Denuncian al ERA por incumplir la ley en materia de protección al embarazo

El Comité de Seguridad y Salud de Establecimientos Residenciales Para Ancianos ha acordado este lunes por mayoría denunciar al organismo en la Fiscalía.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Comité de Seguridad y Salud de Establecimientos Residenciales Para Ancianos (ERA) ha acordado este lunes por mayoría denunciar al organismo en la Fiscalía por “falta muy grave” por incumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en materia de protección al embarazo y la lactancia.

Así lo ha anunciado el sindicato CSIF a través de un comunicado, en el que también ha pedido al ERA que “cumpla la ley”, proteja a las trabajadoras adaptándo el puesto de trabajo y que, por otro lado, haga cumplir a la mutua del Principado, Ibermutuamur, con su obligación de certificar las prestaciones por riesgo.

CSIF ha denunciado que, hasta el día de hoy, las trabajadoras embarazadas del ERA están “totalmente desprotegidas”, con una evaluación de riesgos donde aparecen las tareas que no deben realizar “y aun así, siendo obligadas a realizarlas”, porque la mutua “no quiere hacerse cargo” del pago de las prestaciones y el ERA “no les adapta el puesto de trabajo”.

En el comunicado, el sindicato ha apuntado que el ERA ha reconocido en la reunión, que es “imposible” la adaptación al 100% de los puestos y menos en el caso de las enfermeras, que están una sola por turno, y han reconocido tener “un problema serio” con Ibermutuamur.

De acuerdo con CSIF, desde el organismo también esperan que la Dirección de Empleo Público “intervenga con la mutua para solventar la problemática”.

CSIF ha exigido al ERA que adapte los puestos de trabajo a las trabajadoras, mientras resuelven sus problemas con la mutua.

El sindicato ha insistido en que la adaptación “es sólo cuestión de contratar personal” que realice las tareas que no pueden hacer las trabajadoras embarazadas, al tiempo que ha recordado que la prevención “no entiende de partidas presupuestarias”.

Por su parte, la Sección Sindical de CCOO en el ERA ha incidido en que la gerencia no quiere adaptar en su totalidad los puestos de trabajo y ha insistido en que una embarazada a la que no se le adapte el puesto puede sufrir un riesgo por manejo de cargas, agresiones y exposición a enfermedades infectocontagiosas, entre otros riesgos.

Todo ello, con consecuencias “nefastas” para su salud, por lo que ha remarcado que “es una obligación del empresario” incluir en la evaluación de riesgos el específico para el embarazo y la lactancia.

Desde CCOO han apuntado que la Gerencia, pese a que “no se niega” a una posible adaptación de los puestos, no lo hace y “tampoco contempla la sustitución de personal”, lo que para el sindicato es “inadmisible”, ya que esto conllevaría “una sobrecarga de trabajo para el resto de las compañeras”

Actualidad