ArcelorMittal experimenta con el hidrógeno verde en plena incertidumbre sobre su futuro en Asturies

Las instalaciones de Xixón estrenan el GasLab, una planta donde probar el combustible procedente de la energía renovable.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo de Asturias, Borja Sánchez, ha insistido este jueves en que el Gobierno del Principado no contempla un escenario en el que la región “no conserve su siderurgia integral”.

Sánchez ha hecho estas declaraciones durante la presentación a los medios en las instalaciones de Arcelor Mittal en Xixón de la planta experimental de hidrógeno GasLab, proyecto gestionado por el consorcio público-privado Hydrogen Hub Asturias (H2Asturias), liderado por la multinacional siderúrgica, y en el que participan Idesa, Iturcemi, Magna Dea, H2Vector Energy Technologies, la Universidad de Oviedo, la Fundación Idonial y el Instituto Ciencia y Tecnología del Carbono (Incar-CSIC).

En este sentido, Borja Sánchez ha resaltado que las conversaciones y el contacto con el Gobierno de España son “constantes” en torno a la construcción de la planta de reducción directa del mineral de hierro (DRI), pieza clave del plan descarbonizador de ArcelorMittal en Xixón.

El Ejecutivo central ha otorgado una subvención de 450 millones de euros para este proyecto, pero la empresa de producción de acero aún no lo ha aprobado.

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo ha insistido en que el deseo del Gobierno regional pasa porque la multinacional “coja esta inversión” para acometer la construcción de la planta de DRI en Asturias. En esta línea, ha considerado que el Ejecutivo autonómico “ha hecho los deberes” a la hora de lograr que cristalice un equipamiento “estratégico” para la comunidad, “pero también para España”.

Visita a las instalaciones.

En el denominado GasLab se podrá probar el uso de hidrógeno renovable en la industria, y cuenta con un presupuesto total de 6,6 millones durante tres años, de los que algo más de 4,7 millones serán aportados por fondos públicos. Según el consejero, la planta piloto tiene una “importancia estratégica” para la descarbonización y transformación de la industria asturiana, y se trata del “primer paso tangible” para el uso del hidrógeno verde, procedente de las energías limpias, en procesos industriales.

Sánchez ha insistido en que en el GasLab se van a poder “probar y acelerar” tecnologías en un entorno industrial, algo que hace a estas instalaciones algo “único en España y el mundo”. El consorcio H2Asturias contará con una instalación que podrá tratar todos los tipos de gases industriales, lo que amplía el espectro de estudios que se pueden realizar en torno al hidrógeno renovable.

La planta piloto dispone de un horno con una potencia de 1,2 Megavatios, que se complementará con distintas instalaciones y equipamientos específicos de los miembros del consorcio.

Los proyectos que se realizarán en las instalaciones se articulan en torno a tres líneas, como son la generación de hidrógeno verde a baja temperatura a partir de energía renovable, los usos de hidrógeno en el sector industrial de combustión y para reducción de emisiones de CO2 y como agente químico.

El proyecto forma parte de los planes complementarios del Ministerio de Ciencia e Innovación y cuenta con financiación regional y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dotado con fondos europeos Next Generation EU.

Abaratar el precio de la energía

La consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, Nieves Roqueñí, ha pedido este jueves a la Secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, que se faciliten las condiciones para que la industria pueda disponer de precios de la energía “estables y asequibles”.

Para ello, ha planteado Roqueñí durante la reunión que ambas han mantenido en Madrid, es necesario elevar las compensaciones por los costes de emisión de C02 y extender, más allá del mes de junio, las exenciones en los precios de la energía puestos en marcha a raíz de la guerra de Ucrania.

Según ha informado el Gobierno asturiano, durante el encuentro la secretaria de Estado ha informado a la consejera de que los acuerdos de compraventa de energía a largo plazo o PPA entre generadores y consumidores industriales “deben dar una señal de precio y facilitar un marco adecuado para una estabilidad y predictibilidad de los precios de la energía”.

Abaratar el precio de la energía es la nueva exigencia de ArcelorMittal para desbloquear las inversiones verdes en Xixón.

Actualidad