Una empresa israelí implicada en la guerra de Gaza detrás del Watergen Gijón Open

Su dueño, Mikhael Mirilashvili, fue condenado por asesinato, está sancionado por Ucrania y es uno de los hombres más ricos de Israel.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Convertir el aire en agua parece alquimia o ciencia ficción, pero es pura realidad hoy día. Lo hace una empresa israelí, Watergen, con modernas máquinas que convierten la humedad del aire en agua usando energía solar. Se trata de toda una revolución tecnológica made in Israel que ha puesto de moda a esta start up con sede en la ciudad de Petaj Tikva.

Propiedad del millonario Mikhael Mirilashvili, Watergen ostenta la marca Watergen Tel Aviv Open, un prestigioso torneo de tenis que este año se celebrará en Gijón tras el acuerdo alcanzado económico por los israelíes con la Federación Asturiana de Tenis y el Ayuntamiento gijonés. Será en noviembre en el Palacio de los Deportes de La Guía y el nombre de Watergen figurará en toda la publicidad del evento y en la pista de juego, así como en la revista editada para la ocasión.

Un desarrollo de la industria de guerra israelí

Watergen se ha convertido en una de las multinacionales israelíes más prometedoras y solicitadas en tiempos de sequías y cambio climático. En internet pueden encontrarse fotos de su propietario con todo tipo de líderes mundiales: Angela Merkel, George W. Bush y por supuesto Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel.

El magnate, con traje y corbata, junto a Netanyahu.

La tecnología de Watergen se ha usado para fines sociales, como proporcionar agua a Gaza, pero también para fines bélicos: suministrar agua potable al Ejército de Israel que en estos momentos participa en la invasión y ocupación del territorio palestino. El origen de la tecnología es de hecho militar, y es en los últimos años cuando se ha comenzado su uso comercial para fines civiles, algo que ha mejorado la imagen de Mirilashvili como filántropo.

Soldados israelíes utilizando máquinas Watergen.

Una condena por asesinato y la acusación de colaborar con Putin y el Grupo Wagner

Nacido en Kulashi, Georgia, antigua URSS, en 1960, el futuro millonario creció en el seno de una familia judía. Licenciado en Medicina, tras la caída de la URSS probó suerte en el naciente capitalismo ruso e hizo fortuna en todo tipo de negocios: inversiones inmobiliarias, casinos, gas, petróleo y hasta informática y redes sociales.

Según la revista Enlace Judío en 2000 su padre fue secuestrado por un grupo de delincuentes que se hicieron pasar por policías. Dos semanas después de la liberación de su padre los secuestradores aparecieron muertos, y el millonario se convirtió en el principal sospechoso del crimen. Fue juzgado por ello y condenado a ocho años de cárcel. En 2009, tras salir de prisión, decidió cambiar de aires y asentarse en Israel, donde existe una potente comunidad judía de origen postsoviético.

Mirilashvili no sólo es ciudadano israelí sino también un hombre cercano al primer ministro de Israel, así como un ardiente sionista que ha hecho generosas donaciones al Ejército de su país de acogida, al Congreso Judío Mundial y el Congreso Judío Ruso, tres instituciones estratégicas en el proceso de colonización de Palestina.  

Netanyahu en un programa de Canal 14.

Su hijo, Yitzchak Mirilashvili es el propietario de Canal 14, la televisión favorita de la derecha israelí, y uno de los principales apoyos mediáticos del presidente Netanyahu, sobre todo en sus momentos más bajos, durante las protestas contra su polémica reforma judicial. El millonario siempre ha negado que él tenga alguna influencia en la televisión de su hijo, una acusación frecuente de los detractores del primer ministro.

En febrero de 2023 Ucrania le incluyó en la lista negra de colaboradores de la invasión rusa y pidió a EEUU y la UE que sancionaran sus negocios. El magnate siempre ha negado cualquier vinculación con Putin y los mercenarios del Grupo Wagner.

Críticas de IU

Desde IU Xixón denuncian que el Ayuntamiento desembolsará 1,2 millones de euros por atraer a Gijón el Watergen Open, un torneo que forma parte del Circuito de la Asociación de Tenistas Profesionales.

La concejala Noelia Ordieres ha pedido al gobierno local de Carmen Moriyón “una reflexión” sobre la conveniencia de financiar a esta empresa en un momento tan dramático como el que vive la población de Gaza, y ha recordado la necesidad de presionar económicamente a Israel para lograr un alto al fuego.

Actualidad