“La marquesina de la Fábrica de Gas de Oviedo es un elemento protegido y sigue siéndolo” advierte el Principado

Patrimonio recuerda que "está prohibida su destrucción total o parcial", frente a las especulaciones sobre su conservación.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Derribar la marquesina de la Fábrica de Gas, obra del arquitecto Ildefonso Sánchez del Río, es el deseo de Ginkgo, el fondo de inversión suizo propietario del antiguo conjunto fabril, que aspira a rebajar la protección de la histórica factoría que sirvió de iluminación y electricidad a Oviedo desde la segunda mitad del siglo XIX.

Patxi Mangado, el arquitecto al que se ha encargado un nuevo proyecto que pretende ampliar la edificabilidad en el recinto, de 95 a 158 viviendas, no ha ocultado nunca en declaraciones a medios sus intenciones. Mangado, autor de la reforma del Museo de Bellas Artes, alega que se encuentra en muy mal estado y que su conservación resulta imposible. Afirmación que por ahora no se sostiene en ningún informe técnico, pero que el gobierno de Alfredo Canteli parece dispuesto a comprar.

Conservar y rehabilitar la marquesina costará dinero, y el fondo suizo parece poco dispuesto a ello. La Plataforma Fábrica de Gas e Ideas, que defiende la conservación del conjunto, y los partidos de la oposición, temen que los trabajos de demolición y descontaminación en la fábrica puedan ser utilizados por Ginkgo como excusa para derribar la marquesina y otros elementos.

Fuentes de la Consejería de Cultura se han mostrado tajantes en la defensa de la conservación de este elemento industrial, saliendo al paso sobre las especulaciones acerca de la posición de la Consejería de Cultura: “La marquesina es un elemento protegido y sigue siéndolo”.

“La comisión permanente del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias se pronunció claramente al respecto en acuerdo de fecha 1 de julio de 2022, cuando señaló que la marquesina de hormigón de la Fábrica de Gas de Oviedo/Uviéu es un bien integrante del Patrimonio Cultural de Asturias por encontrarse incluido en el catálogo urbanístico de protección del plan especial con protección integral, por lo que está prohibida su destrucción total o parcial” han señalado desde Patrimonio.

Actualidad