“Desde diciembre solo se ha trabajado en socavar a la otra parte de Podemos”

La pediatra Covadonga Tomé , candidata del sector crítico en las primarias del partido, considera necesaria una alternativa común frente a un Barbón derechizado.

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y dirige el Centro de Interpretación del Cine en Asturias. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y el diario digital migijon. Colabora en la Cadena Ser. Su último libro, junto a Rubén Paniceres, se titula "Ceniza a las cenizas. David Bowie y la revolución visual de la cultura pop" (Ed. Rema y vive).

Covadonga Tomé, pediatra en el Hospital de Arriondas, es la cabeza de lista a las primarias que se están celebrando en Podemos Asturies, en un contexto en el que la organización está rota y dividida. Tomé lanza su candidatura con el ruido de fondo orgánico de expulsiones, sanciones, acusaciones duras por ambas partes y una guerra de cuchillos constantes entre supervivientes de sendas candidaturas.

¿Qué le empuja a presentarse a estas primarias?

Responderé con una frase de Odón Elorza que me gusta mucho: “hay batallas políticas que, aunque parezcan suicidas, hay que darlas”. Lo trágico no sería perder unas primarias, sino perder unos ideales y la dignidad. Yo entiendo Podemos como la herramienta que hace unos años unió a un montón de gente con la intención de cambiar las cosas, de hacer de otra manera la política, de conseguir que las personas como yo, las trabajadoras y los trabajadores, pudieran llegar a las instituciones, para llevar sus problemas y encontrarles soluciones. Yo creo que con la actual dirección de Podemos en Asturias y con su espíritu, esa vocación se está perdiendo y mi intención fundamental es recuperarlo, para poder abrir puertas y ventanas y conseguir que todo el que quiera incorporarse se incorpore, que se puedan tejer alianzas con todos los actores que haga falta para poder construir ese espacio político a la izquierda de Barbón que tanta falta hace para que en Asturias cambien las cosas.

Desde la otra candidatura les acusan a los afines al ex secretario Daniel Ripa de no haber acatado el resultado de las anteriores primarias

Es la actual dirección la que no acató los resultados de las anteriores primarias. La candidatura por la que me presenté al Consejo Ciudadano obtuvo más votos y ninguno de nosotros estamos en el consejo dirección. Les pido que respeten los 1.500 votos que consiguieron Andrés Ron o Laura Tuero. El discurso de la otra candidatura diciendo nosotras somos Podemos y los otros no me desagrada profundamente. Si Podemos no somos todas no vamos a llegar fuertes a las elecciones de 2023.

¿Están preparando con Somos Asturies otra plataforma para presentarse a las elecciones?

El escenario político debería ser de apertura de alianzas políticas para reorganizar un espacio de izquierdas alternativo a un Barbón cada vez más a la derecha. Podemos Asturies debería ser un actor central en esa alianza. Si me presento a las primarias de esta organización es porque así lo creo.

“El problema con las listas de espera ya existía antes de la pandemia”

Como pediatra del Hospital de Arriondas, me gustaría saber su diagnóstico del estado del sistema sanitario público asturiano.

Hay una cuestión en este tema que no podemos obviar y no nos debemos engañar. El problema con las listas de espera ya existía antes de la pandemia. Son muy anteriores y empeoraron con la pandemia. La lista de espera 0 no es un objetivo alcanzable, pero una reducción considerable sí lo es, si se gestiona la sanidad de otra manera. Hay que comenzar por una gestión eficiente de los recursos humanos. Tenemos grandes profesionales que en estos momentos tienen unas condiciones laborales que les obliga a buscar trabajo en otras comunidades autónomas porque aquí no están siendo adecuadamente atendidos por la Administración Pública. Por otra parte, hay una desorganización absoluta de los recursos técnicos y humanos y de las infraestructuras que alcanza el estado de crónico. Y precisamente por eso, Fresenius, la multinacional que está detrás del Grupo Quirón, ha visto por vez primera que en Asturias es posible hacer negocio con la salud de los asturianos, y lo ha visto como no lo había visto antes. Ha encontrado cuota de mercado porque los asturianos no están bien atendidos por el sistema público. El que pueda, se costeará los servicios de la sanidad privada y el Grupo Quirón sabe anticipadamente que el Sistema Público negociará conciertos con ellos, para llevarse una parte de esas listas de espera que están en una bolsa inmensa a la que son incapaces de reducir con sus famosos planes de atención que, realmente, no sirven para nada, salvo para gastar dinero de forma ineficaz.

