“Lucharemos para que el verde que tenemos siga siendo verde”

Una vecina y dos vecinos de Granda alzan una pancarta ante el lugar en el que la Consejería de Industria quiere instalar la segunda estación de ITVASA en Xixón. FOTO: Paco Álvarez

La parroquia del concejo gijonés de Granda tiene una población que no alcanza el millar de personas. Limita al norte con una ciudad de 270.000 habitantes, y a pesar de esa posición fronteriza sus gentes siguen reivindicando su identidad rural, que se está viendo cuestionada en los últimos meses por una nueva amenaza: el Gobierno asturiano quiere abrir en Granda una segunda estación de ITVASA (Inspección Técnica de Vehículos de Asturias, SA) para atender la demanda del ingente parque automovilístico de la comarca de Xixón. Un centenar de vecinas y vecinos de la parroquia conmemoraron esta tarde el Día Mundial del Medio Ambiente con una marcha a pie por carretera cuyo leitmotiv se puede resumir en una consigna que pronunció al final del recorrido la portavoz de la plataforma vecinal contra la ITV, Pilar Granjo: “Lucharemos para que el verde que tenemos en Granda siga siendo verde”.

Una de las manifestantes gira la mirada ante una pancarta colocada por la plataforma vecinal.

La cita era a las cinco de la tarde, en la pista polideportiva del concejo. Un sol de anticiclón y un bafle conectado a la batería de un todoterreno dieron la bienvenida a los manifestantes a los sones de The Bear Dance, en la versión del gaitero Xuacu Amieva; el tema tradicional asturiano Nun hai carretera ensin barru, y el Asturies, tiempu de nosotros, de Nuberu. Fue un vecino de mediana edad el que asumió la labor de speaker junto al vehículo para agarrar el micro y decir que, aunque los terrenos que la Administración autonómica pretende destinar a la nueva estación de ITVASA tienen consideración de suelo industrial, “entendemos que hay otros lugares más recomendables. Debe de haber sitios mucho más favorables. Generar más tráfico es esta zona es lamentable, no tiene lógica por donde quiera que lo miremos”.

Las personas participantes en la movilización caminaron a pie hasta el lugar donde está previsto instalar la ITV.

Las personas participantes en la movilización se fueron colocando alrededor de la pista polideportiva, desplegaron carteles y pancartas; alguna de ellas las sostenían vecinas y vecinos de Granda de tres generaciones distintas, todas a una. A continuación salieron hacia la carretera y caminaron varios cientos de metros hasta la entrada del recinto en el que la Consejería de Industria tiene previsto instalar la nueva ITV gijonesa. Allí remataron la movilización distribuyéndose a ambos flancos de la carretera con pancartas en las que podía leerse: “Granda es rural”.

Dos vecinas de Granda pasan ante una pancarta contra la estación de ITVASA.

La portavoz de la plataforma vecinal, Pilar Grancho, tomó la palabra para decir que “el Ayuntamiento le ha hecho al Principado una oferta de una permuta de terrenos. Es factible y resolvería el problema, pero el consejero de Industria, Enrique Fernández, sigue erre que erre”. Pidió que la Administración local “elabore un informe, con todo el rigor, sobre toda la movilidad que generaría aquí la ITV. Y no sólo estamos hablando de vehículos, hablamos también de personas”. Añadió que “la normativa de movilidad que haga que la ciudad se vea más libre de humos y de tráfico queremos que también se apliqué aquí, en la zona rural”. Denunció que “estas carreteras carecen de señalización horizontal, con lo cual si hay un accidente ¿cómo se delimita quién tiene la culpa, el que va o el que viene? ¿Qué pasa si se atropella a un peatón, porque aquí no tenemos aceras?”.

En la marcha hubo una presencia mayoritaria de mujeres.

Pilar Grancho emplazó al consistorio y a la alcaldesa de Xixón, Ana González, a “ser rigurosos. Con la ley en la mano, esta licencia, esta estación no tiene que estar aquí”. Asimismo, agradeció el apoyo de “los partidos políticos que nos están apoyando”. En la marcha participaron la concejala Mara Simal y el concejal Rubén Pérez Carcedo, de Ciudadanos; la concejala portavoz de Podemos-Equo Xixón, Laura Tuero, y miembros de la Junta Local del Partido Popular. El edil de Cs afeó la ausencia de representantes del equipo de gobierno municipal que, aseguró, “deberían estar hoy aquí para hacer efectivo su apoyo al vecindario de Granda”. Por su parte, la portavoz de la coalición morada y verde manifestó que “queremos un Xixón de desarrollo sostenible no sólo para el centro urbano, sino para toda la ciudad y para todas las zonas de nuestro concejo. Pedimos que Ana González y Adrián Barbón, que son del mismo partido, se sienten a negociar para buscar y encontrar una solución a este problema que han generado ellos”.

La Semiente celebra’l Día del Mediu Ambiente con una sestaferia de llimpieza en La Campa L’Abeduriu

Cartelu de La Semiente con motivu del Día Mundial del Mediu Ambiente.

El Centru Social Autoxestionáu La Semiente, de L’Entregu, organiza pa esti sábadu, Día Mundial del Mediu Ambiente, una sestaferia de llimpieza a les once de la mañana en La Campa L’Abeduriu, onde la xente d’esti colectivu va poner tamién unos cartelos animando a les persones visitantes a cudiar y a respetar esi entornu. Darréu, les y los participantes van compartir comida nuna xira popular.

La Semiente quier poner l’atención con esta actividá nel “estáu d’abandonu que sufre l’área recreativa de La Campa L’Abeduriu y la contorna. Un espaciu pensáu pal esfrute de la naturaleza, que cunta con una serie d’infraestructures abandonaes y nun estáu de deterioru mui grande, magar ser de recién construcción”. Quier denunciar amás “la falta de caltenimientu y llimpieza, yá non nes infraestructures namás, sinón del espaciu; nun esisten xeres de llimpieza de monte, nin tampoco se paña la basura anque les poques papeleres esistentes tean llenes y la basura tea espardio per tol área”. Otru problema ye’l de los coches “qu’aparquen en medio’l práu, o les motos y quads que circulen per fuera les pistes esfarrapando la vexetación y un suelu en procesu de recuperación”.

La Campa L’Abeduriu ye una antigua esplotación minera a cielu abiertu na que se fixeron delles intervenciones de recuperación medioambiental dende los años noventa, toes elles con dineru públicu y fundamentalmente coles escueles taller de FUCOMI. Sobre un terrén d’un millón de metros cuadraos, señala La Semiente, “fixéronse llabores de recuperación del suelu, llantáronse miles d’árboles, construyéronse dellos tendeyones d’abellugu, habilitóse un área recreativa con tolos sos servicios, con un llagu, con un rocódromu (que nunca llegó a funcionar pola so peligrosidá). Edificóse un chigre que funcionó na segunda metá de los noventa. Tamién un edificiu destináu a aseos públicos y una capiya. Nuna última fase construyéronse trés cabanes destinaes al turismu que nunca llegaron a estrenase y qu’agora tán mui deterioraes. Como tamién lo ta l’edificiu destináu a unes posibles aules de naturaleza”.

Añade la xente del centru social de Samartín del Rei Aurelio que “l’únicu rincón y l’únicu edificiu que sigue en bones condiciones ye la capiya y lo d’alredor. Eso ye gracies al enfotu y l’esfuerzu de delles vecines de la zona, que s’encargaron de cuidalo. En total, a lo llargo d’esti tiempu invirtiéronse más de tres millones d’euros qu’agora son víctima del abandonu. Un exemplu más de toes aquelles obres ensin planificación nin desarrollu que se fixeron al cargu de los fondos mineros”.

Dende La Semiente afirmen que l’Ayuntamientu de Samartín del Rei Aurelio ha d’asumir el compromisu de recuperar l’Área Recreativa de La Campa L’Abeduriu pa que “vuelva funcionar como nos años noventa y vuelva ser un referente pa esfrutar en familia, con amistaes, poles visitantes o turistes, faer deporte… Recuperar un valor añedíu a la calidá de vida de les habitantes de la cuenca y tamién pal desarrollu sostenible del valle, sumándose otra vez a la oferta d’ociu esistente”.



La población de San Esteban pide que ‘El Vaporín’ vuelva a sus aguas

El 'San Esteban, conocido popularmente como 'El Vaporín'.

Dos centenares de vecinas y vecinos de la localidad de San Esteban han suscrito en pocos días un escrito que han remitido a la Consejería de Cultura pidiéndole al Gobierno asturiano la adquisición del barco El Vaporín y que vuelva a aguas de esta localidad del concejo de Muros. El San Esteban, conocido popularmente como El Vaporín, es un pesquero centenario, muy popular en este puerto asturiano, donde “fue testigo y protagonista de la época dorada del que fuera el primer puerto carbonero de España y también de la industrialización en Asturias”, argumentan las personas firmantes de la solicitud.

El barco, de más de 18 metros de eslora y más de cuatro de manga, es el más antiguo de su categoría en España. Fue construido en un astillero inglés a orillas del río Támesis y botado en 1902 con el nombre de Venture. Siete años más tarde lo adquirió la Sociedad de Ferrocarriles Vasco-Asturiano, que amarró el barcó en el puerto de San Esteban, donde cambió su nombre original para asumir la denominación del pueblo que lo acogió. Inicialmente prestó servicio como embarcación oficial de recreo que llevó a bordo a ministros, al dictador Miguel Primo de Rivera y a miembros de la familia real, entre personajes. En 1929 pasó a ser propiedad de la Junta de Obras del Puerto y comenzó su actividad como remolcador. En 1957 su motor de vapor dio paso a otro de diésel.

A finales de la década de los 90, tras varios años abandonado a su suerte en el puerto, un grupo de entusiastas de la navegación lo adquirió en pública subasta, pagó por él a la Administración autonómica 100.000 pesetas e invirtió cerca de 40 millones de las antiguas pesestas en restaurarlo y reflotarlo. En 2007, ante el cobro anual por parte del Principado de unos 3.000 euros por las tasas de atraque en San Esteban, los propietarios de El Vaporín lo trasladaron al puerto de Avilés, donde la Autoridad Portuaria les eximió del pago de tasas.

Posteriormente permaneció atracado en el puerto gijonés de El Musel, hasta hace pocas fechas, cuando fue trasladado a un astillero de Vigo, “supuestamente para acometer unas reparaciones”. Parece ser que el que es en la actualidad el único propietario del viejo remolcador “tiene alguna oferta de compra y el barco podría salir definitivamente de Asturias”, alertan los firmantes del texto. Por ello, teniendo en cuenta la importancia del San Esteban para el patrimonio histórico asturiano y su vinculación con el pueblo que le da nombre, solicitan su adquisición por el Principado, así como su traslado y atraque en el puerto de San Esteban, “el lugar donde debe permanecer por su vinculación histórica y sentimental con el pueblo, ya que es un auténtico símbolo para los vecinos”.

Reclaman, asimismo, que el San Esteban, las tres grúas que se mantienen en pie en los muelles y los cargaderos de piedra de San Esteban sean declarados Bien de Interés Cultural, para “evitar su expolio o destrucción”, y que se recupere el Vaporín “para actividades de recreo y turismo, como la procesión marítima de la festividad de la Virgen del Carmen”.

La periodista y escritora Carolina Sarmiento presenta en Uviéu su road novel ‘Tarada’

Carolina Sarmiento, escritora y periodista asturiana. FOTO: David Feito

Una mujer de mediana edad rompe el cabo que la mantiene amarrada a un lugar donde una lluvia pertinaz oscurece, humedece, ablanda su vida; ella se sube a su coche con lo puesto (poco más que el pijama que lleva puesto) y pone rumbo al sur buscando la promesa del sol, de la luz y tal vez de una nueva vida. Por esa ruta, trabada, accidentada, discurre Tarada, la primera novela de la periodista y escritora asturiana Carolina Sarmiento (1981), un libro que se presentará este miércoles venciendo las primeras curvas: el concejal de Educación y Cultura de Uviéu, José Luis Costillas, se ha negado a firmar la autorización para que el libro se presentara en la Sala de Cristal del Palacio Calatrava y la editorial Pez de Plata ha tenido que buscar a última hora un lugar alternativo: se presentará en la Cámara de Comercio, el día 2, a las siete de la tarde.

Carolina Sarmiento, licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid, trabajó como periodistas en el periódico La Nueva España y actualmente es redactora de TPA Noticias. Se lanzó a las aguas de la literatura con el poemario Ikuru (Gravitaciones, 2018) y siguió faenando en esas aguas con su volumen de cuentos Animales urticantes (Pez de Plata, 2020). Con su primera novela, Tarada (Pez de Plata, 2021), plantea una apuesta gamberra y explosiva protagonizada por una mujer que un buen día decide huir de un mundo y de una vida que no la representan, dejando atrás prejuicios, corsés, sujetadores y otras tantas cosas…

El sello editorial Pez de Plata informó en sus redes sociales acerca de la actitud de José Luis Costillas, concejal de Ciudadanos en el gobierno municipal bipartito de Uviéu, que “no ha querido firmar la autorización para que podamos celebrar el evento. No entendemos esta decisión que perjudica a un tiempo a libreros, editores, autores y, por supuesto, a los lectores de Oviedo”. La editorial ovetense (una de las editoriales asturianas más reconocidas en el mercado editorial estatal) ha añadido que “al parecer, los caprichos de este señor suelen costar al sector muchas horas de trabajo. Izar una bandera en un colegio, sí. Firmar un papel para que la gente pueda disfrutar de la cultura, no. En fin. La literatura se impone nuevamente y trasladamos el acto a la Cámara de Comercio de Oviedo”.

A la protagonista de Tarada, que un buen día decidió saltarse todos los semáforos en rojo que le ponían por delante, seguramente se le escaparía una sonrisa mordaz (y cosas peores) ante ciertos zafios intentos de refrenar y de domesticar la cultura.

Concentración n’Uviéu esti miércoles con motivu del xuiciu n’Israel a Juana Ruiz

Pancarta de solidaridá con Juana Ruiz Sánchez nunca concentración na xixonesa plaza del Institutu, el pasáu día 22. FOTO: Cuqui Rueda

El Comité de Solidaridá cola Causa Árabe (CSCA) y la Coordinadora Asturiana d’Organizaciones non Gubernamentales pal Desarrollu (CODOPA) convoquen pa esti miércoles, 1 de xunu, una concentración na uvieína plaza de la Escandalera, a les siete y media de la tarde. Esi día ye la fecha prevista pa llevar a cau n’Israel el xuiciu contra Juana Ruiz, y el movimientu asturianu de solidaridá col pueblu palestinu quier amosar con esta movilización el so apoyu a la trabayadora humanitaria española residente en Cisxordania y denunciar les polítiques de represión y esterminiu qu’exerce l’Estáu d’Israel sobre la población de Gaza y Cisxordania.

Juana Ruiz Sánchez ye una andaluza que dende va 35 años vive en Palestina, onde trabaya como coordinadora de proyectos de la organización sanitaria palestina Health World Committees. (HWC). Esta trabayadora humanitaria de 63 años d’edá ta encarcelada pol Estáu d’Israel dende va más d’un mes y mediu. El 13 de mayu una ventena de soldaos israelinos presentáronse en plena nueche na casa de la familia de Juana Ruiz, na localidá cisxordana de Beith Sahur, cerca de la ciudá de Belén, y lleváronla detenida. El pasáu 8 de marzu l’exércitu sionista allanara la oficina central de HWC, n’Al Bireh, detuviera al responsable del departamentu de contabilidá de la organización, Tayseer Abu Sharbak, y secuestrara equipos informáticos y documentación sobre’l llabor humanitariu que HWC desarrolla en collaboración con delles organizaciones internacionales.

La Plataforma Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui pide un pronunciamiento del Parlamento asturiano

Concentración de apoyo al pueblo saharaui celebrada hace ocho días en la plaza de la Escandalera, con el Parlamento asturiano al fondo.

La Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui, que reúne a casi un cuarto de millar de entidades y personas, ha registrado en la Junta General una solicitud de declaración institucional para que el Parlamento asturiano se pronuncie a favor del derecho a la libre determinación del pueblo saharaui. Ese pronunciamiento, señalan sus promotores, estaría “en consonancia con el apoyo mayoritario a la justa causa del pueblo saharaui que desde el inicio del conflicto vienen manifestando tanto la sociedad española en general como la asturiana en
particular”.

La Plataforma pide a los diferentes grupos parlamentarios asturianos que respalden “la celebración de un referéndum libre, verificable, transparente e imparcial, que
contemple la opción de la independencia”. También demandan que el Parlamento asturiano solicite al Gobierno español que asuma ante la comunidad internacional “una posición digna y firme en defensa de los derechos que legítimamente asisten al pueblo saharaui teniendo en cuenta que España está obligada a ser consecuente con su responsabilidad jurídica, que no es otra que la de asegurar que se concluya el proceso de descolonización del Sáhara Occidental de acuerdo al respeto a la libre voluntad de la población concernida, el pueblo saharaui, y la de velar por el respeto de los derechos humanos de la citada población, en cumplimiento del artículo 73 de la Carta de Naciones Unidas“.

Solicitan, por otro lado, que la cámara legislativa asturiana denuncie “las violaciones masivas y diarias de los derechos humanas perpetradas por el régimen de ocupación marroquí contra la indefensa población civil saharaui en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, exigiendo la puesta en libertad de todos los presos políticos saharauis que sufren graves condenas de prisión en cárceles de Marruecos“. Y que haga público también su rechazo “al expolio de los recursos naturales del Sáhara Occidental por parte del régimen de ocupación marroquí con la complicidad de empresas extranjeras, muchas de ellas españolas”.

Concentración en Uviéu para conmemorar “un mes de resistencia” en Colombia

Las personas asistentes desplegaron una gran bandera de Colombia. FOTO: David Aguilar Sánchez

La plaza ovetense de la Escandalera acogió esta tarde una concentración para conmemorar “un mes de paro, un mes de resistencia en Colombia”, en la que participaron personas de la comunidad colombiana en Asturies y asturianas y asturianos. Cerca de medio centenar de manifestantes han muerto en el país sudamericano en estas semanas de movilización social contra las políticas del Gobierno derechista de Iván Duque y ha habido más de una veintena de víctimas de violencia sexual y casi medio millar de personas desaparecidas.

Fotos: David Aguilar Sánchez

“Ye hora de sustituyir les ocurrencies nes escueles pola evidencia científica”

Pilar Fernández González, profesora y presidenta de l'Asociación por una Educación Basada n’Evidencies, nel Institutu Alfonso II d'Uviéu. FOTO: David Aguilar Sánchez

Pilar Fernández González ye presidenta d’Asturies AEBE (Asociación por una Educación Basada n’Evidencies); profesora de Llingua Castellana y Lliteratura nel IES Alfonso II d’Uviéu, y profesora asociada de la Universidad d’Uviéu nel Departamentu de Ciencies de la Educación. Amás d’investigadora, académica, docente y rigurosa nel facer y nel dicir, ye pura enerxía y sorrisa cuando fala de dar la meyor educación a los y les neñes y a la mocedá dende la evidencia científica, dexando a un llau “les ocurrencies que munches veces se presenten como innovación”. El so apueste son les Actuaciones Educatives d’Éxitu (AEE), qu’al empar son la base de les comunidaes de deprendimientu que principiaron yá en 1978 nel Centru d’Educación de Persones Adultes de La Verneda Sant Martí (Barcelona). Estes actuaciones espardiéronse después a los centros educativos de tolos niveles de la mano de CREA (Centru d’Investigación en Teoríes y Práctiques Superadores de Desigualdaes) y cuenten col sofitu del más altu nivel científicu internacional. Agora, pali que pali y col llabor d’Asturies AEBE, ábrense pasu n’Asturies.

¿Cuándo naz Asturias AEBE?

Asturies AEBE nació’l branu de 2020 col envís de cubrir una necesidá que vien de vieyo: apostar por una educación basada n’evidencies. Un garrapiellu de profesores yá tábemos trabayando nesta llinia y decidiemos constituyir l’asociación.

¿En qué trabayen agora?

Lo más relevante que tamos faciendo hasta agora ye un seminariu de formación dialóxica de profesoráu y en toles actividades participen una media de 200 persones, tanto d’Asturies como del restu del Estáu. La ferramienta básica son artículos d’investigación de máximu impactu que se lleen, se comenten y se trabayen a comuña col profesoráu, en tertulies dialóxiques que son, precisamente, una de les Actuaciones Educatives d’Éxitu. Amás, tamos faciendo un ciclu de Tertulies Dialóxiques sobre los retos de la COVID-19 y collaboramos cola asociación vasca Adarra, con Hipatia-AEBE de Cantabria, Iris AEBE de Valencia, APROCAM Madrid y Odissea, de Cataluña.

¿Cuál ye l’oxetivu d’esti llabor?

El nuestru oxetivu ye formar al profesoráu y facer espoxigar la educación basada n’evidencies. Equí sigui vixente la cultura de “cada maestrín tien el so llibrín”. Eses coses que se sienten al principiar el cursu como: “Voi probar esto a ver qué tal funciona”, mientres qu’hai investigaciones que dicen dende va años lo que funciona y lo que non; pero como eses evidencies nun se conocen, pos nun s’utilicen. Figúrate que, cuando tábemos en plena pandemia, se descubriera la vacuna pa la COVID-19, que fuera accesible, y que mentantu anduviéremos probando con aspirines a ver qué tal diben… Eso ye lo que ta asocediendo n’educación, polo que queremos dar a conocer eses evidencies y llevales a les escueles y les families, que tamién tienen muncho que dicir.

Evidencia científica n’educación ye, por exemplu…

Ye aquello que se demostró que funciona, actuaciones que demuestren qu’ameyoren los deprendimientos, la convivencia, el bienestar socioemocional y los valores ético-cívicos del alumnáu y de la comunidá. ¿Cómo ye posible demostrar eso científicamente? El Conseyu d’Europa fíxolo ente 2006 y 2011 con un estudiu qu’encargó a varies universidaes pa qu’investigaren les actuaciones que tuvieren consiguiendo meyores deprendimientos y meyor cohesión social y el resultáu foi l’informe Includ-ed, nel que s’identificaron les acciones  que tuvieron meyores resultaos en diversos contestos a nivel académicu, de bienestar socioemocional y de valores socioéticos.

FOTO: David Aguilar Sánchez

Avézase a falar de buenes practiques y d’actuaciones educatives d’éxitu. ¿Qué son concretamente?

Foi lo que detectó l’informe Includ-ed: buenes practiques, que son les que nun momentu aplica un profesor o profesora, una escuela, y que funcionen, pero que dependen de determinaes variables (n’otra escuela nun funcionaría, con otra profesora tampoco, valdría nun cursu sí y n’otru non…). Son buenes práctiques, y bien ta lo que se faiga bien. Sicasí, les actuaciones educatives d’éxitu son seis actuaciones concretes que furrulen siempre independientemente de toles variables; ye dicir, algamen los meyores resultaos d’aprendizaxe pa tol alumnáu independientemente del contestu.

Taría bien matizar qué significa éxitu n’educación: hai quien piensa que ye satisfacer les necesidades del mercáu llaboral o que ye abondo con que l’alumnáu sía feliz…

L’éxitu nun se midi namás pol encaxe de la escuela col mercáu llaboral, que tamién, sinón porque tol mundu tenga toles oportunidaes llaborales y pueda escoyer de verdá dende too eso. Y, amás, l’éxitu mídese tamién nel ámbitu socioemocional y en valores socioéticos. Nel éxitu tán los tres ingredientes: éxitu académicu y profesional, socioemocional y en valores éticos.

¿En qué consisten eses actuaciones educatives d’éxitu?

Les actuaciones educatives d’éxitu tienen en común el deprendimientu dialóxicu, una fuerte implicación de la comunidá y, lo más importante, interacciones. El deprendimientu nun vien de nenguna metodoloxía concreta, sinón de les interacciones ente les persones, interacciones diverses y de calidá.

“Dialóxico” ye’l conceptu común a eses actuaciones. ¿Qué significa exactamente?

Dialóxico vien de diálogu, pero ye un diálogu que tien de cumplir una serie de requisitos, principiando porque se faiga nel marcu d’una rellación d’igualdá y non de poder y sabiendo que tol mundu tien intelixencia cultural qu’apurrir. Nel deprendimientu dialóxicu danse interacciones que, como dicen Adriana Aubert y Ramón Flecha, “faen medrar el deprendimientu instrumental, favorecen la creación de sintíu personal y social y tán empobinaes por principios solidarios nos que la igualdá y la diferencia son valores compatibles y que s’arriquecen ente sí”.

¿Cómo se lleva too esto a la práctica?

Por exemplu, nel mio casu, trabayu nun institutu mui intercultural, nel qu’una adolescente d’Uviéu de tola vida y de familia con estudios universitarios pue tener interacciones con otra adolescente recién llegada de Senegal y d’un contestu mui diferente. Lo qu’intentamos ye abrir les aules pa que la comunidá entre nel centru, de manera que tanto la neña d’Uviéu como la senegalesa sepian cómo piensen una y otra. Trátase d’intervenir de verdá, non de facer una xornada multicultural, sinón que mientres s’esplica la rima asonante y consonante nun grupu interactivu teamos conociéndonos y deprendiendo muncho más.  Nún d’esos grupos interactivos yo puedo tener a dos madres, una profesora retirada y la conserxe trabayando en clas colos neños y neñes. Son cuatro persones dientro de clas en grupos heteroxéneos y eso asegúranos la calidá de les interacciones pa que’l que tien menos nivel reciba apoyu del que tien más nivel académicu y pa qu’esti perciba los problemes dende otra perspectiva. Asina conseguimos que les y los neños pasen de buenos a escelentes.

FOTO: David Aguilar Sánchez

La tendencia nos últimos años ye la contraria: separar al alumnáu por niveles académicos p’asina nun baxar el nivel de quien va meyor…

Y lo que vemos ye qu’eso nun funciona nin pa unos nin pa otros. Nos informes internacionales sobre resultaos académicos, España ta nun puestu medianín, nun hai muncho alumnáu con resultaos malos, pero l’alumnáu buenu ta ente los peores de los meyores d’Europa, porque nun se-y da oportunidá d’ameyorar. Namás ufiertándo-yos otros enfoques van tener oportunidá d’ameyorar.

Nel casu de quienes algamen peores resultaos académicos, agora van a PMAR (Programes de Meyora del Deprendimientu y del Rindimientu), cuéntase con que nun van llegar al nivel del restu…

Eso ye proyectar espectatives baxes y lo que se ta faciendo ye apartar a esi alumnáu a otru contestu y con un nivel más baxu. ¿Qué clas de milagru se va a conseguir pa que lleguen al nivel de los otros? La investigación diznos qu’eso nun va a ser posible: pasen les mesmes hores que’l restu del grupu nel centru pero nun entornu menos ricu. ¿Cómo va a funcionar? De lo que sí tenemos evidencia ye de que si incluyimos de verdá y interaccionamos, sí que vamos llegar. Nun gusta sintilo, pero les universidaes más famoses a nivel internacional tienen una política de diversidá mui fuerte y nun ye por poner color a la foto, sinón que saben que cuanta más diversidá tienen, meyores resultaos tienen. Y nun lo faen porque sían ONGs, sinón porque costaten que les interacciones y la diversidá ameyoren los resultaos.

No que comentaba de meter a les families nes escueles, inclusive en clas, xenera rocea nel profesoráu que dacuando enfréntase a families qu’adopten el papel de cliente individualista énte la escuela y la so única molición ye cómo va’l so fiyu o fiya.

De mano lo que dicimos ye que cuando llamamos a les families, estes nun vienen. Habría que preguntase por qué. Si les llamamos pa reñer porque’l neñu o la neña se porta mal o pa que faigan la fiesta de fin de cursu, ¿por qué van tener interés en venir? Si realmente asumimos que la escuela ye de toos y toes, vamos abrir les escueles y vamos ver que les families sí que quieren participar n’educación, pero necesiten una voz y qu’esa voz valga pa dalgo. Nel informe Includ-ed indícase que la participación de les familes con más influencia ye la participación educativa, non la informativa como la que se fae agora o la formal (de los conseyos escolares). La verdaderamente educativa ye na que les families participen nes aules, n’ameyorar les aules. Por exemplu, hai madres, güeles y güelos, hermanes que tán participando na biblioteca tutorizada, caún y caúna dende la so especialidá y los sos saberes, ayudando coles tarees a neños y neñes, non al suyu namás, sinón compartiendo conocimientos col conxuntu. Asina facemos comunidá de verdá.

Biblioteca tutorizada que diría más allá del horariu lectivu…

Sí, la biblioteca tutorizada fáese después, ye un espaciu y un tiempu p’ayudar colos deberes y nella hai persones voluntaries de les families qu’ayuden con mates, llingua, tecnoloxía, historia… Agora en pandemia facémoslo pola plataforma Teams y divídese l’alumnáu coles voluntaries y voluntarios por materies y trabayen a comuña. Pa mirar por ti tienes que mirar pola comunidá. Inclusive egoístamente, ta demostrao que funciona.

UN MODELU D’OCURRENCIES

L’otru día comentaba un profesor nel institutu que “tolos años nos vienen con una metodoloxía nueva, parez que nun sabemos facer el nuestru trabayu”. Trátase d’una de les profesiones más vieyes del mundu y tamién de les más cuestionaes.

Eso ye verdá, primero vienen coles intelixencies múltiples, más tarde colos deprendimientos significativos, y después nun sabes yá con qué. Yo siempre que me vienen con dalgo nuevo pregunto en qué se basa y ónde se demostró que funcionaba. Esa ye la clave. Enantes diba a congresos d’espertos, nos que yo tamién llevaba la mio ponencia, y cansaba d’escuchar tolo que les y los profes faen mal. Y la mio ponencia principiaba alvirtiendo de que yo yera una d’eses profes que tan mal lo fae…. El profesoráu ta fartucu d’ocurrencies. Asina que cuando presenten un métodu, habrá que preguntar en qué se basa. Pero equí publícase un artículu d’educación en Nature, una de les publicaciones d’investigación científica con más prestixu a nivel mundial, y nun llega al profesoráu; en cuenta d’eso n’educación guiámonos, con tolos respetos, polo que saca’l periódicu.

Si tanta evidencia científica hai nel ámbitu educativu, ¿cómo ye entós que nun s’aplica?

Hai munchos intereses, dende cursos de formación, editoriales… Tolo que se mueve alredor de la educación defiende esti modelu d’ocurrencies y de cambiar les coses cada dos años pa que nun cambie nada. Cambiaron cincuenta mil lleis y los resultaos nin p’arriba nin p’abaxo… La responsabilidá ye de profesores universitarios y non universitarios; hemos de tener rigor, coime, que se trata de los nuestros neños y neñes.

Agora yá tenemos una llei nueva d’Educación. ¿Qué podemos esperar?

De mano, nun veo evidencies científiques en nenguna parte. Más de lo mesmo. En cualquier casu, con too y con eso, los y les profesionales tenemos muncho que dicir y que facer nos centros educativos.

¿Existen esperiencies de les que deprender nesta llinia?

Nel Alfonso II yá tenemos un proyectu d’innovación cola biblioteca tutorizada, los grupos interactivos, les tertulies dialóxiques y lliteraries… Tamién se ta trabayando na escuela rural agrupada de La Coroña (Nava-Cabranes) y n’otros centros d’Asturies con profesoráu qu’empieza a trabayar d’esta manera. Eso n’Asturies. A nivel internacional hai más de 200 escueles que son comunidaes de deprendizaxe y hailes per tol mundu. L’añu pasáu tuvimos una collaboración con México pa presentar el proyectu del Alfonso II porque teníen interés en trabayar per esta vía. Y lo más interesante ye l’alcuerdu que’l Gobiernu de Portugal firmó con CREA pa poner en marcha esta forma de trabayar nel sistema educativu nel cursu qu’entra.

FOTO: David Aguilar Sánchez

Hasta n’educación podemos dicir aquello de “siempre nos quedará Portugal”. ¿Qué tien Tiago Brandão Rodrigues, el ministru d’Educación portugués, que nun tengan otros de la contorna?

Ye un señor que nun venía de la política, sinón del mundu de la medicina, y lo primero que fixo al llegar al puestu foi preguntar qué evidencies científiques había nesti campu de la educación. Descubrió l’informe Includ-ed y púnxose en contactu con CREA pa ponelu en marcha. Equí nun tenemos esa cultura d’aplicar la evidencia científica n’educación. Equí vamos por modes, innovaciones qu’inclusive pueden ser dañines pa los y les neñes, como cuando un neñu péga-y a una neña y lo que munches veces-yos dicen les persones adultes responsables ye qu’hai que querese y dase un abrazu. Eso nun ye una bona práctica, ye normalizar el maltratu; dase un besu, y más a la fuercia, nun previén el maltratu. O lo de ponese a dar clases pa conocer el cuerpu y forciar que dalguién te toque cuando a lo meyor ye un neñu o neña que sufre malos tratos… Y asina una montonera d’ocurrencies que se presenten como innovadores, mientres s’arrequexen les evidencies científiques.

Amás de les ocurrencies, dende Asturies AEBE critíquense los ‘mitos’ n’educación, como’l del que la escuela únicamente reproduz el nivel académicu y socioeconómicu de les families, que nun tien un papel d’iguar desigualdaes, sinón de reproduciles…

Asturies ye’l sitiu perfectu pa desfacer esi mitu porque, como diz una amiga mía, equí tenemos toos y toes el cuchu mui cerca. Afírmase qu’entornos probes ye igual a resultaos probes, pero nun se plantea qué ta faciendo la escuela con esi entornu, si lu ta incluyendo o inorando. Vigotsky dixo que deprendemos por interacción con un igual más capaz o una persona adulta que guie, con un andamiaxe que va xubiendo. Pero si nun tienes a dalguién más capaz, nun vas a deprender. Y nun ye namás andamiaxe, ye tamién diversidá. Va poco, nel nuestru institutu, una madre d’una neña inmigrante descubrió, cola so participación activa nestes actividaes, un grave problema emocional d’un neñu español con munches dificultaes socioeconómiques y ta actuándose porque ella lo vio, naide detectara eso enantes. Eses otres miraes son imprescindibles p’ayudar a los neños y les neñes.

ESCUELES QUE NUN SEYAN TORRES DE MARFIL

¿La clave ye abrir les escueles?

Lo que ta claro ye que si les escueles son torres de marfil nun cambia nada. Nes tertulies dialóxiques, por exemplu, lleemos La Odisea, les espectatives han de ser altes y non baxar a noveluques rebaxaes de nivel pa públicu infantil y xuvenil. El resultáu ye qu’un sábadu de nueche tópome a una madre ensin estudios que me cuenta cómo en casa falen y comenten La Odisea. Una muyer ensin estudios qu’al empar incorpora los sos saberes al centru. Y, pa muestra, tenemos la escuela Joaquim Ruyira, nuna de les árees más probes de Barcelona, con un 90% d’alumnáu inmigrante, y que vien saliendo na prensa como “escuela milagru”, tanto polos sos bonos resultaos académicos como pol impactu que ta teniendo nel barriu: la escuela va más allá de les sos parés y eso beneficia a tola comunidá.

Cuando se fala d’actuaciones educatives d’éxitu siéntense nomes como Paulo Freire, Habermas…

Too esto parte de la teoría de l’acción comunicativa d’Habermas, del convencimientu de que tolos seres humanos son capaces de tener una interacción comunicativa. Freire, con Pedagogía del oprimido, ye quien nos fae ver la importancia del dialoxismu na educación, y Ramón Flecha, catedráticu de la Universidá de Barcelona, ún de los  impulsores de CREA y director del informe Includ-ed, ye otru de los nomes que vamos topar equí, xunto con Lev Vigotsky o Rita Levi-Montalcini, que diz aquello de “Tu y yo somos bonos, pero xuntos somos maravillosos”.

Pa dir acabando, ¿cómo sería la escuela ideal?

Sería democrática, dialóxica, basada n’evidencies y onde la igualdá d’oportunidaes se mida pola igualdá de resultaos. Hestóricamente, la clas maxistral considerábase’l novamás de la igualdá d’oportunidaes: el sabiu daba la so llección y quien llegara a ella bien y quien non, pos non. Pero pa que la igualdá se dea dafechu tien d’haber igualdá de resultaos y por arriba. La escuela tien de poner la mirada n’algamar resultaos excelentes pa tol mundu.

El movimiento de pensionistas alerta en Xixón del intento de “convertir el derecho a una pensión digna en un negocio”

El movimiento de pensionistas se concentró en la explanada de la gijonesa plaza del Humedal.

Personas que ya han terminado su ciclo laboral y jóvenes sometidos a un mercado laboral cada vez más precarizado unieron sus voces este mediodía en la concentración convocada por el movimiento en defensa del sistema público de pensiones en la plaza del Humedal, en Xixón, como parte de un calendario de movilizaciones que culminará con una gran marcha a Madrid desde diferentes territorios prevista el próximo mes de octubre. En un comunicado leído por el escritor Pedro Curto se alertó del propósito de la Unión Europea de “imponer directivas como el Plan Paneuropeo de Pensiones, que buscan convertir el derecho a una pensión digna en un negocio financiero cautivo de la banca especulativa”.

Añadió que “para justificar esa privatización tratan de construir un falso relato sobre la insostenibilidad del sistema, a la vez que lo cargan de gastos impropios y reducen sus ingresos bajando las cotizaciones que ingresa la Seguridad Social para aumentar las ganancias de las empresas”. El sistema, aseguró, “es solvente y no necesita más recortes, sino revertir las retrógradas reformas impuestas en los últimos años”, al tiempo que denuncio “el nefasto resultado de la privatización de la sanidad y los servicios de residencias, que se han mostrado ineficaces y mortales para decenas de miles de mayores con la crisis de la COVID”.

Así las cosas, siguió diciendo Pedro Curto, el movimiento de pensionistas seguirá recogiendo firmas y promoviendo resoluciones en ayuntamientos y parlamentos autonómicos en exigencia de una auditoría en la Seguridad Social “que explique cuáles han sido los ingresos y gastos del sistema desde su constitución en 1963”. Las movilizaciones alcanzarán su cénit el 16 de octubre, en “una marcha sobre Madrid en defensa del sistema público de pensiones, contra las privatizaciones de las cotizaciones sociales, de la sanidad y de las residencias de mayores. Lo privado mata y malgasta: después de lo ocurrido es inaceptable que se persista en la idea de trocear en manos de especuladores servicios esenciales para la población”.

La psicóloga Sara Combarros, d’Asamblea Moza d’Asturies, fue una de las personas que intervino en el acto.

En el acto intervinieron también tres jóvenes. Un representante del Conseyu de la Mocedá recordó que el 40% de las y los jóvenes siguen viviendo con sus padres y madres por falta de recursos económicos para emanciparse y que “retrasar la edad de jubilación no es una solución”. Añadió que “apoyamos las movilizaciones de los pensionistas” y concluyó con unos versos del poeta Miguel Hernández: La juventud siempre empuja / la juventud siempre vence. Un portavoz del Sindicato de Estudiantes señaló que “la lucha por unas pensiones justas es también la lucha de la clase trabajadora y de la juventud”. Y la representante de Asamblea Moza d’Asturies denunció que a la juventud asturiana actualmente sólo se le presentan tres escenarios: “Paro, precariedad o exilio”. Tuvo palabras de reconocimiento para “nuestros abuelos y abuelas, que llevan tantos años movilizándose, defendiendo el futuro de las pensiones, defendiendo el futuro de Asturies”.

Pensionistas procedentes de diversos concejos acudieron a la movilización de Xixón.

En declaraciones a Nortes al inicio de la movilización, María Teresa Dopazo, portavoz de la Coordinadora de Asturies por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, advirtió de que “nos quieren endosar la ‘mochila austriaca’ y el factor de sostenibilidad. Ayer salían declaraciones en las que decían que parece que habían llegado a un acuerdo los agentes sociales con la patronal y el Gobierno para derogar el factor de sostenibilidad”. Apuntó al respecto que “sabemos perfectamente que no se va a derogar, le cambiarán el nombre o lo modificarán algo, pero el factor de sostenibilidad va a estar ahí. Y eso va a perdjudicar a las generaciones futuras, porque cada cinco años se va a revisar, y va a ser una revisión a la baja”.

La portavoz de la Coordinadora advirtió de que “nos preocupa mucho el futuro de la gente joven y el tema de las pensiones privadas, la llamada ‘mochila austriaca’, que aunque le cambien el nombre es una idea que tienen desde 2011, ya estaba en los planes del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero“. Por todo ello, manifestó, “seguimos saliendo todas las semanas a la calle, en diferentes sitios de Asturies y de otros territorios, y volveremos a Madrid. Haremos una marcha como la de 2019, para plantar cara al Gobierno que hay en este momento y que es más de lo mismo, porque hasta la fecha no ha habido cambios: seguimos con la reforma laboral, con la reforma de pensiones, con la ‘ley mordaza’… Hay muchas cosas que cambiar y habrá que pelearlo”.

Carteles de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE).

En la concentración participaron Laura Tuero y Juan Chaves, portavoz y concejal, respectivamente, de Podemos-Equo en el Ayuntamientu de Xixón; históricos sindicalistas como Cándido González y Balbino Cano, de la Corriente Sindical d’Izquierda; y activistas sociales como Javier Arjona, de Soldepaz-Pachakuti, y Rafael Velasco, de la Federación Asturiana Memoria y República (FAMYR). Grupos de pensionistas procedentes de Uviéu y Siero, entre otros concejos, se desplazaron a Xixón para participar en una movilización que tuvo como banda sonora L’estaca, de Lluís Llach, y Canto a la libertad y Somos, de José Antonio Labordeta, entre otros temas emblemáticos que sonaron por la megafonía.

Dos remedios infalibles contra el fascismo: memoria y estropajo

Dos críos limpian las placas en recuerdo de varias víctimas del Holocausto en el pavimento de una calle del centro de Berlín.

Yo sabía que la memoria (la memoria histórica, la memoria democrática, la memoria a secas…) es un remedio infalible contra el fascismo, pero fue Elena la que me enseñó que también puede serlo un humilde estropajo.

Era el último domingo de enero del año pasado, víspera del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Elena convenció a su hijo y a un amigo de este para que esa mañana de frío invernal berlinés salieran de casa los tres equipados con una botella de agua, detergente y esponjas con estropajo. Fueron recorriendo las calles del centro de la capital alemana: detenían el paso cada vez que encontraban a sus pies una de las placas que jalonan la ciudad de Berlín a pie de asfalto recordando el nombre y el apellido de alguna persona que vivió a esa altura, en esa calle, y a la que le robó la vida el nazismo y sus fanáticos verdugos.

Elena, su hijo y el amigo de su hijo fueron limpiando, con respeto y cariño, las placas de mujeres, hombres, niñas y niños que encontraban a su paso. Ante una de ellas, la de Judis Rosenow, los dos críos echaron cuentas de la edad de la víctima. Y le preguntaron a Elena qué motivo puede haber para asesinar a una niña de cuatro años. Y Elena, que es madre, que es italiana de Milán, que es alemana de Berlín porque allí vive desde hace más de veinte años, que es ciudadana del mundo, que es profesora universitaria y filóloga habituada a usar la palabra para interpretar la vida, no encontró verbos ni adverbios ni adjetivos que pudieran explicar un genocidio. Les respondió que no había motivo y que la memoria es lo único que nos puede asegurar que eso que pasó no se repetirá nunca más. Y echó mano de una cita de Primo Levi, escritor italiano, judío de origen sefardí, militante antifascista, superviviente del Holocausto: «Si comprender es imposible, conocer es necesario, porque lo sucedido puede volver a suceder, las conciencias pueden verse de nuevo seducidas y obnubiladas».

Placas en el suelo de una calle de Berlín que recuerdan a víctimas del nazismo.

Cuando me contó lo que habían hecho esa mañana de domingo me dieron ganas de abrazarla, salvando esa distancia tremenda entre Berlín y Xixón que nos unía y que nos separaba. Los recuerdos más hermosos del tiempo que compartí con Elena me remiten a cosas como un estropajo, una bandera tricolor, flores sobre una tumba… En Barcelona quiso que nos pegáramos una buena pateada hasta el cementerio de Montjuïc porque allí estaba la tumba de Durruti, Ascaso y Ferrer i Guardia, y sabía que yo tenía ganas de dejar sobre sus nombres una flor. Pero nos presentamos allí sin flor alguna y bromeamos sobre la idea de robar las flores que adornaban la tumba de algún banquero u oligarca enterrado en aquel mismo cementerio para ponerlas sobre la lápida de aquellos tres anarquistas, que sin duda las merecen más.

Estatua dedicada a Federico García Lorca en la plaza de Santa Ana, en Madrid.

En Madrid también fue idea de ella que esperáramos una hora y pico bajo el sol tórrido de agosto hasta que acabó el homenaje memorialista programado ante la estatua de Lorca en la plaza de Santa Ana para poder fotografiarnos nosotros dos, solos, bajo la estatua del poeta, abrigada esa mañana con una bandera tricolor más luminosa que el cielo luminoso de Madrid. Y en Berlín me enseñó todos los lugares en los que la memoria ha vencido al nazismo, y me acompañó hasta una librería emblemática y rojeras en la que tenían a la venta la edición alemana de mi novela ‘Lluvia de agosto’, y me hizo una foto con el libro mientras a mí se me caía la baba.

Cada vez que por aquí, en Asturies, hacemos algo para mantener alzada la bandera de la memoria democrática, me acuerdo de Elena, por estas cosas que acabo de contar y por muchas más (es una persona extraordinaria con la que he tenido la suerte de compartir un trecho del camino de nuestras vidas). Hace unas semanas le mandé las informaciones que publicamos en Nortes sobre el homenaje a las víctimas del nazismo en la Senda del Cervigón, en Xixón, y sobre el batallón de partisanos italianos formado por gitanos sinti. Ella me manda periódicamente desde otra orilla de Europa historias de lucha y de resistencia contra el olvido. Y todas hablan el mismo idioma, ese idioma en el que no hay espacio para la palabra vacía ni para el silencio, porque la palabra vacía es renuncia y el silencio es abandono.

Apoyar a Juani es defender la solidaridad

Concentración de apoyo a Juana Ruiz en la gijonesa plaza del Instituto, el pasado mes de abril. FOTO: Luis Sevilla

En estos días y semanas con tantas turbulencias en el ámbito nacional e internacional, la noticia de la detención, por Israel, de Juana Ruiz, una española que trabaja en la cooperación, que estos días va a ser juzgada por un tribunal militar, ha pasado a un segundo plano. La suya fue una detención administrativa, totalmente arbitraria, que está teniendo amplia repercusión en los medios de comunicación y que está desatando grandes protestas sociales contra la política sionista de criminalizar la solidaridad con el pueblo palestino.

No se nos puede olvidar que Juana Ruiz, Juani para los amigos, lleva más de un mes en prisión administrativa, sin acusaciones fundadas, sometida además a la jurisdicción militar de Israel, un estado que no respeta los derechos humanos. ¿Hasta cuándo seguirá privada de libertad? ¿Hasta que al sionismo le dé la real gana porque se saben impunes?

Asturias siempre ha sido solidaria con los pueblos oprimidos y a Juani se le debe la gran vinculación de esta tierra con Palestina. A su labor se debe que muchos asturianos hayan conocido a los palestinos, cómo viven la ocupación, todo lo que conlleva un régimen de apartheid agravado por la permanente limpieza étnica, el constante robo de sus propiedades y recursos, la destrucción de sus infraestructuras, los asesinatos selectivos y masivos; todo ello con el objetivo de afianzar un estado judío en el que sobran los palestinos.

Desde hace décadas Juana Ruiz es de sobra conocida en las instituciones asturianas. Juani siempre acudía con proyectos para llevar la salud a ese pueblo tan maltratado, que también es el suyo, porque Juani es española y palestina; española por nacimiento y palestina porque allí vive, y palestinos son su marido y sus dos hijos. Su tarea como trabajadora de los Comités de Salud ha consistido en llevarle a este pueblo el derecho a la salud, para que no le faltara atención médica.

Gracias a Juani, representantes de instituciones asturianas y miembros del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe pudieron y pudimos conocer esa tierra con tanto patrimonio histórico, ver sobre el terreno la red sanitaria y asistencial de los veinticinco centros de Health Work Committees y evaluar los proyectos financiados desde Asturias. Pero, además, percibir con nuestros propios ojos el drama humano que padece Palestina: las colonias israelíes, las humillaciones constantes a las que los tienen sometidos los ocupantes, la displicencia de los soldados en los check points, visitar los campos de refugiados. Y, por el contrario, apreciar la capacidad de resistencia de ese pueblo, el empoderamiento de muchas de sus mujeres. En definitiva, comprobar sobre el terreno lo que ocurre en Palestina: una realidad opuesta a la equidistancia con que algunos medios pretenden informar, en el mejor de los casos, asimilando al agresor y al agredido.

Por medio de las iniciativas de Juana Ruiz, canalizadas sobre todo desde la Agencia Asturiana de Cooperación y ayuntamientos como los de Gijón, Langreo y en su momento Oviedo, se desarrollaron proyectos sanitarios para los veinticinco centros sanitarios de Health Work Committees, se los dotó de una ambulancia medicalizada, se apoyó el centro de personas discapacitadas y en Belén una escuela para niños y niñas.

A su vez en Asturias nos honraron con su visita importantes  personalidades palestinas, como el arzobispo de Jerusalén, Teodosios Atala Hanna; la presidenta de los Comités de Mujeres, Maja Nassar y Victor Batarshe, alcalde de Belén, con quien se firmó un protocolo de amistad y cooperación entre Gijón y la ciudad de Belén. Por todo ello, en reconocimiento a tan buenas relaciones, una de las plazas de Belén tiene por nombre plaza de Gijón.

También hemos tenido visitas de niños y adolescentes palestinas y palestinos; procedentes, unos, de los campamentos de refugiados de Siria, Líbano y Jordania, y otros de los territorios ocupados, entre ellos George, el hijo de Juani. Estos muchachos y muchachas fueron recibidos en las instituciones municipales y regionales; durante unos días jugaron a los bolos, al futbol, se bañaron en nuestras playas, compartieron encuentros con alumnado de un instituto de Gijón, participaron conjuntamente en excursiones y en otras actividades… Como deferencia al compromiso de Asturias con Palestina, tuvo lugar la escala en Gijon de dos embarcaciones de la Flotilla de la Libertad Rumbo a Gaza y con el voluntariado que llevaba a bordo se vivieron momentos inolvidables.

Hace poco más de un mes una unidad del ejército israelí asaltó las oficinas de Health Work Committees y destruyó los equipos informáticos. Desde entonces la detención de Juani se veía venir. ¿Con qué objetivo? Inventar acusaciones falsas contra ella, y dar un golpe a la cooperación para hacer todavía más difícil la vida de la población palestina, al igual que están haciendo al negarles el acceso a la vacuna contra la COVID-19.

En Asturias no podemos olvidar a Juana Ruiz en estos momentos tan difíciles en que, con pruebas inventadas, la acusarán de todo lo peor. Defender a Juani es estar con una mujer que tanto ha contribuido a la salud de este pueblo, y a que conociéramos su grandeza y su resistencia a la ocupación. Gracias a ella se han establecido vínculos de afecto entre Asturias y Palestina, y por eso tanto a Juani como al pueblo palestino no podemos dejarlos en el abandono.

Ante esta situación pedimos a  las instituciones regionales y locales de Asturias que no se muestren indiferentes ante las acusaciones falsas que le atribuyen, que se impliquen en su defensa y trasladen a las autoridades españolas y europeas la necesidad de su apoyo incondicional, porque la solidaridad no es ningún delito. Al mismo tiempo, reiteramos la petición de que de una vez se tomen medidas contra el estado de Israel, un estado colonial que incumple los derechos humanos con la población palestina y las resoluciones de la ONU, un estado que no acata la legalidad internacional.

Alberto Korda, mucho más que el fotógrafo del Che

Alberto Korda, fotógrafo de la Revolución Cubana.

-¿Conoces la foto del Che? -me preguntó mi redactor-jefe.

-¿Qué foto del Che? -respondí preguntando con esa chulería sin tamizar que se tiene a los veinte años.

-Joder, la foto icónica del Che. Esa en la que aparece con la mirada perdida en el horizonte.

-Sí, claro que la conozco -dije cayendo del guindo. Yo había hecho buena parte del Bachillerato con esa imagen tatuada en la carpeta plastificada con la que iba al instituto-. Esa imagen la conoce el mundo entero.

-Pues el fotógrafo que la hizo anda por Gijón, en visita privada.

-¡Hostia!

-¿Por qué no le pides una entrevista?

Le pedí una entrevista, y me la concedió. Alberto Korda estaba pasando unos días de vacaciones en casa de un gijonés, un viejo conocido suyo. Supongo (lo supongo porque no lo recuerdo) que me presenté ante ellos dos balbuciendo. Balbucí también (eso lo recuerdo más que lo supongo) cuando Alberto Korda clavó en mí su mirada negrísima, medio oculta tras la grisura del humo de su cigarrillo, una mirada que parecía opaca y dormida pero que estaba llena de luz y de vigilia. Recuerdo también su voz, grave y penetrante como esos vientos remotos que revolucionan un océano. Yo hice mis preguntas, él me dio sus respuestas. Yo quería hablar de cómo y cuándo gestó aquella fotografía del Che, él quería hablarme de otros proyectos, más cercanos a la fotografía artística y contemporánea y a las profundidades de la fotografía submarina (que había practicado durante muchos años) que a las superficialidades que a veces se imponen en la fotografía de prensa. Me contestó sobre lo primero, le repregunté sobre lo segundo… Creo que reflejé honestamente ambas cosas, aunque el titular de la entrevista se lo entregué a una reflexión suya sobre esa imagen del Che, cómo no.

La fotografía icónica que Alberto Korda le hizo al Che Guevara en marzo de 1960 en La Habana.

Supongo (más que suponerlo estoy casi convencido) de que Alberto Korda estaba ya cansado de toda esa cohorte de periodistas que, fuera donde fuera, en cualquier rincón de América o de Europa, le preguntábamos machaconamente por lo mismo: esa foto que había captado a principios de marzo de 1960, mientras el revolucionario cubanoargentino Ernesto Guevara lanzaba al horizonte una mirada de dolor, de tristeza y de revancha, durante un funeral de Estado por las víctimas de La Coubre, un buque de pabellón francés que había saltado por los aires en La Habana en un atentado terrorista organizado por la CIA y que había dejado más de un centenar de muertos. Cumplidor conmigo y con su anfitrión gijonés, que había mediado para que nos concediera aquella entrevista para El Comercio, contó, por enésima más, cómo se inscrustó en el objetivo de su cámara aquel momento irrepetible. Años después, leyendo entrevistas y artículos sobre Alberto Korda, supe que había una frase de El principito a la que le gustaba apelar y que seguramente aportaba ese ingrediente de magia que, más allá de que él estuviera en el momento y en el lugar apropiados, hizo que captara esa imagen imborrable que dio la vuelta al mundo: “Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible para los ojos”.

El fotógrafo retrató en febrero de 1959 a una niña con una muñeca de palo que había encontrado en un basurero.

A mí me encanta su Niña de la muñeca de palo. Me encanta su Fumadora de Habanos. Me encanta El Quijote de la farola. Me encanta su Brisas del mar, una foto que hizo en 1957, cuando se dedicaba a la fotografía publicitaria… Contaba que dejó de fotografiar la belleza de aquellas mujeres que protagonizaban las campañas publicitarias para fotografiar la belleza de la Revolución Cubana.

El 26 de julio de 1959, frente a la Biblioteca Nacional de La Habana, Korda retrató a ‘El Quijote de la farola’.

Alberto Korda nació en El Cerro, un barrrio humilde de La Habana. Fue el hijo único de un ama de casa y de un obrero ferroviario destinado en el servicio de telégrafos. Trabajó en una empresa estadounidense de jabones y detergentes y en otra multinacional yanqui de máquinas de escribir. Un día, a su padre le regalaron una máquina fotográfica y él se adueñó de ella: la llevaba en su maletín de comercial mientras recorría las calles de La Habana y, entre visita y visita, disparaba con ella sobre la realidad tremenda de la capital cubana de aquellos tiempos, en la que imperaban la mafia y las multinacionales y en la que reinaban la dictadura y la miseria. A Alberto Korda empezó a crecerle la conciencia: “Yo comprendía que aquel mundo no podía seguir así. Decidí que, aunque fuera fotógrafo, aunque no fuera guerrillero que había luchado en la sierra, ni mucho menos, debía dedicar mi trabajo a la revolución que nos prometía cambiar esas desigualdades”, dijo años después.

Este martes se cumplieron veinte años de la muerte de Alberto Korda (La Habana-1928-París, 2001), que se llamaba en realidad Alberto Díaz Gutiérrez. Y fue mucho más que el autor de la imagen Che. Pero esa imagen resume una parte importante de su identidad y de la identidad de un pueblo. Alberto Korda fue, en sus propias palabras, “un humilde fotógrafo de una islita de once millones de habitantes que hizo una imagen que supera el número de reproducciones de cualquier otra imagen de la historia de la fotografía. Y mis nietos, mis tataranietos, dirán: ‘Coño, mi abuelo, mi tataranieto fue un tipo de mérito’. Yo tuve la suerte de hacer esa foto y poder dejarle algo a la Humanidad. No dejo grandes palacios, yates, dinero en los bancos ni nada de eso: dejo una muestra de mi trabajo en el paso por este mundo”.

El movimiento vecinal se moviliza a las puertas “del peor centro de salud de Gijón”

Las vecinas y vecinos se manifestaron esta tarde ante el centro de salud de Nuevu Xixón, en la calle de Orán.

El movimiento vecinal gijonés no abandona la calle en su lucha cívica para exigir una atención sanitaria de calidad. Tras las movilizaciones convocadas por la Federación de Asociaciones Vecinales de Xixón frente a los centros de salud Puerta de la Villa (zona centro) y Severo Ochoa (Pumarín) y la concentración ante la sede del SESPA (Uviéu), las asociaciones Santiago, de Nuevu Xixón-Perchera-La Braña, y Evaristo San Miguel, del Polígonu de Pumarín, reunieron esta tarde a un centenar y medio de vecinas y vecinos a las puertas “del peor centro de salud de Gijón, tanto en infraestructura como en servicios ofertados”, denunció, micrófono en mano, Roberto Porras, de la Asociación Vecinal Santiago.

En el acto se vivieron momentos de tensión cuando varios vecinos se acercaron a una representación municipal y parlamentaria del PP, que acudió a la movilización y tomó posición ‘en primera línea de playa’, recordándoles los recortes en materia sanitaria llevados a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy. El portavoz municipal del Partido Popular, Alberto López-Asenjo, las concejalas Ángeles Fernández-Ahúja y Ángela Pumariega, y el diputado autonómico Pablo González aguantaron impertérritos los gritos de ¡Hipócritas! y ¡Fuera, fuera! que les espetaron algunas personas mientras los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía destacados a poca distancia se acercaban a ellos.

Un vecino increpa al portavoz municipal del PP, Alberto López-Asenjo, por los recortes en sanidad del Gobierno de Rajoy.

Manuel Cañete, presidente de la Asociación Vecinal Evaristo San Miguel y presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Xixón, aseguró en declaraciones a los medios de comunicación que “después de un año de ejercicio de paciencia y resignación ante una pandemia en la que hemos intentado ser comprensivos está claro que tenemos que empezar a pelear para defender nuestros intereses, que están en la sanidad pública”. Añadió que “es molesto, por no decir otra cosa, que la Consejería no tenga hueco en la agenda para recibir a los vecinos y vecinas, y que sin embargo de un día para otro se haya reunido con los sindicatos médicos. Es interesante ver cómo la Administración que representa a toda la ciudadanía de Asturias prioriza unas actuaciones sobre otras”.

Acerca del anuncio del consejero de Sanidad, Pablo Suárez, de que delegará en cada área sanitaria asturiana la decisión referente a la atención presencial en los centros de salud, el presidente vecinal apuntó que “pasarle la pelota a otro es lo que estamos viendo con el Estado en la cesión a las comunidades autónomas de la toma de decisiones. Lo de pasarle la pelota a la gerencia del Área Sanitaria V ya lo hemos vivido; luego la gerencia de esta zona nos dice que es cosa del SESPA o de la Consejería”. Manuel Cañete resume la indignación creciente del movimiento vecinal gijonés en una advertencia: “O nos recibe el SESPA o nos recibe la Consejería. Pero queremos estar al mismo nivel, al menos, que los sindicatos médicos, porque la sanidad pública es nuestro sistema”.

Un nutrido grupo de vecinos y vecinas secundó la convocatoria de esta tarde.

Por su parte, Roberto Porras recordó que el centro de salud de Nuevu Xixón tiene adscritas en torno a 17.000 personas de cuatro barrios y hace ya diez años recogieron más de 5.500 firmas vecinales “para que se empezase a remodelar este centro. A día de hoy, no se ha hecho prácticamente nada, no se ha cumplido ningún apartado del calendario que nos presentaron en marzo de 2019, en el que se nos prometía una serie de itinerarios para conseguir un nuevo centro de salud y atender las deficiencias de este mientras llegaba el nuevo”.

Para Juan Chaves, concejal de Podemos-Equo Xixón, que participó en la movilización pero más apartado de los focos mediáticos que la delegación del PP, “lo primero es la Atención Primaria, como dice el movimiento vecinal. Pocas veces hay tanta unanimidad en los partidos y en la sociedad civil como en este caso”, señaló en referencia a la proposición planteada por la coalición morada y verde en el pleno municipal de la pasada semana para exigir que se retome la atención presencial y continuada en los centros de salud, una instancia que fue respaldada por todos los grupos de la corporación municipal gijonesa. Lorena Montes, en representación de Podemos Xixón, felicitó “a la Federación Vecinal por su lucha en defensa de la sanidad pública. La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de reforzar la Atención Primaria, que siempre ha sido necesaria, pero ahora somos aún más conscientes de que los servicios más cercanos a la ciudadanía son fundamentales”.

Manuel Cañete, presidente de la Federación Vecinal de Xixón, fijando una pancarta en el centro de salud.

Por el PP, López-Asenjo afirmó sobre su participación en la movilización de esta tarde que “nosotros tenemos que estar con la ciudadanía, con los gijoneses. El elemento fundamental aquí es recuperar el estándar de calidad que tenía la sanidad asturiana”. En respuesta a los abucheos por los recortes en sanidad durante el Gobierno de Rajoy argumentó que “las competencias en sanidad fueron transferidas a la comunidad autónoma hace más de treinta años y resulta sorprendente que ahora queramos derivar una mala gestión hacia una confrontación para ver quién es el responsable. El elemento fundamental aquí es recuperar el estándar de calidad que tenía la sanidad asturiana”. Pablo González, diputado en el Parlamento asturiano, declaró, en respuesta a una pregunta de Nortes sobre el anuncio por parte de la Consejería de que cada área sanitaria podrá decidir sobre la atención presencial en los centros de salud, que “cómo es posible que haya un trato distinto a los asturianos en Atención Primaria en función del área sanitaria a la que pertenezcan. Creemos que es bastante impresentable con la que está cayendo”.

Tiranteces aparte, la movilización de esta tarde transcurrió sin incidentes. Roberto Porras tuvo un recuerdo en su intervención para Constantino Hevia, histórico militante de Izquierda Unida e incansable activista de la Asociación Vecinal Evaristo San Miguel que falleció hace un par de meses. Hizo extensivo ese recuerdo a todas las vecinas y vecinos que han muerto sin ver cumplido el objetivo de disfrutar de “un centro de salud en condiciones”. Mientras, una riada silenciosa de gente seguía sembrando de carteles y pancartas la calle de Orán de pincipio a fin. El movimiento vecinal gijonés, lo dejó claro Manuel Cañete en el remate del acto, no abandonará la calle hasta que el derecho a una atención sanitaria pública y universal de calidad esté asegurado en el barrio, en la ciudad y en todo el concejo.

La Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui llena de colores y sonidos la plaza de la Escandalera

Imagen de la concentración, con el Parlamento asturiano al fondo. FOTO: Paco Álvarez

Cánticos en árabe hasanía y un mar de banderas de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) llenaron de color y sonido la plaza de la Escandalera en la primera movilización de la Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui. Buena parte de la comunidad saharaui en Asturies y una nutrida presencia de representantes de organizaciones sociopolíticas y de militantes asturianas y asturianos de la causa saharaui poblaron esta tarde la céntrica plaza de Uviéu para exigirles al Gobierno español y a la comunidad internacional que haga valer el derecho de libre determinación del pueblo saharaui y para denunciar las agresiones del régimen marroquí.

El acto comenzó con consignas como ¡Sánchez, atiende, el Sáhara no se vende!, ¡Fuera Marruecos del Sáhara Occidental!, ¡Que viva la lucha del pueblo saharaui! y ¡Denunciamos, sí, sí, sí, el terrorismo marroquí! Un haima tradicional de tela negra instalada en la plaza y una gran bandera de la RASD presidieron la movilización, en la que se leyó un comunicado que comenzó con “un saludo especial para la comunidad saharaui residente en Asturias”. La Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui, presentada hace nueve días en la sede de UGT-Asturias, está “participada hasta la fecha por más de doscientas organizaciones del ámbito político, institucional, sindical, social y personas del mundo de la cultura, el periodismo, la judicatura, la enseñanza, la sanidad, etcétera, sobre la base de apoyo al pueblo saharaui en su justa lucha por el ejercicio a la libre determinación, la libertad y la independencia expresadas a través de su único y legítimo representante: el Frente Polisario“.

Cientos de personas se reunieron esta tarde en la plaza de la Escandalera. FOTO: Alisa Guerrero

La Plataforma quiere trasladar a la opinión pública asturiana “la grave situación tras la ruptura del alto el fuego por parte de Marruecos el 13 de noviembre y el inicio de la guerra en todo el territorio ocupado de la RASD”. Denuncia que la responsabilidad de este conflicto no recae sólo en la Organización de Naciones Unidas, sino “también en España, que tanto en lo que se refiere a su implicación directa en el inicio como en la evolución y en la falta de resolución del mismo es parte del problema y consideramos que debe ser parte de la solución, en consonancia con lo que viene demandando la mayoría de la sociedad española, que apoya la causa del pueblo saharaui”.

Tomó la palabra seguidamente Nayat Ahmed, una joven saharaui residente en Xixón que empezó definiéndose como “una feminista saharaui que ha votado a Unidas Podemos porque creía en sus palabras, pero la ministra de Igualdad nunca ha pedido que soltaran a Sultana Khaya. A ella y a su hermana la violaron con palos y con botellas”, denunció en referencia a la activista de la causa saharaui residente en los territorios ocupado que Marruecos mantiene en arresto domiciliario desde hace más de medio año y que ha sido agredida repetidamente en su casa por paramilitares marroquíes. Lamentó el hecho de que “nos duele lo que sucede en las pateras y en la frontera de Melilla, pero no lo que pasa en el Sáhara, porque eso no sale en televisión. Y ojos que no ven, corazón que no duele”.

Mujeres saharauis residentes en Asturies. FOTO: Alisa Guerrero

En una intervención enérgica y combativa, Nayat Ahmed aseguró que “aunque las violen no van a frenar a nuestras mujeres”. Concluyó con un poema de la poeta saharaui Salka Embarek que comienza así: Soy el Sáhara. / Seré guerra / y cuando sea necesario seré paz. / Será la paz de la guerra y el límite entre ambos / lo marcaré yo“.

El delegado de la RASD en Asturies, Yahia Edjil, señaló en declaraciones a Nortes que “Marruecos siempre ha chantajeado a España. Su argumento de la estancia en España del presidente Brahim Galli es una cortina de humo, porque Brahim Galli estuvo durante ocho años como representante del Frente Polisario en Madrid y vino un montón de veces a España, no se está escondiendo nada con su estancia aquí. Además, Brahim Galli tiene nacionalidad española, igual que todos los saharauis”. Sobre la denuncia prsentada contra Galli, actualmente hospitalizado en La Rioja, por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos aseguró que “esa asociación ha sido nombrada por el rey Mohamed VI, y dudo yo de lo que entiende por derechos humanos Marruecos, que arroja a sus niños al mar. Marruecos es una monarquía terrorista”.

Un joven saharaui con la bandera de la RASD en la fuente de la Escandalera. FOTO: Paco Álvarez

El representante saharaui en Asturies recordó que “el Sáhara es un territorio pendiente de descolonización, como reconoce la ONU. No es parte de Marruecos, pero Marruecos ve que no hay un consenso político en España para defender el territorio y trata de aprovecharse. Sin un Sáhara independiente no habrá paz en esa zona del Magreb”. Criticó la tibieza del Gobierno español ante este conflicto, al mismo tiempo que agradeció “el apoyo del pueblo español. Gracias a él tenemos a un montón de niños saharauis acogidos aquí cada año y toda la solidaridad, esta Plataforma es una muestra de ello”. Frente a eso, agregó, “Marruecos sólo dispone del terrorismo y del chantaje utilizando a sus emigrantes”.

Un grupo de niñas y niños saharauis desplegaron una gran bandera. FOTO: Paco Álvarez

Entre las personas asistentes a la concentración se encontraban Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturies y diputado en el Parlamento asturiano; el también diputado de la formación morada Rafael Palacios y la concejala portavoz de Somos Oviedo/Uviéu, Ana Taboada. Participaron también sindicalistas como Juan Manuel Martínez Morala, de la Corriente Sindical d’Izquierda, y Esther Crespo, de Comisiones Obreras, así como militantes de Izquierda Unida, Equo Asturies y otras organizaciones. El Frente Obrero de España fue el único que acudió a la movilización con banderas de partido.

La bandera trans ondeará este viernes en la plaza de la Escandalera

La bandera trans que está recorriendo el Estado, a su paso por la isla canaria de La Palma.

La plaza de la Escandalera, en Uviéu, acogerá este viernes, a las siete y media de la tarde, una concentración con el lema Los derechos trans son derechos humanos. Los derechos trans no se negocian. Los derechos trans son de todes. La movilización está convocada por la asociación asturiana de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales XEGA, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) y la Fundación Triángulo.

Entre abril y junio, una enorme bandera trans recorren todo el Estado y está siendo recibida en los diferentes territorios con actos institucionales y concentraciones en favor de la igualdad de las personas trans ante la ley. Con esta iniciativa, las entidades convocantes reivindican los derechos de las personas trans en todo el territorio estatal, “especialmente, el derecho de autodeterminación de género, el derecho a que nadie necesite que un tercero acredite su identidad para verla legalmente reconocida”. A través del apoyo de la ciudadanía y de las autoridades locales y autonómicas quieren “desbloquear las negociaciones para la aprobación de una Ley Estatal e Integral Trans que garantice la igualdad legal de las personas trans”.

Señalan que “en esta lucha de décadas de activismo en la que nuestra igualdad ha sido siempre postergada, las personas trans no reivindicamos ya parches administrativos: lo queremos todo. Queremos la igualdad y la ciudadanía plena, los mismos derechos que el resto de las personas a ser reconocidas en nuestra identidad.

El Ayuntamiento de Xixón pide en una declaración institucional que Alsa readmita a Susana García

Concentración de apoyo a Susana García en la estación de autobuses de Uviéu el pasado mes de abril. FOTO: Iván G. Fernández

Por amplia mayoría aprobó esta mañana el pleno del Ayuntamiento de Xixón una declaración institucional en la que el consistorio gijonés muestra su apoyo a la conductora Susana García y pide a la empresa Alsa que la readmita en su puesto de trabajo. El texto, presentado por el grupo municipal de Podemos-Equo Xixón fue suscrito por el PSOE, Foro Asturias, Ciudadanos, Partido Popular e Izquierda Unida, y únicamente votó en contra el grupo ultraderechista Vox.

Los seis grupos políticos firmantes señalan que “la conductora profesional Susana García de la Parte, natural de Carreño y cabeza de familia monomarental, está viviendo en estos últimos meses una situación dolorosa y anómala. Tras haber sido despedida por la empresa de transportes Alsa recurrió a los tribunales y, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias emitió una sentencia a su favor, la compañía se niega a readmitirla”. Agregan que se da además la circunstancia “de que sus compañeros varones que habían sido despedidos al mismo tiempo que ella ya han sido readmitidos”.

La declaración institucional del Ayuntamiento de Xixón también recoge que “su petición de reincorporación a un puesto de trabajo que venía desempeñando desde 2011 de forma intachable ha recibido en las últimas fechas numerosas muestras de apoyo desde diversas instancias sociales, políticas e institucionales”. A ellas “se suma el Ayuntamiento de Gijón/Xixón, teniendo en cuenta además que esta ciudad y este concejo es donde Susana García ha sido imagen de la empresa y donde ha venido desarrollando su labor como profesional al volante”.

En la declaración se refleja que “en estos tiempos en los que el trato igualitario entre mujeres y hombres es ya casi una realidad en todos los ámbitos laborales y en todas las esferas de la sociedad, hemos de reforzar desde las instituciones todas las leyes que marcan este camino y evitar que casos como el de Susana García no vayan en un sentido distinto al de la igualdad entre mujeres y hombres”. Menos aún, matizan, “tratándose de una compañía como Alsa, que hace poco más de un mes recibió, con otras dieciséis entidades y corporaciones de todo el país, el Distintivo Igualdad en la Empresa (DIE) que concede el Instituto de las Mujeres”.

Asturies pol Clima organiza pal sábadu un actu de música y ciencia na Carbayera d’El Tragamón

La Carbayera de Granda ta na parroquia de Cabueñes, xunto al Xardín Botánicu Atlánticu de Xixón. Foto: Wilkipedia.

la Carbayera d’El Tragamón, na parroquia xixonesa de Cabueñes, va agospiar esti sábadu, día 22, a les doce del mediudía, l’actu de música y ciencia que lleva por títulu Biodiversidá, vida y salú pal planeta. Nin un grau más, nin una especie menos. Nél van participar los profesores universitarios y investigadores Ricardo Anadón y José Luis Acuña, y el gaiteru Santi Caleya. Esti alcuentru ta organizáu por Asturies pol Clima, una alianza qu’atropa a numberoses organizaciones y colectivos asturianos que lluchen por un futuru ecolóxicu.

La Carbayera d’El Tragamón ye un espaciu d’altu valor ecolóxicu nel conceyu xixonés. Ocupa una superficie de cuasi cinco hectárees d’árboles centenarios y una parte de la mesma ta integrada nel Xardín Botánicu Atlánticu de Xixón.

Centenares de profesionales y entidaes de la cultura reclaman “claridad y transparencia sobre el futuro” de LABoral

Exposición en LABoral Centro de Arte y Creación Industrial.

Más de sescientos colectivos, entidades y profesionales del mundo del arte y de la cultura, tanto nacionales como internacionales, han suscrito hasta el momento la carta abierta dirigida a las administraciones públicas y a la sociedad asturiana que ha servido de lanzamiento de la página web puxalaboral.info, con la que reclaman “claridad y transparencia total sobre el futuro organizativo y económico” del LABoral Centro de Arte y Creación Industrial. Hoy precisamente se celebra el Día Internacional de los Museos, que desde 1977 se conmemora cada 18 de mayo.

Entre los firmantes del texto hay artistas, comisarias, productoras, gestoras, colectivos y organizaciones y revistas especializadas, vinculadas actualmente o en el pasado a LABoral y de procedencia local, nacional e internacional. En él salen al paso de las “especulaciones en torno a la programación y usos futuros que distorsionan y desubican la realidad para la que fue concebido, su desarrollo actual y su propio funcionamiento”. A ello se suma, denuncian, “la nula transparencia y comunicación del propio Gobierno del Principado como gestor principal del centro”.

En la carta hacen hincapié en que LABoral Centro de Arte “es uno de los referentes nacionales e internacionales abordando las complejidades de las actuales prácticas artísticas y funciona como acicate para la fusión de distintas artes digitales, generando diálogo entre agentes y disciplinas, no sólo artísticas sino también tecnológicas, científicas y sociales”. Añaden que desde sus inicios el centro “genera redes entre artistas, gestoras y público, tanto en el ámbito local como en el nacional e internacional” y resaltan su importancia “como vía pública y activa de entrada y salida de conocimiento y cultura para la comunidad autónoma”.

Las personas y entidades firmantes alertan de que “en las últimas semanas y como ya sucede periódicamente desde sus inicios, hemos asistido a una escalada de comunicados en la prensa local con respecto a diversos movimientos en el centro, tales como la no renovación de los cargos directivos, la huida de sus ya reducidos colaboradores y patronos privados y especulaciones en torno a la programación y usos futuros”. Frente a eso, demandan que el patronato de LABoral esté formado “por hasta un 50% de profesionales del sector, cuyo conocimiento es imprescindible para tomar decisiones rigurosas y expertas acerca del futuro del centro”. Asimismo, “dado que el patronato se está vaciando de patronos privados y premios/ayudas a la producción y exhibición del tejido artístico asturiano multidisciplinar no se van a convocar, que se cuente con la asignación presupuestaria necesaria para garantizar la continuidad de las mismas en unas condiciones dignas y suficientes”.

Otras de las peticiones planteadas es “que se respete la coherencia y libertad artística en la programación en todas sus líneas de desarrollo, evitando ceder el centro a iniciativas que poco o nada tienen que ver con el desarrollo de sus temáticas”, así como “que se cuide la integridad física del centro, aportando recursos técnicos y humanos suficientes, en condiciones laborales dignas, para que los espacios sean usables y no se abandonen al descuido”.

La relación de personas y colectivos firmantes está disponible en la web www.puxalaboral.info.

Los brazos de un estibador abrazan toda la dignidad del mundo

El observatorio independiente The Weapon Watch monitorea las entradas y salidas de buques en los puertos italianos para denunciar el envío de armamento a Israel.

Viernes por la tarde. La luz del Tirreno colorea el puerto industrial de Livorno con un tono cobrizo que poco tiene que ver con los metales que amueblan sus muelles. La escena parece un capricho del atardecer o una síntesis poética de todos esos colores que ha sembrado la historia de Toscana: el marrón de la tierra campesina, el rojo de la lucha, de la sangre obrera… Un grupo de estibadores de Livorno está alerta. El Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuarios de Génova y Weapon Whath (un observatorio para denunciar el tránsito de armamento entre los puertos italianos y los puertos israelíes) les ha advertido de que un pequeño buque portacontenedores procedente de Marsella y que hizo escala en Génova ha puesto proa a Livorno para embarcar un cargamento mortífero: armas y explosivos que el ejército israelí utilizará para continuar su campaña de aniquilación del pueblo palestino mientras el mundo aparta la mirada.

Esa tarde y en ese dique del puerto de Livorno se paraliza la estiba. Los obreros portuarios, que es como se llaman en italiano los estibadores, se cruzan de brazos, paran las máquinas. Tal vez aprovechan para disfrutar de la belleza del atardecer, que nos pertenece, más que a nadie, a quienes soñamos con un nuevo amanecer. Los estibadores esa tarde se niegan a hacer su trabajo, porque la dignidad y la decencia obligan a que te niegues a hacer un trabajo que va a facilitar el exterminio de seres humanos o que va a joderle la vida al prójimo, ¿verdad? Es una máxima básica, fundamental, de sentido común, pero que mucha gente en muchas partes del mundo no asume. En Livorno sí, quizás porque allí Antonio Gramsci fundó el Partido Comunista Italiano. Quizás porque en cada partido que disputa el Livorno en su estadio siempre afloran tras la portería imágenes del Che, banderas palestinas, pancartas antifascistas, señales inequívocas de que esa grada de animación, que en otros estadios está infectada por elementos ultraderechistas, en Livorno la defiende la Italia partisana… Quizás por todo eso que cuenta Alberto Prunetti, livornés y orgulloso hijo de un obrero del metal, en los dos primeros libros de su trilogía working class (Amianto y 108 metros), que he tenido la suerte de traducir para Hoja de Lata. Quizás porque Livorno está en Toscana, y en Toscana la libertad siempre ha tenido raíces profundas. Quizás porque la lucha obrera no sólo emana de los pozos mineros ni de las fábricas, también de los puertos que defienden los estibadores, y de tantos sitios más que defienden trabajadoras y trabajadores anónimos.

Cuatro estibadores de EBHISA en huelga de hambre en el puerto gijonés de El Musel, en 2020.

Pero hoy escribo sobre la gente de la estiba, que bien lo merece. No son ya aquellos estibadores de la novela de Tennesse Williams y de la película de Elia Kazan Un tranvía llamado deseo, que poco menos que cargaban los barcos usando sus brazos como grúas, pero en sus brazos aún cabe toda la dignidad del mundo. Lo demostraron cuando en 1975 paralizaron en varios puertos europeos la carga de buques de bandera española en protesta por las últimas ejecuciones perpetradas por el régimen fascista de Francisco Franco. Y en 2002 cuando se sumaron al boicot del envío de material de guerra estadounidense para la invasión de Irak desde puertos italianos. Y en 2020 cuando cuatro estibadores de EBHISA del puerto de El Musel, en Xixón se pusieron en huelga de hambre y uno de ellos se tiró un mes largo para defender la continuidad en la empresa de sus compañeros eventuales; ese huelguista último, no puedo pasarlo por alto, es mi camarada insumiso Fernando González, y siguen en la lucha a día de hoy. Y en 2020 las estibadoras y estibadores del puerto de Barcelona donaron más de 140.000 euros para material médico, sanitario y bienes de primera necesidad destinados a la lucha contra el coronavirus.

He dejado para el final lo más romántico de esta historia que zarpó en Livorno. ¿Sabes qué hicieron los estibadores de Livorno cuando debían estar cargando contenedores llenos de armas en ese discreto buque con destino al puerto israelí de Haifa? Se unieron a la manifestación convocada en Livorno en solidaridad con el pueblo palestino. Los brazos de un estibador o de una estibadora abarcan y abrazan toda la dignidad del mundo.

Un abbraccio forte, compagni e compagne di Livorno.

Emotivo homenaje en Xixón a los asturianos y asturianas “que combatieron contra el terror nazi”

Rosa Rodríguez y Manuel Martínez, del Grupo Eleuterio Quintanilla, leyeron los nombres de las 31 personas gijonesas deportadas a campos de concentración.

Bajo un cielo lluvioso y encapotado, varias decenas de personas se desplazaron hasta la Senda de El Cervigón para participar este mediodía en dos ofrendas florales que tuvieron como escenarios el monolito dedicado a las víctimas asturianas del nazismo y las inmediaciones de la casa en la que vivió la escritora y librepensadora Rosario de Acuña. El homenaje, algo deslucido por el mal tiempo, fue sin embargo emotivo y contó con una representación institucional de máximo nivel, ya que a las personas representantes de las entidades convocantes se sumaron la alcaldesa, Ana González; la concejala de Memoria Democrática, Salomé Díaz; la portavoz de Podemos-Equo Xixón, Laura Tuero, y el portavoz de Izquierda Unida, Aurelio Martín.

El acto, conmemorativo del 75 aniversario de la liberación por las tropas aliadas del campo de concentración austriaco de Mauthausen, lo abrió Luis Pascual, presidente del Ateneo Obrero de Gijón, con un agradecimiento al Grupo Eleuterio Quintanilla, que ha venido rastreando las huellas de las gijonesas y gijoneses “que padecieron en los campos de concentración nazis”. Recordó que entre las personas asistentes al acto había familiares de algunas de esas víctimas y anunció que el Ayuntamiento de Xixón tiene previsto instalar placas con los nombres y apellidos de todas ellas.

Salomé Díaz, Ovidio Álvarez Rozada, Rafael Velasco, Pedro Timón, Rosa Rodríguez y Manuel Martínez.

Seguidamente Salomé Díaz tuvo unas palabras de recuerdo para “los que volvieron y para los que se quedaron” en los campos de concentración, y leyó unos versos de Cuaderno de la guerra, del poeta gijonés Ignacio González. Tomó el relevo el profesor Ovidio Álvarez Rozada, directivo de la Sociedad Cultural Gijonesa, quien aseguró que “la historia del nazismo es la historia de la ideología que representa el horror máximo del siglo XX”. Señaló que el campo de Mauthausen, al que fueron a parar varios miles de antifascistas españoles, “representa la parte más olvidada del exterminio y del Holocausto. No sólo fueron exterminados judíos, también gitanos y personas de otras etnias. Y hubo también un genocidio político, lo sufrieron los combatientes políticos que cayeron en la Segunda Guerra Mundial. Y solemos olvidar que hubo muchos españoles combatiendo contra el terror nazi”.

El abogado Rafael Velasco, presidente de la Federación Asturiana Memoria y República (FAMYR), dijo por su parte que “hoy es un día de celebración por la victoria frente al nazismo, pero con un sabor agridulce, porque aquellas tropas que derrotaron al fascismo en Stalingrado o en Normandía no llegaron hasta España”. Lamentó que “aquí no tuvimos nuestro proceso de Nüremberg con los jerarcas del fascismo sentados en el banquillo”. Y producto de ello, aseguró, se dan hechos como que “la línea dinástica” establecida por el dictador Francisco Franco para su sucesión en la jefatura del Estado “sigue vigente” o que hay “una calle llamada General Yagüe en Oviedo, mientras en París hay una calle llamada Stalingrado”. Añadió que “en otros países sería impensable que un asesino confeso como el inspector de la policía franquista Billy El Niño se hubiera ido a la tumba sin que le retiraran las medallas”. Cerró su intervención recordando que “sigue habiendo genocidios a día de hoy. Un recuerdo especial para el pueblo palestino, que está sufriendo el exterminio y el genocidio”.

Ofrenda floral ante el monolito erigido hace un par de décadas en la senda costera de El Cervigón.

Ana González no intervino en este primer acto, pero previamente atendió a los medios de comunicación allí presentes para recordar que “muchos de los gijoneses, asturianos, españoles que estuvieron en campos de concentración nazis fueron denunciados por el Gobierno fascista de Franco, debido a esa alianza que tenía con los nazis. ¿Cómo un Gobierno puede condenar a sus compatriotas a un campo de concentración y a la muerte? Porque muchos de ellos fueron asesinados allí. Está muy bien el lema de este monolito: Nunca más. Ojalá sea nunca más”. La regidora agregó que “hay que revisar los libros de Historia para contarla cómo es, sin ocultar las verdades, sin engrandecer a los que dieron golpes de Estado, a los que rompieron el Estado constitucional y además acusaron y llevaron a la muerte a sus compatriotas. Tenemos que contar la Historia tal y como fue, no podemos seguir contando la Historia de los vencedores”.

Rosa Rodríguez y Manuel Martínez, integrantes del Grupo Eleuterio Quintanilla, leyeron uno a uno los nombres de las 31 personas gijonesas deportadas a campos de concentración nazis. Tras la colocación de unos ramos de flores ante el monolito, una descendiente de Olvido Fanjul Martín, republicana gijonesa deportada al campo de concentración de Ravensbrück, aprovechó la presencia de la alcaldesa para comunicar que la familia agradece la intención que tiene el Ayuntamiento de dedicarle una calle pero que les gustaría que el reconocimiento no fuera individual, sino colectivo.

Momentos previos a la ofrenda floral en las inmediaciones de la casa de Rosario de Acuña.

A continuación, la comitiva descendió por la senda empedrada hasta las inmediaciones de la casa en la que vivió sus últimos años de vida la escritora y periodista feminista y librepensadora Rosario de Acuña y Villanueva (Madrid, 1850-Xixón, 1923). Ana Castaño, ex concejala de Izquierda Unida y socia del Ateneo Obrero, presentó el acto diciendo que “estamos muy contentos de que, después de muchos años, nuevamente tenga en él representación el Ayuntamiento de Xixón. No sucedía desde que dejó la alcaldía Paz Fernández Felgueroso“. Destacó de Rosario de Acuña, entre otras cosas, que “desarrolló una intensa vida intelectual y eso le generó problemas y dificultades a lo largo de su vida”.

La alcaldesa resaltó de ella que “fue una mujer que con su manera de vivir demostró su coherencia con una serie de principios”, y alabó su esfuerzo por “extender derechos y hacerlos cercanos a los trabajadores y trabajadoras, con una línea de defensa de la igualdad”. Avanzó que en 2023 se celebrará el centenario de su muerte y agradeció que el poeta José Bolado, uno de los grandes conocedoras de la figura de la escritora, haya cedido al Ayuntamiento material con vistas a los actos conmemorativos. Tras Ana González tomó la palabra la ex alcaldesa Paz Fernández Felgueroso, que participaba en representación de la Tertulia Feminista Les Comadres en “un acto emotivo de recuerdo, de reconocimiento a esta gran intelectual y gran precursora del feminismo en Gijón”. Se refirió asimismo a “sus convicciones republicanas y su apasionada defensa de la libertad”. Concluyó leyendo un pasaje de la obra de Rosario de Acuña La ramera.

La ex alcaldesa Paz Fernández Felgueroso y la alcaldesa, Ana González, con Luis Pascual, presidente del Ateneo Obrero.

Eva Fernández, vicepresidenta de la Sociedad Cultural Gijonesa, manifestó que “en estos tiempos oscuros en que nos vuelven a invadir la superstición y la mentira es importante reivindicar los valores de Rosario de Acuña”. Fue, añadió, “una intelectual, poeta y dramaturga”, y al mismo tiempo una gran conocedora del mundo campesino, “su figura es inabarcable”. Se refirió a ella como “una luchadora incansable y un ejemplo de moralidad cívica, de coherencia y de búsqueda constante del ideal ilustrado de justicia y progreso”.

Cientos de personas exigen en Xixón que Israel detenga “las masacres y crímenes contra el pueblo palestino”

En la concentración se pidió apoyo a la campaña internacional BDS: Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel.

Varios cientos de personas se congregaron a última hora de esta tarde en la gijonesa plaza del Instituto para exigir que el Estado de Israel ponga fina a “las masacres, matanzas y crímenes que prácticamente comete a diario contra el pueblo palestino”, en palabras de Ahmad Refat Tawfiq. Este palestino y sindicalista de CCOO de Asturies fue el encargado de leer el comunicado en la concentración convocada por el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Coordinadora Asturiana de Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo (CODOPA).

Ahmad Tawfiq denunció “las agresiones y bombardeos que está cometiendo el ejército de ocupación en Palestina, especialmente en Gaza”, las cuales se corresponden, dijo, con “la política colonial de apartheid que practica Israel“. Criticó a “los gobiernos de los estados que se llaman democráticos” por su inacción ante lo que está ocurriendo y también la información sesgada que ofrecen algunos medios de comunicación en estos países. Puso como ejemplo de ello que Israel impedía “la entrada en Palestina de las vacunas contra el COVID al mismo tiempo que los medios de comunicación occidentales ponían como ejemplo de vacunación a Israel”. Y aludió a “los miles de muertos” que se han producido ya en los territorios palestinos por el bloqueo israelí a la llegada de medicamentos.

Varias personas mostraron carteles con la imagen de la trabajadora humanitaria Juana Ruiz.

Ahmad Tawfiq mencionó en su intervención a Juana Ruiz, trabajadora humanitaria española en Cisjordania encarcelada por el Estado de Israel. Dijo de ella que “tuvimos el honor de tenerla en Asturias, entre nosotros. Su delito es trabajar para una organización humanitaria que ayuda al pueblo palestino. Desde aquí pedimos su inmediata liberación”. Terminó su intervención recalcando que “tenemos que levantar la voz para que acabe la ocupación. ¡Viva la lucha del pueblo palestino!”.

