Manuel Monereo y el declive de Occidente

El politólogo observa que se está configurando un mundo multipolar, integrado por una serie de estados que deciden por sí mismos. Rusia, China, India, Pakistan o Brasil

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y adjunto a la dirección de Nortes. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y migijon.

El politólogo, abogado y analista Manuel Monereo, presentó este jueves, invitado por la Sociedad Cultural Gijonesa, en la Escuela de Comercio, el ensayo ¿Hacia una tercera guerra mundial?, un libro que ha coordinado junto al sociólogo  Carlos Eduardo Martins y el historiador Francisco López Segrera, editado por El viejo topo. El ensayista abordó el cambio de hegemonía que se está desarrollando en el mundo a partir de lo que llamó “la irrupción de cuatro líneas de fractura”, en Ucrania, en el Sahel, en Taiwán y en Gaza. Estas cuatro grietas son el síntoma del declive de una potencia hegemónica amenazada por otra emergente. EEUU y China se disputan esa hegemonía.

Sin embargo, Monereo afinó esta crisis del sistema internacional. El politólogo observa que se está configurando un mundo multipolar, integrado por una serie de estados que deciden por sí mismos. Rusia, China, India, Pakistan o Brasil son algunos de esos estados en los que se intuye un cambio en las relaciones laborales.

La irrupción de un nuevo mundo es, a su vez, la desaparición de uno viejo que no termina de sucumbir, pero que, a juicio del politólogo, no tardará en tener lugar. “A EEUU le quedan siete años como potencia militar”, afirmó Monereo, un espacio al que ha quedado reducido el poder y la influencia yankie antes de que China rebase esa capacidad. No obstante, el analista puso de manifiesto que la lucha por la hegemonía ha propiciado que tanto EEUU como Europa, hayan revertido sus políticas económicas neoliberales y se hayan inclinado abiertamente hacia medidas proteccionistas de sus mercados, ante el potencial económico de un estado comunista que practica el capitalismo como China.

Público asistente a la presentación organizada por la Sociedad Cultural Gijonesa, en la Escuela de Comercio. Foto de Víctor Guillot.

Ante las nuevas vicisitudes de un mundo incierto en el que una potencia dominante íoíy amenazada por otra emergente y dominada, se reproduce lo que Monero llama “la trampa de Tucídices. Como recordó hace pocos días en su última tribuna en NORTES, “a pregunta es si EEUU negociaría esta transición o se opondría radicalmente a ella. La Trampa de Tucídides tiene que ver con esto, con la posibilidad de que en algún momento esta pudiera implicar el recurso a la guerra o a conflictos militares más o menos generalizados. Todos los actores se han ido preparando para esta fase, para el enfrentamiento modelando a las opiniones públicas, incrementando sustancialmente los presupuestos militares, renovando las tecnologías y las armas de guerra y, más allá, desarrollando una confrontación económica y comercial de grandes dimensiones. Habrá que estar atentos. Este viernes, Monereo presentará su libro en El Manglar de Oviedo.

Actualidad