Verdes y frente amplio: ¿Es posible el encuentro?

Desde los años 80 la construcción del espacio político verde en España se ha ido haciendo de manera diferente en cada territorio.

Recomendados

Nuria Saavedra
Nuria Saavedra
Activista feminista y LGTBI+, trabajadora social y profesora en un instituto de Xixón.

Desde hace 12 años, he centrado mi colaboración en la política de partidos desde Verdes EQUO y he ido participando en las distintas estructuras que podían unir fuerzas porque pienso que ese es el camino más eficaz. Pero, tras la experiencia, entiendo que no se puede a costa de todo, de cualquier manera y en cualquier momento. Petra Kelly lo recordaba: “Las formas son el fondo”.

La necesidad obliga a repensar si es posible el encuentro, pero tenemos mucho que reflexionar y debatir antes de vislumbrar si es posible o no. Analizar qué falló en las experiencias previas, qué puede ser significativo para avanzar e idear cómo sería ese ¿posible? “nuevo espacio de unidad”, que no de uniformidad, sería fundamental para poder establecer las bases de un posible acuerdo, aunque fuera de mínimos. Si alguien pretende llevar a cabo un “remix”, debería tener en cuenta que no sería algo nuevo y que lo viejo ya falló.

Petra Kelly y Otto Schily, de Los Verdes, en rueda de prensa tras las elecciones federales alemanas de 1983.

Por eso, antes haré un recordatorio de la historia de Los Verdes, que se construye como un espacio de confluencia de más de 30 partidos ecologistas de toda España en la década de los 80. Y quiero agradecer la aportación de Eduardo Campomanes, precursor y uno de los referentes de Los Verdes en Asturias.

En España, el partido ecologista Los Verdes se fundó con el apoyo de Petra Kelly y Los Verdes de Alemania, en noviembre de 1984, como partido estatal, y en 1995 se organizó desde una suma de partidos de carácter autonómico confederado. En octubre de 1989, Los Verdes empiezan su andadura en Asturias y se presentan a las elecciones generales, por la circunscripción de Asturias, obteniendo 4.352 votos (0,71%) al Congreso y 7.231 al Senado. Pero no es hasta 1994 cuando se funda el partido ecologista Los Verdes de Asturias, que se presentarán por primera vez en 1991 a las elecciones a la Junta General del Principado de Asturias, obteniendo 7.299 votos (el 1,37%).

“Tras la experiencia, entiendo que no se puede a costa de todo, de cualquier manera y en cualquier momento”

Fue en 1999, en las elecciones al Parlamento Europeo y con las primeras alianzas con otras fuerzas políticas, cuando las cifras empezaron a ser significativas con la coalición Los Verdes-Las Izquierdas de los Pueblos, en la que participaron Iniciativa per Catalunya Verds, Chunta Aragonesista, Esquerda de Galicia e Izquierda Andaluza. En la lista de la coalición electoral se encontraban por Los Verdes Cristina Entrialgo, en el 8.º puesto; Joaquín Arce, en el 31.º, y, como suplente, Antonio Rodríguez Dosantos. Fue la coalición más votada que no obtuvo ningún diputado.

A partir de entonces, Los Verdes en Asturias irían en coalición con Izquierda Unida (1999-2011) y Bloque por Asturies (1999-2008) en las elecciones municipales y autonómicas. Especialmente significativo es el dato de un 13,38% de votos en las municipales en 2011, en coalición con Izquierda Unida. En 2007, en las elecciones a la Junta General del Principado de Asturias, la coalición de Los Verdes con Izquierda Unida y Bloque por Asturies (58.114 votos, el 10,27%) hizo posible un pacto de gobierno donde Los Verdes llegaron a gestionar, con Joaquín Arce Fernández, la Dirección General de Política Forestal del Principado de Asturias, y con María Milagrosa Hernández Cabrera en la Gerencia del Banco de Tierras. En el ámbito municipal, Verdes EQUO ha tenido representación con Olga Álvarez García como concejala en Mieres por Los Verdes, en coalición con IU-BA (2007-2011) y con IU (2011-13), primero en la oposición y en el segundo mandato en el gobierno, en la concejalía de Política Territorial, Sostenibilidad Ambiental, Movilidad Urbana, Transporte y Servicios Jurídicos, y en Lena con Inés Prada Fernández, también como concejala en el gobierno de Medio Ambiente y Recursos Naturales en coalición con IU-BA. Posteriormente, y desde la oposición, en Siero, María Rodríguez, en confluencia con Somos Siero (2014-17), y en Nava, con Luis Catalán García, en la Agrupación de electores AGORA Nava. A partir de 2014, la búsqueda de espacios de confluencia hace que las agrupaciones electorales, coaliciones y alianzas sean un objetivo de Verdes EQUO para conseguir implantar un programa verde en España y también en Asturias.

Manifiesto de Tenerife (1983), acompañados de Petra Kelly, fundadora de Los Verdes alemanes, y José Antonio Errejón.

La mayoría de las agrupaciones y coaliciones que se presentan en 2014 no llegan a finalizar el mandato o permanecen formalmente, pero sin actividad cooperativa. En 2019, esa tendencia se vuelve más compleja por los movimientos estratégicos internos de los partidos. Algunos buscan mantenerse y otros sumar en estructuras compartidas. Todos buscan visibilizarse tras las siglas comunes. La visibilización o invisibilización de los partidos miembros en dichas estructuras y el modo de gestionar la cooperación (con mayorías y minorías o con consensos cooperativos interpartidos…) son dos de los puntos en conflicto. Además, la ciudadanía se va desvinculando cada vez más de los partidos que surgieron a partir del 15M, por descontento y desacuerdo, sobre todo con las formas (luchas internas y externas).

Equo en 2011.

En estos momentos, Verdes EQUO es el único partido de España que es miembro de pleno derecho en el Partido Verde Europeo, desde 1984 como Confederación de Los Verdes y desde 2013 como Verdes EQUO. Casi la totalidad de los partidos que conformaron la Confederación de Los Verdes se integró en Verdes EQUO. En 1988, la Confederación consiguió el reconocimiento europeo de la coordinadora Alianza Verde Europea, que más tarde se convertiría en la Federación Europea de Partidos Verdes y que en Roma (2004) se consolidaría como el Partido Verde Europeo.

Verdes Equo Asturies.

La construcción del espacio verde en España se ha ido haciendo de manera irregular en cada territorio. Verdes EQUO es una organización federal y horizontal que ha trabajado y, en algunos casos, se ha integrado en estructuras cooperativas con carácter permanente a lo largo de los años: a nivel del Estado español en el Congreso, con Compromís y Más País; a nivel autonómico, en Valencia, con Compromís; en Catalunya, con Catalunya en Común; en Madrid, con Más Madrid, y con Podemos o Unidas Podemos aún permanece alguna coalición autonómica y municipal. En Gijón, Verdes EQUO tiene un concejal (Rufino Fernández Alonso) en la coalición Podemos-Verdes EQUO Xixón. Además, a lo largo de la historia de las coaliciones, Verdes EQUO ha llevado a cabo alianzas con el PSOE, tanto a nivel europeo como autonómico y municipal (como es el caso de Oviedo). Esta diversidad ha sido objeto de tensión, interna y externamente. Pero sin duda ha sido fruto de la decisión horizontal de las personas afiliadas, con la libertad en la toma de decisión en los territorios, que pretendía incidir directamente en la política institucional con un programa verde.

Miembro de Equo. Foto: Iván G. Fernández

Como conclusión y tras analizar lo anterior, sí creo que podría ser posible un espacio cooperativo para 2023, si se tiene en cuenta lo siguiente: respeto y presencia visible de los partidos que lo integran, donde cada uno aporte lo mejor de su trayectoria; presencia de caras nuevas, que muestren un rostro amable, dialogante y negociador en política; tiempo para planificar el programa y todos aquellos aspectos que son necesarios para la cooperación; llevar a cabo una negociación horizontal y transparente, y organizar la metodología y las estructuras de cooperación, así como espacios permanentes de seguimiento y evaluación para la mejora, tanto del proceso como de programa y de la cooperación interpersonal y de partidos.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí