Canteli mantiene su castigo al Fontán por la negativa de los comerciantes al gastromercado

PSOE, IU y Vox piden al alcalde que no renuncie a los fondos europeos y los reinvierta en modernizar la plaza de abastos ovetense.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Insólito consenso en la oposición para reclamar a Canteli que no renuncie a las ayudas europeas para la modernización de la plaza de abastos ovetense. Los grupos municipales del PSOE, IU y Vox en el Ayuntamiento de Oviedo/Uviéu han pedido este martes al equipo de gobierno que acometa las obras de rehabilitación y reforma del mercado de El Fontán, tal y como piden los comerciantes.

El pleno del ayuntamiento de la capital asturiana ha celebrado una sesión extraordinaria, a iniciativa del PSOE, para abordar este asunto después de que el proyecto diseñado por el gobierno del PP, que contemplaba la construcción de restaurantes en el piso superior, fuese rechazado en asamblea por la mayoría de los negocios.

La iniciativa planteada por el equipo de gobierno contaba con una partida de 2,3 millones de euros procedentes de los fondos europeos Next Generation y, tras recibir la negativa de los titulares de los puestos del mercado, el PP ha desistido y ha decidido no impulsar ninguna obra de rehabilitación.

Reforma desde el diálogo

El portavoz socialista, Carlos Fernández Llaneza, ha defendido en la sesión plenaria una proposición que ha sumado el apoyo de los grupos de IU y Vox y el rechazo de los ediles del PP, para instar al equipo de Canteli a que lleve a cabo una reforma integral “previo acuerdo” con los comerciantes y que permita aprovechar, si es posible, parte de esa financiación europea.

En su intervención, ha lamentado la actitud del gobierno local al recibir el rechazo de los comerciantes a su iniciativa, tras lo que ha iniciado una “caza de brujas” en lugar de optar por buscar el “obligado consenso” para afrontar estos trabajos. “Pónganse a trabajar y hagan la reforma que el mercado necesita”, ha comentado Fernández Llaneza.

Su homólogo de IU, Gaspar Llamazares, se ha expresado en la misma línea al sostener que el PP debe “escuchar” a los empresarios y “sacar las consecuencias de este voto negativo”, originado por los usos hosteleros planteados y el obligado traslado de las actividades a otras partes de la ciudad.

De esta forma, le ha planteado que, tras negociar con ellos, debe modificar el proyecto inicial y sacar adelante la necesaria modernización del mercado.

Vox ha lamentado que el gobierno local emplee el “rodillo como forma de hacer política” y haya convertido su mayoría en el pleno “en un totalitarismo absoluto” en un afán de “llenar la ciudad de mesas y sillas, dejando a un lado las necesidades de los comerciantes”. “Pasemos página y vayamos todo en la misma línea de reforma”, ha defendido la portavoz, Sonsoles Peralta.

Futura reforma

El concejal de Urbanismo, Ignacio Cuesta, ha explicado que el proyecto de reforma integral diseñado por el gobierno local respondía a un “análisis de la situación” y a las “expectativas de futuro”. De este modo, proponía reformar el espacio, modernizar los puestos, mejorar los canales de venta y la posibilidad de fijar un uso hostelero en la planta superior con el objetivo de “captar nuevo público”. “En ningún caso, se iba a perder la esencia del mercado. Jamás se planteó un gastromercado”, ha recalcado en la sesión plenaria.

Cuesta ha comentado que se trataba de un proyecto “único” sin posibilidad de ser fragmentado, por lo que, una vez que los comerciantes lo han rechazado, el equipo de gobierno “lo ha asumido” y procederá a devolver una ayuda europea que es finalista. No obstante, ha asegurado que “esto no significa un punto y final, sino un punto y seguido” y dejará “para el futuro la posibilidad” de abordar esta reforma, con fondos europeos o propios, y se estudiará en “qué términos”. 

Actualidad