Emisiones celebradas en el Auditorio. Aunque el alcalde ha tenido que rectificar el viernes, matizando que el proyecto sigue siendo “irrenuciable”, pese a la crisis. El regidor, en un ataque de sinceridad, ya había dejado claro la inviabilidad económica de algo que en estos años ha funcionado más como un arma arrojadiza de la derecha local contra el Gobierno de España, que como un proyecto serio. Atrás quedan frases para la historia como la referida a los inconvenientes que podrían generar las obras en los barrios de la ladera del monte: “Si mandamos a la gente de vacaciones a Benidorm cuando vuelvan igual lo encuentran hecho ya y ni se enteran”. Tras prometer durante meses a los vecinos un gran tunel a cien metros bajo tierra que minimizaría el impacto visual de esta vieja idea de su admirado Francisco Álvarez Cascos, el alcalde comienza a asumir en público la realidad.

Las reacciones políticas no han tardado en llegar a lo que a todas luces fue un nuevo desliz verbal de un político amateur al que su círculo político siempre trata de “atar corto” para evitar este tipo de meteduras de pata. Si Somos Oviedo/Uviéu celebra la decisión y considera que la renuncia de Canteli es una “victoria de la sociedad civil”, Vox ve la oportunidad de hacerle un roto por la derecha al PP, y acusa a Canteli de ceder ante la presión de las izquierdas. Su portavoz, Cristina Coto, se apunta el tanto de ser ahora la única fuerza política que “orgullosamente” defiende “esta infraestructura vital para la ciudad”. ¿La única? ¿Qué ha pasado con el PSOE? Por ahora los socialistas guardan silencio. La Ronda Norte, defendida tanto por el ex alcalde Wenceslao López, como por el presidente Adrián Barbón, se ha ido convirtiendo en un asunto incómodo para el partido, sobre todo a medida que se visualizaba una fuerte oposición vecinal al proyecto. Una oposición que iba mucho más allá de los grupos ecologistas y los partidos de izquierdas, y que las infografías del Ministerio de Transportes encendieron, según algunos, deliberadamente, ya que la Ronda nunca ha estado entre las prioridades inversoras del Estado central. Las divisiones incluso se hicieron públicas. Ex cargos públicos del PSOE, como los ex ediles Leopoldo Tolivar y Carlos Llaneza, así como el ex director general Carlos Madera, han manifestado públicamente su rechazo al proyecto, y su incompresión por la apuesta tan decidida de su partido por una infraestructura que consideran costosa, innecesaria y perjudicial para lograr una buena relación entre Oviedo y su monte.

Terrenos por los que pasaría la Ronda Norte en la falda del Naranco. Foto: Iván G. Fernández.

Mientras se termina de despejar el futuro de un proyecto para el que todo el mundo, Canteli incluido, reconoce que no hay dinero, el movimiento vecinal y ecologista, agrupado en la plataforma ¡Hay alternativas! convoca este lunes una asamblea para estudiar nuevas movilizaciones. Todo apunta que Vox puede convertir la Ronda en una batalla cultural que le diferencie del PP de cara a las próximas elecciones, presentándose como el partido del coche y del rechazo claro y meridiano al ecologismo. Sin embargo, ¿cuánta gente en Oviedo apoya realmente el proyecto? Según una encuesta interna encargada por un partido de la oposición, el rechazo es muy alto en dos barrios tan poblados como Ciudad Naranco y Pumarín, si bien compensado por un mayor apoyo en La Florida, una zona con malas comunicaciones, en la que sin embargo Canteli quiere construir un recinto ferial. En los próximos días se verá si Canteli maniobra por temor a Vox, y recupera su discurso tradicional, o da definitivamente por muerto el proyecto, considerando que tiene más que perder que ganar en una batalla cultural en que los anti-Ronda Norte han crecido, se han hecho más transversales y ya no están tan en minoría como hace años, cuando en la ciudad parecía respirarse un respaldo unánime a la autopista.




Actualidad

1 COMENTARIO

  1. Que la autopista en la falda del Naranco es un disparate, y todos empiezan a verlo claro, no debe hacernos olvidar que los vecinos de La Florida, San Claudio, La Argañosa, Vallobín, Parque del Oeste, Pórticos uno, dos, y tres, siguen aislados sin comunicaciones.
    Ronda Norte NO, conexión con la autopista del MedioOeste, SÍ

Responder a Antonio Díaz Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí