Alertan de un acuerdo entre el SIPLA y el Bipartito para pagar 2 millones de euros más a la Policía Local de Oviedo

Los sindicatos con representación en la mesa de negociación del Ayuntamiento tachan el movimiento de "ilegalidad y complot"

Recomendados

Andrés Illescas
Andrés Illescas
Es periodista.

El sindicato policial SIPLA y el Ayuntamiento de Oviedo habrían acordado y tratado de aprobar furtivamente un incremento en los salarios de la plantilla de la Policía Local de dos millones de euros anuales. Así lo revela el sindicato CSIF, una de las organizaciones de la órbita municipal descontentas por lo que entienden es “una ilegalidad y un complot”.

El SIPLA se manifestó en la previa de los Premios Princesa de Asturias solicitando una serie de mejoras salariales. El resultado, según apuntan fuentes de los otros sindicatos, es que se produjeran “reuniones entre representantes del gobierno local, incluyendo a los ediles Mario Arias y José Ramón Prado y al director de Seguridad Ciudadana, Javier Lozano. En ellas, el SIPLA solicitó “un incremento de cuatro puntos en el complemento de destino y una bolsa de trabajo de servicios mínimos de 120 horas, que está por encima de lo legal y que reportaría 500 euros al mes a los agentes del nivel más bajo, incrementándose en los mandos”, explica el CSIF.

Esto supondría, según los cálculos de los sindicatos incrementar los salarios de la plantilla “en dos millones de euros anuales”.

El malestar entre las formaciones sindicales se incrementó cuando el SIPLA “trató de llevar de urgencia la aprobación de estos puntos a la mesa de funcionarios, donde no se deben tratar asuntos económicos”. El motivo por el que optaron por esta fórmula, según CSIF, es que “el SIPLA no tiene representación en la mesa de negociación donde se debería tratar esto”.

Para evitar que el acuerdo se consumara, CSIF, UGT, CCOO y STAO decidieron no acudir a la mesa de funcionarios, cuyo reglamento exige la presencia de un mínimo de representantes de los sindicatos. Consideran estas organizaciones que lo que se pretendía era consumar “un delito” y evitaron con su ausencia la aprobación de los incrementos salariales.

Tras esta maniobra el SIPLA no dudó en calificar de “traición” el movimiento del resto de sindicatos y la pretensión que mantienen es volver a llevar a la mesa de funcionarios la propuesta, aunque ya se ha esfumado la opción de aprobar las nuevas remuneraciones antes de que el pleno diera luz verde a los presupuestos para 2023. El resto de formaciones no están de acuerdo con lo que consideran un “acuerdo ilegal entre el gobierno local y el SIPLA”: “La forma que tendrían de aprobarlo es que el propio gobierno lo lleve a la mesa de negociación como propuesta suya, pero no creo que se atrevan, sería muy obsceno”, apuntan desde CSIF.

La mayoría de representantes sindicales entiende que la bolsa de horas de servicios mínimos y esa subida de nivel acabarían compaginándose “con las mismas horas extras que se cobran ahora” y que realmente “no se traducirían en trabajo efectivo”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí