Foro acusa al gobierno de Ana González de haber perdido 1,5 millones de euros en la gestión de la EMA

La socialista Marina Pineda cree que el gobierno municipal trata de justificar con sus críticas una subida de las tasas del agua.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La Empresa Municipal de Aguas (EMA) de Gijón ha cerrado sus cuentas de 2023 con unas pérdidas de 1,53 millones de euros, merma que el segundo teniente de alcaldesa, Jesús Martínez Salvador, ha achacado a la “gestión negligente e irresponsable” del anterior Gobierno municipal del PSOE. Martínez Salvador, acompañado del gerente de la EMA, Vidal Gago, y de la concejala de Hacienda, María Mitre, ha explicado este viernes en rueda de prensa que se han detectado “irregularidades graves” en la gestión de esta empresa pública, de las que ha acusado directamente a la anterior concejala de Hacienda, la socialista Marina Pineda.

Martínez Salvador ha explicado que esas pérdidas se deben, por un lado, a una tasa municipal “que no se abonaba” debidamente y se “ocultó” durante el pasado mandato, así como a una serie de obras que tuvo que asumir la EMA “y no eran de su competencia”.

Fotografía: David Aguilar Sánchez.

Por su parte, la concejala del Grupo Municipal Socialista, Marina Pineda, criticó que “el equipo de Carmen Moriyón intente culpabilizar al gobierno anterior de su propia incapacidad de gestión. ¿Tal vez Carmen Moriyón está intentando justificar una futura decisión de incrementar las tasas del agua en contra de sus propios compromisos electorales?”. A su vez, también señaló que el cierre en negativo de las cuentas se debe a la desaparición de la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio local de las instalaciones de energía, gas, agua e hidrocarburos, olvidándose que se trata de una empresa propiedad del Ayuntamiento.  Según Pineda, “es el actual Gobierno local el que ha decidido liquidar la tasa y es el actual Gobierno local el que deberá, si así lo considera oportuno, buscar las fórmulas más adecuadas para devolver a la Empresa Municipal de Aguas la cantidad que se haya cobrado, aplicando una exención o devolviendo el importe a través de una transferencia municipal”.

La tasa la relativa a la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local de las instalaciones de transporte de energía eléctrica, gas, agua e hidrocarburos, supone unos ingresos de “1,7 millones anuales”. Martínez Salvador ha resaltado que hasta enero de este año “no se informó de esa tasa”, al tiempo que ha aclarado que la EMA ha abonado este mes lo correspondiente al ejercicio 2020.

Respecto a los “trabajos impropios realizados por la EMA” para el Ayuntamiento, el edil ha recordado que el 27 de mayo de 2020 la junta general de la empresa aprobó una modificación de estatutos en la que se establece su condición de medio propio del Ayuntamiento, lo que conlleva la obligación de asumir determinadas encomiendas.

“El abono recíproco de tasas por parte de las empresas y organismos municipales es algo habitual y se corrige mediante las transferencias internas. Por ejemplo, uno de los gastos más importantes del Patronato Deportivo Municipal es la tasa del agua que le abona a la EMA. En definitiva, el Ayuntamiento es una sola entidad conformada por todos los organismos que dependen de él” recordó Pineda. Los olvidos son recurrentes en Foro, dicen los socialistas a quienes les resulta vergonzoso que el equipo de Carmen Moriyón considere y diga públicamente que esta tasa era una tasa oculta. ¿Cómo pueden hablar de una tasa oculta cuando está incorporada a las ordenanzas fiscales aprobadas en Pleno municipal y publicadas en el BOPA?, se cuestionó Pineda.

Marina Pineda, durante una rueda de prensa. Foto PSOE.

La concejala socialista puso de relieve que se trata de una tasa que surge en algunos ayuntamientos como el de A Coruña y que se incorporó a las Ordenanzas Fiscales de Gijón/Xixón en el ejercicio 2020 a fin de gravar a las empresas que utilizan el subsuelo público, con especial incidencia en las empresas privadas suministradoras de gas y electricidad, y contribuir de este modo a sufragar los gastos que conlleva el mantenimiento.

Martínez Salvador ha insistido en que el Ayuntamiento debería haber realizado en enero un informe previo que justificara que su falta de medios hacía imprescindible que la EMA asumiera dichos trabajos. En este sentido, ha apuntado que en 2023 la empresa pública desarrolló obras con un coste aproximado de 1,024 millones de euros, entre las que ha citado la rehabilitación del parque de Isabel La Católica. El segundo teniente de alcaldesa ha insistido en que, sin estos dos factores, este año el resultado de la EMA hubiera sido positivo en 560.000 euros, al tiempo que ha adelantado que Ayuntamiento, concejalía de Hacienda y EMA se encuentran tomando medidas para que esta “gestión tan deficiente” no se vuelva a producir.

Desde el PSOE, en cambio, acentuaron el incremento exponencial de la inversión de la EMA en renovación de redes en 2023, “ya que estuvieron completamente abandonadas durante los 8 años de Foro al frente del Ayuntamiento.  Se olvidaron también de las redes mientras intentaban sin éxito llevar a cabo la obra del pozo de tormentas del parque Hermanos Castro”.

Actualidad