María Amor Álvarez cede el testigo a Adrián Gayo en la alcaldía de Teverga

La alcaldesa abandona el cargo tras ocho años que han consolidado a IU como partido de referencia en la política local de este concejo asturiano.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

IU mantendrá la alcaldía de Teverga. A pesar de las negociaciones entre PP y PSOE que hicieron peligrar la continuidad de la coalición en el gobierno, finalmente lista más votada gobernará en minoría en este concejo de la montaña central asturiana. Adrián Gayo ha tomado este sábado el relevo de María Amor Álvarez Ardura al frente del ayuntamiento tevergano. De este modo IU consolida su presencia en el gobierno local, ininterrumpida desde 2015, cuando Álvarez desbancó al PSOE gracias a un pacto con el PP que le brindó entonces sus votos para ser alcaldesa.

Hija del primer alcalde de la restauración democrática, Ramón Álvarez, del PCE, María Amor Álvarez llegó a la alcaldía tras licenciarse en geografía y trabajar durante años como bibliotecaria. Se encontró un ayuntamiento atado de pies y manos por la deuda de casi un millón de euros que heredó del anterior gobierno socialista, mucha de ella procedente del fiasco de la Cooperativa Teverga Forestal, y dedicó su primer mandato a liquidar los pufos dejados por su predecesor, al que llegó a demandar por su responsabilidad en la ruina de las arcas públicas. Tras un largo proceso el ex alcalde Belarmino Fernández y un funcionario municipal fueron condenados en 2022 por prevaricación y tuvieron que indemnizar al Ayuntamiento con 116.000 euros.

Escaladores en Teverga. Foto: Toño Huerta

María Amor considera que su posterior mayoría absoluta, en 2019, fue la recompensa a “la demostración de que las cosas se podían hacer de otra manera”. La ya ex alcaldesa se siente orgullosa de haber democratizado los alcaldes pedáneos, de las obras en los pueblos o de la construcción de un gimnasio, un equipamiento básico del que carecía este concejo de apenas 1.600 habitantes. Logros modestos pero que han llevado “muchas vueltas y muchas peleas con la burocracia”, en especial con un gobierno del Principado que considera no se ha portado bien con su concejo.

Puerto de san Lorenzo, Teverga. Foto: Toño Huerta.

Álvarez considera que no hay soluciones mágicas a los problemas y que el trabajo de un cargo público requiere “una dedicación plena” y mucha disposición a escuchar y a trabajar. “Tener siempre las puertas abiertas para los vecinos”, pero al mismo tiempo, “no prometer cosas que no se pueden cumplir”, son los consejos que da a su sucesor, el también licenciado en geografía Adrián Gayo, que regenta un supermercado en la zona.

María Amor Fernández en el Pozu San Jerónimo de Teverga. Foto: Alisa Guerrero

Para un ayuntamiento pequeño y con pocos recursos las subvenciones son vitales y por eso se encuentra orgullosa de que su equipo lograra 1.950.000 euros para financiar el Plan de Turismo Sostenible de los Fondos Europeos “Next Generation”. El objetivo es seguir potenciando Teverga como destino de naturaleza, cultura y gastronomía durante todo el año, y supondrá intervenciones para mejorar la accesibilidad ciclista y peatonal, equipamientos para una zona de autocaravanas, la recuperación del Pozu San Jerónimo, mejoras en la Senda del Oso o un centro de interpretación de la colegiata. Los planes se irán ejecutando en los próximos años, y aunque se planteó seguir un mandato más, la pasada primavera optó por no repetir para descansar, estar con la familia y “volver a tener vacaciones”. El primer objetivo, “hacer varios viajes”, más adelante, quizá retomar una tesis doctoral inacabada en la facultad de Geografía de la Universidad de Oviedo.

Álvarez se retira de la política pero seguirá vinculada a un concejo que considera lleno de posibilidades, entre ellas su entorno natural, pero a sólo 45 minutos de Oviedo/Uviéu. A los políticos nacionales y autonómicos les pone deberes: “Que se deje de hablar de la España vaciada y arreglen la carretera o la conexión a internet. Sin unas buenas comunicaciones no hay futuro”.

Actualidad