Recuperar el tren Ruta de la Plata costaría 1.900 millones de euros y podría lograr financiación de la UE

Las plataformas ciudadanas de Asturies, Castilla y León, Extremadura y Andalucía reivindican los beneficios medioambientales de este medio.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Un estudio informativo elaborado a título particular por ingenieros ferroviarios remarca la viabilidad social y económica del tren Ruta de la Plata, entre Plasencia (Cáceres) y Astorga (León), y cifra en unos 1.900 millones de euros la ejecución de este proyecto.

Para ello, el proyecto precisa de su inmediata inclusión en la Red Básica Ampliada de líneas ferroviarias de la Unión Europea antes de 2040, lo que exige “una voluntad política unánime” por parte de la Administración central y de las comunidades autónomas implicadas.

Integrantes de las plataformas locales en defensa de este tren que conectó durante décadas el oeste peninsular, han presentado este martes cartas dirigidas a los líderes políticos de las comunidades por las que discurría el trazado: Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Asturies.

En el caso asturiano ecologistas y sindicatos integrados en la plataforma Asturies por el Clima han señalado la importancia del transporte ferroviario en un contexto de emergencia climática a la hora de reducir las emisiones de CO2, disminuyendo el tráfico de pasajeros y mercancías por carretera. “Si el tren siempre fue necesario, ahora es urgente para vertebrar el territorio y enfriar el planeta”, recuerdan en la carta dirigida al presidente Adrián Barbón, y presentada este martes en Presidencia de Gobierno.

Entrega de la carta.

Además de la unidad política y de las Administraciones implicadas a la hora de respaldar esta infraestructura ferroviaria, los colectivos han remarcado la necesidad de que todas las formaciones políticas incluyan este proyecto en sus programas electorales de cara a las próximas elecciones europeas.

El servicio, que conectaba Xixón con Huelva y Sevilla sin pasar por Madrid, fue suprimido en 1985 para el transporte de viajeros y once años después para el de mercancías.

Las primeras estimaciones económicas apuntan que el tramo entre Astorga y Salamanca, unos 200 kilómetros aproximadamente, tendría un coste de cinco millones de euros por kilómetro mientras que el trayecto entre Salamanca y Plasencia rondaría los 900 millones de euros en su conjunto. Sólo el tramo entre Puerto de Béjar y Salamanca precisaría de un trazado nuevo.

Actualidad