“Los concejales de Unidas por Llangréu no venimos al Ayuntamiento a estar sentados”

Pablo Álvarez y Rosa Prieto son los nuevos portavoces de la coalición entre IU y Podemos, que aspira a ser alternativa de gobierno en 2023.

Recomendados

Andrea Núñez
Andrea Núñez
Es periodista.

A principios de agosto Jesús Sánchez, portavoz del grupo municipal Unidas por Llangréu y exalcalde del concejo, presentaba su dimisión en la sede de Izquierda Unida, en Sama. Las distintas organizaciones de la coalición de Unidas por Llangréu, formada por Podemos Llangréu e Izquierda Unida, tomaban este mes la decisión de establecer una coportavocía entre Pablo Álvarez, de IU, y Rosa Prieto, de Podemos.

Pablo Álvarez proviene, como él mismo asegura, de una generación que “tuvo mucha suerte”. Una generación que vivió los años en los que en esta comarca había trabajo y su padre y su madre trabajaban por lo que él vivía en una “burbuja” durante su época de estudiante. “Nunca me faltó de nada”, asegura. En su casa siempre estuvo presente la política ya que su padre militaba en un sindicato y pertenecía a un comité de empresa, pero lo veía como algo lejano. Fue entonces, al entrar en el mundo laboral, cuando empezó a valorar la política y el sindicalismo como “una opción de mejorar las condiciones de vida que tenía como obrero y como ciudadano. Llego a la política así, porque lo veo como un instrumento para mejorar mis condiciones de vida y las de mi pueblo”.

En cambio, los inicios de Rosa Prieto son otros: “Yo pertenezco a esa generación que dice Pablo en la que tenía trabajo todo el mundo. Yo viví en esa otra parte. Toda la vida hice política social, no hice política de militancia. En asociaciones culturales, diferentes grupos y siempre en la parte izquierda que era la que componía las asociaciones en aquel momento, pero nunca quise formar parte de ningún partido político porque pensaba que se hacía más en la calle que en las instituciones”, declara Prieto. Fue entonces en el 15M cuando formó parte de la acampada que se hizo en Langreo y, a partir de ahí, empezó a ver que se estaba creando, en palabras de Prieto, “algo guapo con la gente joven que, por fin se estaban movilizando y dejaron de pensar que ya no había nada que hacer y estaba todo resuelto por esa generación de padres y madres que los mantenían en una burbuja. Así que yo me uní a ellos”. A partir de ahí, aquí en Langreo empezó a trabajar con el partido, decidieron primero que fuese la secretaria general y la portavoz después y, como asegura Prieto, “uno fue llevando a otro y aquí estamos, intentado hacer lo que podemos y con intención y gana, que es sobre todo lo que se necesita en política”.

¿Cómo hacéis frente a la decisión de dimisión de Jesús Sánchez?

Pablo Álvarez: Intentamos encauzar la decisión pero ya la había tomado. Totalmente respetable pero para nosotros fue un shock y después fue una semana/diez días en los que tuvimos que reestructurar todo y decidir cómo íbamos a gestionarlo.

Rosa Prieto: Respetamos su decisión. Nos empezamos a poner las pilas, estábamos muy cercanos a él entonces sabíamos cómo estaba todo, no era coger de repente algo que él llevaba por su cuenta. Era algo compartido. Sabíamos cómo estaba trabajando, llevábamos 3 años trabajando con él codo a codo. Era continuar con la labor que él había empezado, es lo bueno de hacer trabajos compartidos (poder continuar), la labor no se para.

Pablo Álvarez y Rosa Prieto. Foto: David Aguilar Sánchez

Sánchez aseguraba en su despedida que la acusación de delito de injurias, de la que salió absuelto, era la última “gota” en algo que siempre entendió como un fracaso.

P.A: Jesús lo que hizo, como parte de la oposición (una de sus funciones es el control y vigilancia del equipo de gobierno) fue pedir que se investigara la situación, con unos informes y se abriera un expediente para tomar decisiones pero vimos que no había voluntad política de hacerlo, entonces salió públicamente diciendo que esa falta de interés aparente que había se debía a que se trataba del presidente de la junta de personal y empezó así un proceso judicial. Aquí hay un trasfondo: la red clientelar que existe en el ayuntamiento. Dentro de esa red, una de sus funciones es desgastarnos a nosotros porque tenemos 8 concejales y estamos casi en igualdad de condiciones, solo uno menos que ellos. Esa red clientelar lo que buscó desde el principio de la legislatura fue un desgaste y, lógicamente, a quien más intentas hacerlo es a la cara más visible que es el portavoz.

“nos ocultan información, no hay transparencia, están condenados por vulnerar nuestros derechos a la información como cargos públicos”

Se junta con todo lo que llevamos viviendo los últimos 4 años, un desgaste brutal, nos ocultan información, no hay transparencia, están condenados por vulnerar nuestros derechos a la información como cargos públicos, la alcaldesa mintió reiteradamente en el pleno… Todo eso, aunque desde fuera pueda parecer una tontería, visto desde dentro lo que se está haciendo es devaluar la democracia porque si un representante político encima no tiene palabra y miente, lo que hace es degradar la democracia hasta un nivel asqueante.

Todo eso se fue sumando junto a muchos años de desgaste en la política. Si de verdad tienes vocación y ganas, tienes mucho desgaste porque te quita tiempo, te da preocupaciones y te desgasta.

Ahora vosotros asumís esa portavocía. En este caso, Pablo Álvarez es la cara más visible. ¿Cómo hacéis frente a esta situación?

P.A: Los portavoces de los grupos políticos son la cara visible, por eso tienen más desgaste. Nosotros antes no lo teníamos aunque éramos plenamente conocedores de ello porque trabajábamos en equipo. Si te gusta la política, tienes que asumirlo.

Foto: David Aguilar Sánchez

R.P: En ningún momento te planteas que nos vayamos a desgastar también, seguimos la misma línea porque no pensamos que sea una línea errónea. La línea es la acertada. Sin desprestigiar la labor de otros políticos, nuestro grupo, los 8 concejales que componemos el grupo, no somos gente que vinimos al ayuntamiento a estar sentados en una mesa a esperar “a ver qué pasa” y asistir a las reuniones que nos citen. Nosotros estamos haciendo política en la calle, visitando asociaciones, visitando a la gente que nos llama. A veces parece que somos más equipo de gobierno que oposición. Al tener solo un concejal menos, los vecinos te ven como una alternativa al gobierno y te vienen a visitar como esa alternativa. Para nosotros eso es muy importante.

Las elecciones son en mayo de 2023. ¿Qué proyectos tenéis como grupo municipal?

P.A: De cara a la institución, desde el grupo municipal, nuestro proyecto es seguir la misma labor que estábamos haciendo hasta ahora, que es la vigilancia, el control y la atención a los vecinos y vecinas de Langreo. Día a día estamos pendientes de la calle, de la actualidad, de los problemas…

A nivel de partido, de coalición, nuestro proyecto, con el conocimiento de la institución; de las trabas burocráticas y del territorio, es seguir buscando mejoras para el municipio en todos los niveles: nivel social, infraestructuras, servicios públicos, vivienda… Toda esa proyección que vemos con la problemática siendo conocida y la capacidad de análisis que tenemos, a corto plazo lo que vamos a hacer es llevarlo de cara a la campaña. Una campaña que vamos a basar en la propuesta. Las elecciones ya están ahí porque en política el tiempo pasa muy rápido y la perspectiva es seguir yendo juntos, trabajando juntos.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí