Barbón presume de la nula influencia de la ultraderecha en la política asturiana

"En el contexto actual no es poco" afirma el presidente en el último pleno del curso político, donde ha acusado al PP de "blanquear" a los ultras.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha remarcado este miércoles que Asturias “puede presumir de no tener un gobierno de extrema derecha o en el que la extrema derecha marque las pautas o las políticas”, algo que, a su juicio, “en el contexto actual no es poco”.

Barbón se ha expresado en estos términos durante el turno de preguntas al presidente en el pleno de la Junta General, donde el portavoz del PP Álvaro Queipo, le ha cuestionado si cree que los asturianos están “satisfechos con la mala gestión de su Gobierno en este primer año de legislatura”, y la de Vox, Carolina López, le ha preguntado “de qué puede presumir Asturias” con él como jefe del Ejecutivo asturiano.

“¿Dé que puede presumir Asturias; lo más importante, señora López, de no tenerles a ustedes en el Gobierno, y eso en el contexto actual no es poco”, ha remarcado Barbón, quien ha incidido en que ello es posible gracias a “un gobierno de unidad, progresista y reformista” sustentado en dos proyectos políticos (PSOE e IU) que, además, recibió el apoyo de la diputada del grupo mixto Covadonga Tomé.

Barbón también ha acusado al PP de “blanquear” a Vox allí donde gobiernan juntos para “ir en contra de la igualdad” entre hombres y mujeres, beneficiar a los que más tienen, emprender una “política de censura” cultural y de la memoria democrática, “perseguir la diversidad sexual” y fracasar “allí donde asumen la gestión del medio rural”.

“Son un fiasco, y ahora que les ha salido un competidor más a la extrema de la extrema -en referencia a la agrupación de electores impulsada por Alvise, ‘Se Acabó la Fiesta’- no se dónde van a acabar como sigan a este ritmo”, ha advertido Barbón.

También ha llamado la atención por el hecho de que “no es la primera, ni la segunda ni la tercera vez” que PP y Vox plantean preguntas muy similares, lo que le lleva a pensar “si se llegarán a coordinar para coordinar las preguntas, López “en un tono un poco más broncón y más faltón” y Queipo “un poco más light”.

El Gobierno ha hecho poco y mal, según el PP

En su intervención previa, Queipo ha afirmado que el Gobierno del Principado, en su primer año de legislatura, “ha hecho poco, y lo poco que ha hecho lo ha hecho mal”.

Queipo se ha referido a las altas tasas de paro juvenil, a la pérdida de autónomos y empresas, a los “más de 166.000 asturianos que viven bajo el umbral de la pobreza”, a las listas de espera de la dependencia, al “abandono” de los hospitales comarcales y las listas de espera sanitarias que “se han disparado” o a la falta de política industrial.

El líder de los populares asturianos también ha considerado que el Gobierno del Barbón está “lastrando” la competitividad fiscal de la comunidad y “ahogando” a las clases medias y trabajadores”, mientras Asturias es la tercer comunidad con peor tasa de ejecución de fondos de recuperación.

Queipo, quien también ha alertado de la “descoordinación” de los consejeros por la ausencia de una “estrategia de gobierno”, ha defendido la “oposición responsable” del PP, que ha prestado apoyo a proyectos del Ejecutivo y lo ha comprometido para otros, mientras ha visto rechazadas tres proposiciones de ley planteadas por su partido.

“La situación en Asturias es mala, y usted lo sabe, y afortunadamente los asturianos lo saben también”, ha dicho Queipo.

Vox cree que Asturias no puede presumir con Barbón

Por su parte, la portavoz de Vox, Carolina López, ha afirmado que con Barbón, como presidente Asturias, no puede presumir, pero se ha mostrado convencida de que “los asturianos y Asturias es tan grande que aguantará y florecerá cuando esté en la oposición”.

López ha cuestionado la gestión de Barbón en materia de empleo por la temporalidad y la precariedad; en vivienda por la falta de acceso para los jóvenes; en los servicios públicos por las listas de espera “interminables”; en educación ante las críticas de docentes, familias y sindicatos; en industria, y en el sector primario por el retraso de las ayudas de la PAC.

Para López, la justicia social que Barbón “vende” es “el mayor fraude de la izquierda”, porque “no velan por unos servicios públicos, los utilizan para esconder o intentar esconder los millones que derivan a sus chiringuitos, despilfarro y corrupción”.

Además, ha considerado que Barbón no puede defender una financiación justa para Asturias porque es “un mero juguete casi roto de Sánchez, mientras “aumenta con descaro los altos cargos y la colocación de amigos” y “aumenta su red clientelar” a través del empleo público.

“Siéntese y espere”, la advierte Barbón

“Salvo que me muera o me incapacite, le aseguro que voy a finalizar la legislatura”, así que “siéntese y espere”, le ha advertido Barbón a la portavoz de Vox.

Ante las críticas de PP y Vox a la gestión de su Gobierno, Barbón ha recordado que la comunidad tiene unos 15.500 parados menos y 17.700 personas trabajando más que cuando accedió al gobierno en 2019, y que la comunidad ha recibido sólo en el primer trimestre de este año cerca de 500 millones en inversión extranjera, casi tanto como todo el pasado ejercicio.

Además, ha puesto en valor la entrada en servicio de la alta velocidad ferroviaria, los proyectos de descarbonización industrial como el emprendido por ArcelorMittal, el plan de choque para hacer frente a las listas de espera, la apuesta por la vivienda pública con cerca de 600 ya licitadas, la puesta en marcha de la red autonómica de escuelas infantiles o las cifras récord del sector turístico, el aumento de los recursos para los servicios públicos, la política tributaria “justa” para que las clases medias y trabajadoras paguen menos, o la protección de las lenguas asturianas.

Barbón, quien ha recordado que el PP votó en contra el mayor presupuesto de la historia de la comunidad, ha agradecido el apoyo de los populares a alguno de los proyectos normativos del Ejecutivo, pero ha advertido de que el Gobierno siempre practica el diálogo si bien el Partido Popular lleva sus iniciativas sin diálogo previo. 

Actualidad