Seremos millones

En el Cine Felgueroso de Langreo se presentó el preestreno de "Seremos Millones, Bolivia, Evo y la Fuerza de un Pueblo"

Recomendados

Javier Arjona
Javier Arjona
Minero jubilado y militante internacionalista.

Diego Briata, del Grupo Octubre, codirector (junto a Santiago Vivacqua), que también había participado junto a Tristán Bauer (actual ministro de cultura de Argentina) en El Camino de Santiago (Desaparición de Santiago Maldonado), estuvo en el Cine Felgueroso de Langreo presentando el preestreno de “Seremos Millones, Bolivia, Evo y la Fuerza de un Pueblo”.

Evo Morales dice en el documental que para ser revolucionario hay que ser antiimperialista.

Pero el relato del excelente trabajo de “Seremos Millones” tiene el episodio definitorio de la entrega de confianza inocente en la OEA y Almagro para el momento clave de las elecciones presidenciales cuestionadas en 2019. Es decir una trampa del imperialismo en directo. Y la justificación utilizada por los golpistas.
Dice Diego que quieren contar 500 años de historia boliviana. Tal vez no de para tanto, pero la raíz está en la resistencia indígena de los 530 años de colonización. Y resaltan, varias veces, los intentos y logros anti coloniales de los mandatos de Evo. Los recursos naturales, su nacionalización. El incremento en tres veces del ingreso percápita en el país.

El origen y la fuerza del film encaja en el regreso de Evo Morales a Bolivia, al día siguiente de que el MAS, con Lucho Arce y David Choquehuanca, volviera a ganar las elecciones.
«Un 11 de noviembre salí de Chimoré para salvar mi vida, y un 11 de noviembre volveré con vida a Chimoré».

Y volvió, en un recorrido terrestre de 1100 km, desde el altiplano al trópico, con un estimado de un millón de personas recibiéndole.

Y en medio mucha calle: los golpistas y fascistas y policías y militares haciendo de las suyas, los movimientos sociales respondiendo al golpe y a las acciones represivas: asesinados, ataúdes tirados en la calle, humillaciones públicas a alcaldesas y periodistas, resistencias.

La lección histórica e inusual de la recuperación de la democracia en Bolivia (en medio de la represión, de las masacres, de la pandemia utilizada por Añez para posponer varias veces las elecciones) en solo 11 meses.

Y canciones nada menos que de León Gieco y Mama Coca, complementan y redondean el documental apasionante y no apto para racistas y fascistas.

Ahora se va de festivales, al del Mar del Plata y otros. Pero el preestreno fue en Langreo este lunes, en vísperas del día mundial de la RESISTENCIA indígena del 12 de octubre, y al día siguiente de los 55 años del Che, que dejó en Bolivia sembrada semilla de rebelión, ¿qué se sincroniza y sincretiza con las rebeliones indígenas de Bartolina Sisa y Tupac Katari? Ojalá.

Jallalla la película, jallalla Bolivia, puxa las enseñanzas anticoloniales de todos los pueblos del Estado Plurinacional boliviano.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí