Galería: así fue la Folixa de NORTES y Taberna Narciso

El digital asturiano celebró tres años de periodismo en alianza con el histórico local de la montaña central asturiano.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

“Yo estuve en la primera folixa“, comentaba este sábado de madrugada una socia de NORTES, dando a entender que habrá muchas más. Lo hacía bailando y copa en mano, mientras Dj La Perla, con su sonrisa perpetua, ponía a sus pies al público la Taberna Narciso al ritmo de su remezcla de ‘El Tiburón’ de Proyecto Uno y ‘Blue Monday’ de New Order.

El estreno de la fiesta conjunta de NORTES y la Taberna Narciso dejó buen sabor de boca y mucho cansancio, sobre todo en el equipo del histórico local tevergano, a cuyo equipo –Jose, Adri, Miriam y María– estamos eternamente agradecidos por su trabajo, atención y paciencia.

La jornada, que congregó a unas 200 personas, arrancó al mediodía con los cuentos para grandes y pequeños del escritor y narrador oral David Acera, que este fin de semana se despidió en Teberga de su público asturiano antes de partir rumbo a su gira americana que le llevará por Chile, Argentina, Uruguay, Panamá y Venezuela.

David Acera contando cuentos sin censura. Foto: Luis Sevilla

Mientras Acera contaba cuentos sin censuras, los maestros arroceros Carlos Vidania y Noel Fernández, cocinaban una paella de pollo y verduras que se quedó corta para dar de comer al alto número de asistentes que asistió desde primera hora a la jornada de confraternización y jolgorio. Los escasos afortunados que pudieron catarla hablaron de un arroz suculento, de sabor y textura deliciosos. La próxima vez mejoraremos en materia de proporciones y cantidades. Prometido.

Carlos Vidania en pleno proceso creativo. Foto: Luis Sevilla

El arroz se quedó corto, pero el tiempo, que amagó con obligar a suspender el concierto de Akin and The Afrobeat Brothers, finalmente respetó el concierto de la banda liderada por el artista astur-nigeriano Samuel Akinola, que desgranó todo su repertorio al aire libre, bajo las monumentales paredes calizas de la montaña central asturiana.

Foto: Luis Sevilla

Un público de todas las edades y procedencias se rindió a los ritmos africanos, jazz, latinos y funks del combo, que hizo cantar y bailar a los asistentes desde el minuto uno, y en cuyo repertorio no faltaron clásicos como el inmortal, hipnótico y combativo ‘Zombie’ que el maestro Fela Kuti dedicó a la dictadura militar que gobernó la Nigeria de finales de los años 70.

Akin and the Afrobeat Brothers. Foto: Luis Sevilla
Foto: Luis Sevilla

Tras una larga sobremesa amenizada por Dj Vacaloria y Dj Beaal, y en la que algunos aprovecharon para darse un chapuzón en las refrescantes aguas del río Teberga, llegó el turno de las gijonesas Viuda. La banda del sello Humo volvió a demostrar que es uno de los valores emergentes del underground asturiano y uno de los proyectos que más curiosidad y capacidad de convocatoria despiertan en nuestra escena alternativa. Sonaron rotundas y poderosas, y supusieron todo un descubrimiento para quienes no las conocían.

Foto: Tania González
‘Viuda’. Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González
Foto: Tania González

Con la noche la folixa se trasladó al interior de Narciso hasta bien entrada la madrugada, momento en el que desde la taberna nos rogaron que nos fuéramos con la música a otra parte, como así hicimos.

Tras tres años de andadura digital, la comunidad lectora de NORTES se merecía un buen fiestón para celebrar que seguimos vivos y coleando. Prometemos no será la última folixa que celebremos. Manténgase atentos y atentas a sus pantallas, y sobre todo apoyen en la medida de sus posibilidades económicas el medio asociándose. Que el ritmo no pare. Y el periodismo tampoco.

Actualidad