Los “Pájaros” de Pau Durá

El cineasta presentó en los Embajadores Foncalada su última película, una road movie que ya acumula 80.000 espectadores en un mes.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Dice el actor y director Pau Durá (Alcoy, Alicante, 1972), medio en serio, medio en broma, que con “La Odisea” Homero inauguró el género de la road movie y “desde entonces no hemos parado”, pero que “El Quijote”, también el libro de un viaje, bien podría ser considerada la primera buddy movie (película de amigos) de la historia.

El comentario quizá pueda resultar herético para los guardianes de la ortodoxia literaria, pero con él Durá nos advierte que las materias primas con las que trabaja la narración contemporánea son en el fondo tan antiguas como la propia historia de la narración. “El viaje es una metáfora de la vida” explica el creador de “Pájaros”, que este fin de semana estuvo en los Cines Embajadores Foncalada para hablar de una película que precisamente inauguró el mes pasado los nuevos cines ovetenses.

Pau Durá en los Cines Embajadores Foncalada. Foto: Alisa Guerrero

“Pájaros” salió al mercado con poco más de 100 copias. Es una cinta pequeña, pero que en poco más de un mes ya han visto 80.000 espectadores en toda España, “gracias al boca oreja”, y a salas que, como los Embajadores, están apostando por dar tiempo y espacio a películas que no parten con tanto presupuesto y publicidad como los grandes estrenos de la industria cinematográfica. “Soy de Alcoy y en los años 80 y 90 pude ver mucho cine de autor gracias a un cineclub que había. Ahora sólo quedan cines en los centros comerciales. Faltan espacios así en más ciudades españolas del tamaño de Oviedo o Alcoy” comenta Durá sobre la apertura de los Embajadores Foncalada.

Javier Gutiérrez y Luis Zahera en “Pájaros”
Javier Gutiérrez y Luis Zahera en “Pájaros”

A priori la historia de dos hombres maduros en busca de aves migratorias no parece el tema con más tirón comercial del mundo, pero la cosa cambia cuando en el reparto están tres intérpretes como Javier Gutiérrez, Teresa Saponangelo y Luis Zahera. “Cuando llamé a Luis para ofrecerle el papel le encantó no ser esta vez mi un asesino ni un traficante de heroína”, bromea Durá sobre el fichaje del intérprete gallego, que realiza aquí un trabajo muy distinto al de “As bestas”.

Pau Durá en los Embajadores Foncalada. Foto: Alisa Guerrero

La química entre Gutiérrez y Zahera interpretando a dos personajes dañados, cargados de heridas y cicatrices, es una de las claves del éxito de la película, que está rodada en Valencia, Catalunya, Turín, Bucarest y Costanza. “Me atraía la idea de poner a dos personajes en estado de confusión a emprender una migración al revés de lo habitual: del Oeste al Este”, comenta Durá sobre una película que arranca en la albufera valenciana y termina en Rumanía, en la espectacular desembocadura del Danubio.

A camino entre la comedia y el drama, el cine mainstream y el de autor, Durá quiere contar cosas, pero, “sin perder la ligereza y el humor”. Para el cineasta nada es incompatible en una película que se dirige a un público exigente, pero a la vez amplio: “A veces al cine más radical le falta un poco de humor. Yo creo que con humor y ligereza también podemos hablar de cosas muy serias”.

Actualidad