Covadonga Tomé. Foto: David Aguilar Sánchez

En el supuesto de que ganara estas primarias, tengo la impresión de que se hace imprescindible para la formación la reunión con la dirección política para definir un marco político de trabajo y de agenda para los próximos cuatro años. ¿Por dónde lo querría usted orientar?

Coyunturalmente, y aunque pudiera parecer demagógico, se debe priorizar el bienestar de los asturianos y sus familias. Es una cuestión que depende de muchas patas: unos buenos servicios públicos que, evidentemente, se está pidiendo a gritos que se invierta más en ellos. En sanidad, en dependencia y educación. Otra de esas patas es el trabajo serio y con ganas, la mejora de los contratos de nuestros jóvenes, la reducción de su precariedad. El trabajo femenino también es cada vez más precario. Acaba de publicarse el informe AROPE y tenemos familias acercándose peligrosamente a la pobreza que no nos podemos permitir. Somos una sociedad mucho más solidaria y para conseguir todo eso es imprescindible establecer diálogos con la dirección de Podemos y con otros actores de la sociedad civil: los partidos, los sindicatos. Para conseguir realmente una plataforma, una base, un espacio desde el que poder tomar decisiones y disponer de una verdadera influencia.

Casi suena como un anticipo al proyecto de Yolanda Díaz. ¿Cree que Sumar es posible desde una vertiente autonómica en Asturias?

Debemos recuperar Podemos como herramienta y poder participar en ese nuevo horizonte político que a mí me resulta muy interesante. Cuando Yolanda Díaz estuvo aquí hace tres semanas la escuchamos y nos encantó su discurso y su manera de plantear la política y el futuro. Nuestro deber es recuperar Podemos pero no para permanecer en unos cuantos puestos institucionales y cerrarnos, sino para tejer y establecer un diálogo. Aquí estamos con nuestra capacidad y potenciales votantes para sumar.

¿No se identifica con las reticencias que desde la dirección de Podemos siempre se ha planteado a Sumar?

Desde luego que no. En Madrid harán lo que consideren oportuno. Nosotros, si ganamos las primarias, no nos pondremos al servicio de ninguna otra organización, sino para participar e incorporarnos a ese espacio político más amplio que será el futuro.

Si gana las primarias, supongo que lo primera que hará será reunirse con Sofía Castañón para analizar este asunto.

Si gano las primarias, lo primero que voy a hacer es abrir las puertas para reunirme con todo el mundo y sentarme a hablar con Sofía Castañón. Me parece fundamental vivir, no sólo de discursos, sino pasando las horas que haga falta para alcanzar acuerdos.

Significa eso que se ve lanzando una candidatura autonómica bajo el paraguas de SUMAR con IU?

De momento, el horizonte inmediato es el de ganar esas primarias.

Hace unos meses Barbón regresaba de Madrid desalentado por la escasa ejecución de las inversiones del Estado. Cuatro meses después se presentaba ante los medios satisfecho con las inversiones previstas en el próximo PGE. ¿El diálogo de sordos entre los gobiernos del PSOE, es el mismo diálogo de sordos entre las direcciones de Podemos?

La situación no es la misma. El gobierno de la nación está integrado por dos socios de gobierno; PSOE y Podemos. En Asturias hay un gobierno exclusivamente socialista. Por lo tanto, en las direcciones de Podemos, el dialogo no puede ser el mismo, aunque Podemos gobierne también en España. Por otra parte, aunque de puertas hacia afuera pueda parecer que no, el dialogo entre los dirigentes de Podemos de Asturias y de Podemos en Madrid es óptimo. Sospecho que el diálogo entre Adrián Barbón y Pedro Sánchez es de cara a la galería porque después no se refleja en los presupuestos. El nivel de ejecución de los PGE de 2022 es lamentable. No sé si el problema es Madrid, si es Barbón, si es Pedro Sánchez, pero sí sé quiénes son los perjudicados: los asturianos que seguimos pagando el peaje del Huerna, una red de cercanías lamentable, una serie de problemas en las carreteras del suroccidente graves. Estas cuestiones de las que llevo oyendo hablar y no se terminan de solucionar por esa falta de diálogo verdadero, eficaz, entre el PSOE de Barbón y el PSOE de Sánchez.

