Pablo Álvarez, el sindicalista que destapó la corrupción en UGT, agredido a plena luz del día

El hoy concejal de Unidas por Llangréu denuncia que un trabajador del sindicato le agarró por el cuello y le golpeó la cabeza hasta aturdirlo.

Recomendados

Andrea Núñez
Andrea Núñez
Es periodista.

Pablo Álvarez, concejal de Unidas por Llangréu, denunció haber sufrido una agresión este miércoles a plena luz del día a la salida de un supermercado. Según la denuncia que interpuso, los hechos sucedieron a las 12 horas del mediodía mientras se encontraba realizando unas compras.

Al dirigirse a la línea de cajas Álvarez se encontró con una persona que conocía desde hace muchos años, con el que había mantenido una amistad hasta el momento en el que el concejal de Unidas por Llangréu testificó en su contra en la denuncia interpuesta contra UGT Asturias y que llevó a la reciente condena al sindicato socialista por malversación de fondos públicos.

Ya en aquel momento, apunta el edil, tras coincidir en la entrada del Juzgado, el denunciado, que responde a las siglas de J.C.P y trabaja en un importante cargo de la organización, le dijo “no te quiero ver dentro, sino atente a las consecuencias” y no supo más de dicha persona hasta lo ocurrido ayer. En la denuncia se asegura que ya tras el primer contacto en línea de cajas le dijo “cuando estés fuera te voy a matar”, algo a lo que no le dio importancia ni credibilidad y se dispuso a abandonar el establecimiento.

Una vez fuera, tal y como denuncia Álvarez, fue “agarrado violentamente por el cuello y lanzado contra una de las columnas de hormigón que hay en la entrada de dicho lugar, golpeándose fuertemente la cabeza, cayendo al suelo y quedando aturdido” mientras le gritaba “como me denuncies te mato”.

En ese momento, una mujer que estaba aparcando su vehículo y que fue testigo de lo ocurrido decidió intervenir para frenar esa situación. Esta mujer fue, añade, quien le prestó auxilio, llamó a la ambulancia y a la policía, que llegaron pasaron unos minutos y trasladaron a Álvarez al centro de salud de La Felguera donde le diagnosticaron un traumatismo craneoencefálico occipital izquierdo con cefalohematoma y, para el tratamiento, cura local.

Actualmente se encuentra “bien, aunque dolorido”, y sostiene que “pase lo que pase seguiré luchando por ser coherente con mis ideas y valores sin dejar que nada ni nadie me amedrente”. Pablo Álvarez, ex sindicalista de UGT, fue una persona clave en destapar la corrrupción de la cúpula de la organización.

Por su parte, el equipo de Unidas por Llangréu ha querido manifestar su apoyo al edil y ha publicado en redes sociales lo ocurrido, dando ánimos a su compañero y asegurando también que no se van a “amedrentar” ante este tipo de situaciones. “Esperamos la reacción de las fuerzas políticas y sindicales ante esta injustificable agresión, en estas circunstancias los silencios son cómplices. Las responsabilidades penales las resuelve el juzgado, las políticas las exigiremos con contundencia”, añadía Jesús Sánchez en sus redes sociales.

Actualidad

6 COMENTARIOS

  1. Quiero decir bien claro, qué conozco muy bien a estas mafias de sindicatos de CCOO y la UGT. Hay qué decir qué estos dos sindicatos son empresas S.A. Y el que no lo sepa qué se entere muy bien, ya que ellos gestionan millones de euros al año de las pensiones de los funcionarios del estado, cómo de los bancos más importates de España, tambien tienen acciones en empresas de la construcción, hasta el punto que CCOO tiene una de ellas. Los de la UGT tenian otra empresa que se llamó PSV y se disolvió con el famoso Nicolas Redondo, ya qué salió redondo para ellos, pero no, para el resto de los españoles, que tuvimos que pagar de nuestro impuestos lo que se llevaron. Por eso digo que esa empresa para muchos les salio REDONDO. A raiz de todo ese desfalco de dinero que se llevaron, este famoso Redondo, desaparecio de la vida politica. Por eso no me extraña que ahora estos mafiosos, sigan cometiendo actos de vandalismo, porque en realidad son así, una carita de no romper un plato, pero ¡OJO! que la puñalada te la pegan por detrás, cómo al Sr. Alvarez. Yo personalmente he tenido muchos enfrentamientos con ellos por las traiciones firmadas en los convenios, y les conozco muy bien…

  2. Mariano, Griján… Yo soy de CCOO y hay cosas que no me gustan. Pero hay muchas más cosas que no me gustan de los bancos, de las eléctricas, de los empresarios en general, de los autónomos, de los partidos políticos, de la monarquía (la de antes y la de ahora), de la justicia, con minúscula… Tampoco me gustan cosas que pasan en mi asociación de vecinos, en mi comunidad de propietarios, en mi lugar de trabajo y hasta en mi familia. Viviendo en el país de Rinconete y Cortadillo, donde la picaresca y la corrupción son la norma de comportamiento de mucha gente, donde se siente una atracción fatal por el que sube, sin importar el cómo y a quien deja atrás, donde va predominando el “yo primero” y el “sálvese quien pueda” que un par de sindicatos tengan cada uno en torno a un millón de afiliados no es “moco de pavo”, más allá de vuestras opiniones personales. Y ello con una clase trabajadora acomodaticia y no especialmente combativa. Sí, en CCOO hay de todo, como en botica… pero ahí seguimos, pese a la continua campaña en contra de quienes aprovechan cualquier cosa para la crítica pero nunca se pondrán a escribir cuando hay un nuevo convenio, una subida del SMI o cualquier otra mejora, para su afiliación y para los que van por libre.

  3. No te conozco personalmente Pablo Alvarez, pero tienes todo mí apoyo personal ante actitudes mafiosas cómo las qué sufres.
    Espero y deseo que tanto IU cómo PODEMOS en Asturias no duden en sacar un comunicado apoyando a Pablo. Lo mismo espero y deseo qué CCOOO CGT CNT CSI SUATEA saquen publicamente un comunicado público en apoyo a Pablo y es más den todo el arrope con sus aparatos juridicos para ir contra estas actitudes mafiosas en Asturias.

  4. Que raro que gente de la UGT esté envuelta en temas de corrupción. Lo de las tarjetas, negras y /o andaluzas, y lo de la cooperativa de viviendas en Madrid en tiempos de Redondo ,etc,etc, o que fuera del 1º de mayo, con su colegas del otro pilar sindical,no se les vea defendiendo a los trabajadores en las calles son solo retazos sin importancia en un sindicato que exclusivamente se mantiene con las cuotas de sus “afiliados”.
    !!Dime quien alimenta tu pesebre ecónomico y sabré quien manda.!!

  5. Pero vaya, que corrupción sindical, no sólo en ugeté (que ya es veterana en esto -véase aquello de la cooperativa de viviendas, en la que metió mano hasta el conserje). Las comisiones peperas son la mafia de Corleone. Comprados desde mucho antes de que fuera evidente por las tarjetas black, son la mayor esperanza blanca de la mayoría de los empresarios. Y no se esfuerzan en ocultarlo.
    En alguna de sus sedes, muestran orgullosos el cartel de la película “Los Intocables de Elliot Ness”. Y uno de sus dirigentes provinciales me comentaba, embriagado de gozo, las excelencias de su serie delictiva favorita: El Padrino.

Responder a Mekong Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí