“Manual de Romería”: una guía de escucha

Esta romería que tiene arabescos, sintetizadores ochenteros de feria, letra irónica y lasciva, e incluso guiño a la del paisano Víctor Manuel.

Recomendados

Carlos Barral
Carlos Barral
Es promotor musical en el Cohete Internacional, escritor y mánager de Rodrigo Cuevas..

1. BYPA ft A Filetta. (4.05)

2. ROMERÍA (3.29)

3. VALSE (3.10)

4. En el alto de la sierra. Sejas de Aliste (1.15)

5. ALLÁ ARRIBITA (3.22)

6. DIME, RAMO VERDE (3.18)

7. Ronda de los Carros. Robledo de Sanabria (3.08)

8. CÓMO YE!? (3.20)

9. YO NUN SOI MARINERU (3.18)

10. Titos. Casares d´Arbas (1.31)

11. CASARES (4.00)

12. MÁS ANIMAL ft iLe (2.57)

13. MATINADA (Resaca) (3.31)

14. A Covadonga marcho mañana (1.49)

No se presentaba fácil la apuesta para afrontar el nuevo disco, tercero en su trayectoria, porque Manual de Cortejo, el 2º álbum de Rodrigo Cuevas, es ya una obra icónica para el folclore contemporáneo.

Cuando Rodrigo escribió una de sus últimas cartas a los reyes magos, bendita la ambición de soñar, se pidió que el productor de su tercer disco de estudio fuese Eduardo Cabra. Y en menos de lo que canta el urogallo, había una video conferencia con el ex Visitante de Calle 13. ¡Ay!

Como Eduardo Cabra aceptó enamorarse, Rodrigo Cuevas comenzó a desplegar el abanico de sus encantos de artista y, así, comenzaron las chispas a saltar, los planetas a chocar, las flores a brotar, las mareas a crecer, las lunas a asomar, los sexos a pedir candela.

Rodrigo se descubre en este Manual de Romería como un creador que ha madurado a lo largo de estos años de trabajo duro, recorriendo la carretera y desentrañando los misterios de la profesión de músico.

Crecimiento personal sumado a crecimiento profesional redundan en una impronta para la composición que es una de las novedades capitales que se aportan con mayor enjundia en este elepé: varios de los temas del álbum son composiciones propias en letra y música, otras sólo música, algunas con partes tradicionales y propias, otras tradicionales aunque con arreglos propios, adaptaciones.

¿Nos encontramos ante un disco de consagración? Probablemente. Lo que no cabe duda es que nos hallamos antes un trabajo soberbio, exuberante, vindicativo, e incluso pendenciero.

Un álbum para la celebración, para el disfrute, para la dulzura, para el devenir de la belleza, para la memoria, para el deseo, para compartir de Romería y en las liturgias del hedonismo pero, también, para honrar a figuras de la tradición, algunos recuerdos tristes, un paisanaje que se nos va, un paisaje sublime e inspirador, una llamada a la diáspora moza… Porque si piso tierra puro, andando estoy un mundo abierto para los caminantes.

Erigido básicamente a cuatro manos entre productor y artista, con la concurrencia de unos pocos, aunque ilustres, invitados, caso de Guille Galván de Vetusta Morla participando en la elaboración y revisión de algunas de las letras, en las voces la puertorriqueña ILE, los corsos de A FILETTA, la soprano asturiana Beatriz Díaz, la cantante de canción asturiana Mari Luz Cristóbal Caunedo, así como con la intervención de unos cuantos y excelentes músicos de confianza de Eduardo Cabra caso de Bayoán Ríos, Sebas Otero y Luis Changá Otero

Manual de Romería es un disco impecable de cumbres, incandescente de aves que vuelan libertarias, un elepé excelso que nos explotará en las manos, en los oídos y en el corazón: asturiano hasta la médula y universal hasta que el mundo se nos apague.

Manual de Romería, con apenas una selección de colores, alumbra las sombras y pintarrajea los pliegues. Un álbum que absorbe y difunde, que construye y renombra, un mapa que cartografía en 10 canciones y 4 grabaciones de campo a modo de interludios, los sentimientos, las vivencias, los anhelos y desvelos de un artista que se revela y se rebela.

Para ello, pocos compañeros de viaje más extraordinarios que un Eduardo Cabra que tiene en La Casa del Sombrero un festín de conejos, una antología de recursos para edificar y para acompasar ambas orillas del atlántico en un hábitat extraordinariamente sensual, bello, extrovertido, profundo, lírico, plagado de eclipses y de capas de emoción, de auroras caribeñas, de perfumes cantábricos en su primera producción para un artista español.

1.BYPA

A menudo se olvida lo más importante, lo nuclear, lo bien que canta Rodrigo Cuevas. Siempre afinado, gozando de un timbre ponderado y de una capacidad para mover los cimientos de la sangre, para conmover.

Luego están las tesituras, los colores, los graves, los agudos y su proverbial capacidad para la contención, algo que vale su peso en oro.

En esta pieza popular que abre el álbum, BYPA, acrónimo de Baxando yo pela aldea, sin acompañamiento instrumental, Rodrigo Cuevas invita al grupo vocal corso A Filetta para acompañarle mediante unas armonías que abren las carnes.

Idioma cantarín el asturiano, se hace vehicular aquí como antoxana temática e ideológica para ilustrar el magisterio musical de los páxaros.

2.ROMERÍA

Esta Romería que tiene arabescos, sintetizadores ochenteros de feria, letra irónica y lasciva, e incluso guiño a la del paisano Víctor Manuel, arranca percutiendo rítmicamente el motor de la moto sierra junto a las panderetas hasta que, progresando en una construcción sugerentemente exótica, se desparrama en una catártica grosería sónica no exenta de brujería… ¡Maravilla!

3.VALSE

Cadenciosa, delicada y ácrata, con un estribillo para toda la parroquia que se admira desde la cima de la montaña: dararí

Ya los labios entonan versos contra la voracidad del ladrillo pero a favor de las cosas importantes que se dan por supuestas en el lugar donde transcurre la historia, que es en esta composición de transiciones sorpresa, remontes sensuales y giros de guion como lumbre crepitante en la noche estrellada y con luna llena.

4.En el alto de la sierra

Hermosa la voz de Josefa Diebra en este interludio entonando, tan afinada, y transmitiendo, con tanta emoción, bonitos versos pícaros.

5.ALLÁ ARRIBITA

Al menos dos razones para la vida y otras dos para enamorarse de esta composición que te reconecta con lo sencillo, con lo indispensable, con la paz del aire limpio, con el paisaje inspirador. 

Hallazgo, sorpresa y bendición, así es esta pieza que se hace con uno como milagro, que se queda prendada a uno como amiga de toda la vida desde que comienza con unos acordes de guitarra puro néctar.

¿Rodrigo Cuevas escribiendo e interpretando una canción de folclore bonita como el alba en la tradición de Atahualpa, de Mercedes Sosa o de Serrat? ¿Quién osará ponerle puertas al campo?

Un canto sutil y delicado que te procura felicidad instantánea y eterna a cambio de nada más que estar vivo.

¡Cierren los ojos, abran los pulmones y sientan la vida!

6.DIME, RAMO VERDE

Desde la primera nota la línea de bajo, las texturas, los loops, las percusiones y el enfoque interpretativo de Rodrigo te arrastran hacia un nuevo paisaje, nevado y crepuscular.

Confesional y expiatorio, nos hallamos ante uno de los cortes más ásperos y melancólicos del álbum en el que Rodrigo escupe, casi rapeando, versos dolidos que rememoran los rigores de la incomprensión, las heridas del desprecio, aunque con un aliento para la redención.

Una conversación con su yo adolescente que bien pudiera ser tomado como himno contra el acoso hacia el diferente por cuestiones de raza, sexo, religión, o lo que sea menester.

7.Ronda de los Carros

Edelio González, acompañado de algunas otras voces, nos sobrecoge desde Sanabria con su canto atávico, puro y hondo.

8.CÓMO YE?!

Pues ye adictiva.

Sean bienvenidas al euro disco del Infiestu, donde la romería entama de llunes, y sin fin, gracias al ritmo implacable, a los sintes retro, a las percusiones explosivas y a los versos deslenguados.

¿Recuerdas el mejor verano de tu vida? Apunta este y el que viene, y prepárate para la rave de prau al estilo Piloña.

Sabes que el verano asturiano es un estado de ánimo y una estación para morder los labios del amor: agua frío, mozos calientes, sidra que nun falte, y aguardiente.

¡Vayamos de Romería hasta cuando el sol regrese y los párpados se rindan felices ante el ocaso!

Y para rematar el desparrame, Cómo ye?! se ilustra con un lyric video estupendo, creado por un Sergio Llunik siempre iluminado y audaz.

9.YO NUN SOI MARINERU

Hermoso canto a la amistad, llamada a la enorme diáspora contemporánea para que, desde la mar salada y hasta el agua dulce y frío, retornen para construir, en comuna, este país.

En esta pieza Rodrigo Cuevas ft El Presi hace un homenaje a José González, una de las voces asturianas más universales y referente que rompió el tergal y cardó la lana desde el desprejuicio y el talento más embriagador allende nuestras fronteras triunfado tanto en España como en América.

Por si fuera poco, la concurrencia de la soprano Beatriz Díaz eleva con sus sutiles gorgoritos una atmósfera épica cuyo contrapunto aporta unos colores  que empastan divinamente con las voces de Rodrigo y del Presi: trío de ases.

La canción termina haciendo un guiño musical a la mítica Santa Bárbara Bendita, patrona de los mineros y melodía sentimental de la Asturies trabajadora.

10. Titos

Una de las tres partes de Casares son estos Titos que aquí, encantadoramente, interpreta Nieves Rodríguez.

11.CASARES

Tres cantares tradicionales (Jota, Titos, Agarrao) de pura poesía popular conforman esta pieza de cuatro minutos en un prodigio de producción que ha sido el segundo adelanto de Manual de Romería acompañado por un extraordinario vídeo dirigido por Nuberu Vagu.

De la sugerente primera parte preñada con destellos, llamaradas y cadencias se llega hasta Casares de las alturas, donde el agua corre por la pendiente de la montaña con una dulzura rítmica tan caliente que no apetece otra cosa sino beber hasta la saciedad; embriagado ya, enamorado de amor correspondido, comienza a fluir un espíritu que te envuelve en un trance imposible de dejar atrás; y ya para culminar, sin que te hagas a la idea del cómo, cabalgas al trote sobre capas de percusiones absolutamente hechizantes y delicadas, procreadoras y contemporáneas, fastuosas.

12.MÁS ANIMAL ft iLe

Sexual, adictivo, milagro de naturalidad, vacilón: así suena el primer single del tercer disco de Rodrigo Cuevas que cuenta con la participación de iLe a las voces, unas percusiones exuberantes y una melodía adherente.

Con esta canción que cuenta con letra y música propias, además de algunas partes tradicionales, lograron Eduardo y Rodrigo, sin darse importancia, la primera fusión de continentes; se trata del primer tema que grabaron juntos en San Juan de Puerto Rico allá por abril de 2022.

El vídeo clip de la pieza, rodado entre rosas, corsés y lodo, es un prodigio del artista Ricardo Villoria.

Así que, de aquellos lodos, estos bailes; de aquél choque entre galaxias, este polvo de estrellas; de aquella tracción animal, este ir cada poco al zapatero a renovar las suelas.

13.MATINADA (Resaca)

Tomen la primera gota de este veneno y no podrán escapar del laberinto sonoro adictivo, electrónico, oscuro, extremadamente cautivador, como un viaje lisérgico que te hiciera soñar con lo mejor de lo vivido y temer las consecuencias de haber rozado, olido, bebido y respirado por los contornos de la xorda, ese lugar en el que la Romería se expande turbiamente en un viaje inolvidable.

14.A Covadonga marcho mañana

Una de las voces más emblemáticas y característica de la asturianada es la que atesora la diva Mari Luz Cristóbal Caunedo, una joya de la tonada. En esta grabación que clausura el Manual de Romería está acompañada a la gaita asturiana por Llorián García.

Actualidad