Eliane Elias juega sobre seguro en el Campoamor

La pianista y cantante brasileña clausuró este jueves el Festival Vetusta Jazz en un teatro abarrotado.

Recomendados

Rubén Martínez
Rubén Martínez
Pedagogo, curioso y metomentodo relacionado con cultura, musica, arte y ensayo....

Eliane Elias en formato de cuarteto, con Marc Johnson en el contrabajo, Leandro Pellegrino en la guitarra, y Rafael Barata en la batería, cerró este jueves en un Campoamor abarrotado, el Festival Vetusta Jazz organizado por la Fundación Municipal de Cultura de Oviedo.

Había mucha expectación y pocas butacas vacías, para escuchar a la gran dama del jazz latino, apelativo que ella misma matiza afirmando que empezó en el jazz en Nueva York por una cuestión de mera supervivencia, y de ahí llegó a formar parte en los años ochenta de los “Steps Ahead”, casándose con uno de sus componentes, el trompetista Randy Brecker.

Pero si por algo es conocida es por haber sido la pianista de Vinicius de Moraes y Toquinho con tan solo 17 años, considerada entonces como una niña prodigio de la música. Y unos cuantos años más tarde, es conocida en España por haber formado parte del documental de Fernando Trueba “Calle 54”, junto a otros grandes con los que también ha tocado como Chucho Valdes o Jerry Gonzalez. En un castellano muy cercano, fue desgranando y explicando las interpretaciones de sus últimos trabajos discográficos: “Time and again”, “Quietude” y “Mirror mirror”. Y será ya en la recta final cuando cantó y tocó los grandes éxitos de la bossa nova en versiones más jazzísticas con: “Desafinado” , “A Felicidade” y “Chega de Saudade” de Tom Jobim.

Vetusta baja el telón, pero el jazz no finaliza en Asturias. Este fin de semana se podrá disfrutar de la vigésima segunda edición del Festival de Jazz de Bueño, en la localidad vecina de Ribera de Arriba.

Actualidad