¿Reconoce una agenda política en la dirección política asturiana de Podemos?

Tengo muy claro que desde que hubo primarias para la dirección política de Asturias, no se hizo nada de lo que se dijo que se iba a hacer. No se ha avanzado en tejer lazos de cordialidad con el resto de organizaciones. Se dijo que se iba mantener la firmeza con la aprobación de los Presupuestos del Principado. De las enmiendas a esas cuentas tampoco se avanzó nada. Se anunció que iba a ser firme frente a Barbón en una serie de cuestiones como las leyes LGTBI y no se hizo nada a ese respecto. Tengo la sensación de que hay un vacío inmenso desde hace 10 meses y no tengo muy claro que Sofía Castañón tenga una agenda con unos objetivos claros en los que poder trabajar. Desde diciembre y hasta hoy solo se ha trabajado en socavar a la otra parte de Podemos, expulsando a compañeras, criticando actuaciones, y en la práctica sin cambiar nada de aquello que iban a mejorar con respecto al anterior Secretario General.

¿No cree que Sofía Castañón y su dirección, como también le sucedió a Adrián Barbón, se quedó huérfana de agenda después de que fracasara la negociación del Estatuto?

Pues muy probablemente y me parece todavía más grave, si quiere, porque con ese único objetivo que se habían marcado, fracasaron estrepitosamente; la nueva dirección prometió que se dedicaría en cuerpo y alma a que esa reforma del Estatuto saliera adelante y el estatuto no era sólo importante por la cooficialidad de la llingua, también había otras cuestiones relevantes para la autonomía asturiana. No hicieron nada de esto. Recordará que propusieron una reforma fiscal sin consensuar con el resto del partido.

Covadonga Tomé. Foto. David Aguilar Sánchez

En relación a eso, ¿cree que existe alguna línea roja en la negociación del Estatuto? ¿Quizá debió iniciarse esa negociación desde parámetros más institucionales de los que se pusieron en la práctica? Es consciente de que, probablemente, el Estatuto vuelva a estar en el horizonte de las formaciones políticas en la próxima legislatura.

Siempre hay líneas rojas. Podemos decir que no las hay, pero no es verdad. Cuando se tienen unas ideas firmes, decir que no hay ninguna línea roja es una falacia. Esas líneas rojas no son cuestiones menores, no son detallitos, son asuntos importantes de fondo y peso. Efectivamente, se volverá a abrir el melón del Estatuto porque así tiene que ser. Antes de las primarias de diciembre, con Ripa como secretario, enviamos una serie de propuestas que entendíamos muy razonables y que todavía se pueden mantener. No solo sobre la llingua, también sobre las competencias en el transporte ferroviario de cercanías. Competencias que, si pudiéramos gestionar desde la autonomía, se haría de una forma más eficaz.

Adrián Pumares resultó eficaz con la presentación de una reforma fiscal que IU estaba dispuesto a repensar y Podemos también.

Estará de acuerdo que no se deben mezclar churras con merinas. No se trata de ser más inteligentes sino de ser más generosos. El Estatuto es una cuestión prioritaria, importante, una cuestión con la que todos los partidos deberíamos sentarnos y con todas las cartas destapadas encima de la mesa, con unos objetivos claros y con capacidad y ganas de sacar adelante este tema, sin cambiar cromos. Pumares sacó una propuesta fiscal que nada tenía que ver con el Estatuto y gestionó muy bien para bloquear la reforma estatutaria.

Actualidad

5 COMENTARIOS

  1. ? Sé va respetar esta vez lo qué votamos los Inscritos de PODEMOS Asturias, respetando el resultado qué obtienen cada Candidata cada Candidato para la lista de la candidatura de PODEMOS Asturias a las elecciones autonómicas de Asturias de domingo 28 de mayo de 3023, cumpliendo los documentos Políticos Organizativos, Feminismo, aprobados en la IV Asamblea Ciudadana de PODEMOS Estatal?.

    • Sobran dos tildes en dos “que” y una tilde en un “se”.
      ¿28 de mayo de 3023?
      El signo de interrogación inicial está al revés. El punto final después del signo de interrogación de cierre, sobra.

  2. Hay que dai visibilidá a Covadonga, dempués del repaso que-y dió Alba. Paezme que Nortes quier convertise nuno más de los destrutores de la manzorba transversal Asturiana.
    Salud

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí