La larga marcha al 0 a 3 gratuito

Podemos contempla desde el grupo mixto el triunfo en diferido de una de sus históricas banderas en Asturias.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

“Demagógica”. Así tildó en 2018 UGT la propuesta de Podemos Asturies de hacer gratuitas las escuelas infantiles de 0 a 3 años. No fue, por cierto, la única organización progresista que cargó con brocha gorda contra el partido morado, en aquel momento liderado por el tándem León-Ripa, por poner la gratuidad de la escuela infantil como condición para aprobar los presupuestos autonómicos. El PSOE de Javier Fernández se resistió con uñas y dientes a universalizar la gratuidad de un servicio público que sigue necesitando de una fuerte inyección económica para aliviar listas de espera y llegar a todas las familias. ¿Los motivos? En parte presupuestarios, pero en parte también ideológicos. Había otras prioridades en una agenda política que consideraba un asunto secundario el homologar las guarderías con la enseñanza primaria y secundaria, niveles educativos cuya gratuidad está fuera de toda duda, y en los que todos los niños y adolescentes tienen asegurada su plaza.

Todo lo sólido se desvanece en el aire. Viajamos en el tiempo, tan sólo cinco años más tarde, y nos encontramos a una FSA-PSOE sacando pecho por aprobar que las guarderías asturianas finalmente serán gratuitas en el curso 2024/2025. Aunque sea sólo por el 0 a 3 gratuito “merece la pena” aprobar estos presupuestos, llegó recientemente a afirmar Adrián Barbón, el presidente con el que Asturies estrenará una red autonómica de escuelas infantiles gratuitas: 822 plazas repartidas en 30 concejos.

Lo importante es llegar, pero resulta chocante que nuestros gobernantes se hayan resistido tanto a apostar por una medida de conciliación básica en una comunidad donde día sí y día también se nos sermonea sobre la crisis demográfica y la Asturias que no tiene hijos. Que comunidades gobernadas por las derechas se hayan anticipado a Asturias en hacer gratuita la educación infantil resulta cuando menos inquietante. Que el partido que más apostó por hacer gratuito el 0 a 3 contemple su éxito en diferido y desde la barrera del grupo mixto, resulta triste, pero ya sabemos, la política no es una actividad exenta de amargura.

Actualidad

1 COMENTARIO