La lectura de unos versos del poeta y médico Yasser Jamil Fayad dedicados a las mujeres palestinas y los sones que aportaron varios miembros de la Charanga Ventolín pusieron la nota poética y la nota musical en un acto que abrió y cerró Javier Arjona, de Soldepaz Pachakuti, que tuvo unas palabras de recuerdo para las víctimas de los últimos bombardeos perpetrados por el ejército sionista, personificándola en Reema Saad, periodista de Gaza embarazada de cuatro meses que murió anteayer con su marido y sus dos hijos en uno de los ataques aéreos israelíes. “No es una guerra, es un exterminio”, aseguró, y frente a esa realidad “resistir es existir”. Pidió sanciones internacionales y que se aplique y se secunde la campaña BDS: Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel.

Una pancarta reclamaba la puesta en libertad de Juana Ruiz.

Piden un posicionamiento del Gobierno y el Parlamento asturianos

Por otro lado, la CODOPA iniciará una ronda de reuniones en los próximos días “para exigir un claro posicionamiento al Gobierno y al Parlamento asturianos en la protección de personas y organizaciones defensoras de los derechos de la población palestina, sistemáticamente violados por el Estado de Israel”. Considera que el caso de Juana Ruiz “establece un peligroso precedente para todas las personas y entidades que forman parte del sector de la cooperación y la acción humanitaria en Palestina así como del movimiento internacional de solidaridad con Palestina”

La citada trabajadora humanitaria, que pertenece a la organización palestina Health Work Committees (HWC), está encarcelada por el estado de Israel desde el 13 de abril, y hasta el 6 de mayo no fue acusada formalmente de ningún cargo, si bien ahora se la acusa, entre otros, de “pertenencia a una organización ilegal”. La Coordinadora de ONGD alerta de que “la campaña de desprestigio, criminalización y judicialización a la cooperación internacional y la acción humanitaria en el territorio ocupado palestino que sufren las entidades internacionales, incluidas las asturianas, dificultará el trabajo y la vida de las personas expatriadas en Palestina”.

LA CEAQUA critica que el Constitucional aún no haya notificado a Gerardo Iglesias la inadmisión de su demanda de amparo

Gerardo Iglesias, ex secretario general del PCE y fundador de Izquierda Unida. Foto: Pablo Lorenzana.

La Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra Crímenes del Franquismo (CEAQUA) considera “inadmisible e injustificable” que el Tribunal Constitucional anunciara el pasado mes de enero, por medio de una nota de prensa, la inadmisión a trámite de la demanda de amparo presentada por Gerardo Iglesias para que se investiguen judicialmente los delitos de tortura cometidos durante la dictadura franquista y que “más de tres meses después no haya notificado el auto de inadmisión”. Con ello, advierte la Coordinadora, se deja “durante todo este tiempo en absoluta indefensión al recurrente, desconociendo los argumentos desarrollados que motivan dicha decisión”.

La CEAQUA denuncia que “la demora entraña un absoluto desprecio a los derechos jurídico-procedimentales que asisten a Gerardo Iglesias Argüelles, evidencia la lentitud de la justicia constitucional e impide al demandante poder acudir a instancias internacionales”. En la mencionada nota de prensa, el Tribunal Constitucional informaba de que el auto se encontraba pendiente de redacción y que contaría con tres votos particulares, que formularían el magistrado Juan Antonio Xiol y las magistradas Encarnación Roca y María Luisa Balaguer. No obstante, el auto anunciado no ha sido notificado aún a la representación del ex dirigente comunista y fundador de Izquierda Unida, quien hace tres años presentó en el Juzgado de Instrucción número 4 de Uviéu una denuncia por torturas contra Pascual Honrado de la Fuente, inspector de la policía franquista destinado en Asturies.

Desde la Coordinadora recuerdan que a esa demora de tres meses largos hay que sumar los más de dos años transcurridos desde que se presentó demanda de amparo ante el Tribunal Constitucional. Ese proceder, asegura este colectivo, “no es compatible y no es conforme con la actuación de un tribunal que se considera máximo garante de los derechos fundamentales reconocidos constitucionalmente”. Por tanto, exige al Constitucional “que proceda de inmediato a la notificación del auto de inadmisión de la demanda de amparo formulada en el año 2018 por Gerardo Iglesias Argüelles”.

Querida Colombia

Concentración de apoyo a las movilizaciones populares colombianas celebrada en la plaza del Instituto, en Xixón, la pasada semana.

Aquel hombre, atrapado por la indigencia y el alcoholismo, se acercó a los policías con chalecos antibalas y metralletas que vigilaban la entrada del Congreso, en la plaza de Bolívar, y con una dignidad indomable les voceó a la puta cara un par de gritos desgarrados que a mí, que estaba a un centenar de metros, me estremecieron: «¡Asesinos del pueblo, criminales! ¡¿Me van a ‘balear’ porque les hablo duro?!». Ellos se miraron entre sí y rieron. Y el hombre, en manifestación individual, se dio media vuelta y fue a sumergirse plácidamente con su botella de alta graduación en esas aguas profundas de Santafé de Bogotá a las que nunca alcanza la luz ni la esperanza. Yo llegué a pensar en aquel momento que habrían podido ‘balearlo’ y que les habría salido gratis, porque a las fuerzas de seguridad colombianas les salen gratis, casi desde el mismo instante en que murió Simón Bolívar, las violaciones sistemáticas de los derechos humanos.

Viví aquella escena con la misma tensión con la que viví toda mi estancia de diez días en Colombia. Aquella mañana había ido, sin previo aviso, a la sede nacional de la Unión Patriótica. Llegué a la puerta, dos policías que escoltaban el edificio me salieron al paso. Salió a recibirme una mujer de mediana edad. Me presenté como periodista de un periódico asturiano. “Encantado, yo soy la compañera Ana”, me dijo dándome la mano. Me enseñó la sede, que yo había imaginado que estaría llena de gente y llena de vida, pero la vida estaba siendo aniquilada en Colombia; más de un centenar de grupos paramilitares campaban a sus anchas, algunos de ellos especializados en el exterminio de colectivos específicos de gamines, gais y lesbianas, sindicalistas obreros y agrarios… Y la Unión Patriótica y el Partido Comunista de Colombia pagaron un precio altísimo, con centenares de senadores, candidatos presidenciales, concejalas, militantes y alcaldes asesinados. A uno de ellos lo asesinó un sicario de quince años que cuando lo detuvo la policía confesó que él sólo quería plata para comprarle una lavadora a su madre, que seguía lavando a mano. Y la oligarquía colombiana financió el crimen.

Al despedirnos, la compañera Ana me dijo, con un aire de infinita tristeza pero también de eterna resistencia: «Usted que puede y sabe hacerlo, cuente que nos están aniquilando, compañero». Y yo al volver aquí lo hice, intento seguir haciéndolo, porque no ha cambiado mucho en Colombia desde aquellos tiempos. Las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), por un lado, y algunos escuadrones paramilitares, por otro, se desmovilizaron. Pero la oligarquía ha seguido financiando el exterminio de dirigentes comunales, indígenas, sindicalistas…

A la mañana siguiente de la visita a la Unión Patriótica hice un reportaje sobre los gamines, las niñas y niños de la calle que, semidesnudos, frecuentaban la fuente pública cercana al prestigioso rascacielos de la línea de bandera colombiana Avianca. Cada vez que un pijo de mierda con traje de ejecutivo pasaba por allí saboreando su café Starbust take away o su sándwich recalentado o su puto helado industrial medio derretido y le apetecía un minuto de diversión lanzaba una moneda a la cría o crío de turno para que la rescatara de la fuente haciendo apnea. Hablé con un par de aquellos neños que esnifaban pegamento en una bolsa de plástico mientras me contaban las historias de sus amigas, de sus amigos a los que hicieron ‘desaparecer’ una noche cualqiera mientras dormían en cualquier esquina. Detrás de esa limpieza étnica no había latifundistas agrarios, sino grupos de extrema derecha y también sicarios financiados por comerciantes poderosos que consideraban que los ‘gamines’ afeaban la imagen de Bogotá y espantaban la clientela y el turismo.

Me alejé de Bogotá tan pronto como pude. Cogí un autocar que me llevó, en un viaje interminable, a uno de los departamentos, una de las provincias, en las que operaban las FARC. En mitad de la ruta, en plena madrugada, una patrulla militar nos detuvo, hizo que bajara del vehículo todo el pasaje. Nos pusieron contra la carrocería del autocar con los brazos extendidos y empezaron a cachearnos. Yo caí en la cuenta de que en el bolsillo izquierdo de mi sahariana llevaba octavillas de la Unión Patriótica y en la derecha llevaba mi pasaporte español. Así que me pasé a la derecha (con perdón), saqué el documento justo cuando iba a meterme mano un militar. Comprobó la nacionalidad, me pidió disculpas por la molestia ceremoniosamente, me dijo que podía volver a subir al vehículo, él y sus compadres siguieron cacheando al resto de pasaje; era evidente que se trataba de colombianos y colombianas pero, aún así, eran potenciales sospechosos en su propio país.

Llegué a mi destino, en un departamento a varios cientos de kilómetros de Bogotá. Allá me recibió la familia de mi amiga María. Comí, dormí, charlé, me fotografié con su gente, mi gente también; lamento no haber tenido la oportunidad de conocer en vida a su padre, que sé por María que fue un campesino honesto y luchador, y me hubiera gustado robarle un abrazo. Al volver a Xixón revelé todas las fotos de aquel viaje y se las llevé a María antes que a nadie.

No he vuelto a Colombia desde entonces, y desde entonces ya ha pasado un cuarto de siglo en nuestras vidas. María sigue siendo mi amiga, a pesar de mis largos silencios. Cuando llegó a Asturies yo la ayudé económicamente y en los últimos meses es ella la que me ayuda a mí económicamente. María es una de esas trabajadoras invisibles, cuidadora de personas mayores, que cada día lo da todo en su trabajo. Yo tuve la suerte de conocerla porque cuando llegó se asentó en Pumarín, el barrio obrero de Xixón en el que nací y me crié. El mismo barrio en el que residió durante un tiempo Luciano Romero Molina, un refugiado colombiano que llegó acá cuando Xixón se declaró ciudad de acogida de personas perseguidas en sus países de origen. Por entonces un representante del PP gijonés insinuó que esta gente refugiada en España venía a vivir del cuento: Luciano volvió a Colombia cuando consideró necesario retomar la lucha y el pulso de país, y allá murió asesinado. No había venido aquí a vivir del cuento, venía simplemente a vivir.

En la última semana, la comunidad colombiana residente en Asturies y la Asturies que nunca ha dejado de movilizarse para defender acá y allá derechos y libertades, se unieron codo con codo en las concentraciones de Xixón y Uviéu. Yo cubrí para Nortes la información del acto de Xixón, en la plaza del Parchís. Cuando llegué, me encontré a mi amiga María, empuñando una de las pancartas coloristas con ese aire de rebeldía y belleza (perdón por la redundancia, porque la rebeldía y la belleza son lo mismo), con ese aire de cabreo y vitalidad que sigue conjugando en su acento colombiano y en su mirada morena y penetrante.

Ella siente Colombia a flor de piel aunque lleve ya más de treinta años en Asturies. Colaboró en su momento con el movimiento M-19, le quedaron secuelas crónicas por el “trato” que le dio la policía. No le gusta hablar de ello, pero yo estoy bien orgulloso de mi amiga María, que pagó ese tributo de rebeldía, justicia y libertad. El otro día, en la concentración, le robé un foto antes de acercarme a saludarla detrás de su pancarta, que también es la mía. Ella se emocionó, yo retuvé la emoción, pero cuando caminaba de regreso a casa, sólo y con paso apresurado para escribir la noticia para este periódico, la humedad empezó a empañarme los ojos.

No bajen los brazos, compañeras, compañeros colombianos.

Podemos-Equo Xixón pide que se constituya ya el Consejo de la Memoria Democrática

Planta de un carbayu en las inmediaciones del paredón del cementerio gijonés de El Sucu llevada a cabo el pasado 14 de abril por las entidades memorialistas. FOTO: Luis Sevilla

El grupo municipal de Podemos-Equo Xixón, por medio de su concejal Juan Chaves, preguntará en la próxima reunión de la Comisión de Participación Ciudadana, Distritos y Obras acerca de la demora en la constitución del Consejo Sectorial de la Memoria Democrática de Xixón. El edil de la coalición verdimorada le recuerda al equipo de gobierno municipal formado por el PSOE e IU que “una de las medidas de Podemos-Equo Xixón aceptada en los acuerdos presupuestarios de 2020 fue la creación de un Consejo Sectorial de la Memoria Democrática durante el primer trimestre del año”, y reclama que dicho órgano se ponga en marcha ya.

Asegura al respecto que “es verdad que en marzo de 2020 llegó la pandemia y todo se paralizó, pero después del verano yo mismo me reuní con Alberto Ferrao, que en ese momento era concejal responsable de Memoria Histórica, y me presentó los estatutos y reglamentos de ese Consejo de la Memoria”. Podemos-Equo Xixón planteó algunas enmiendas al texto propuesto por el equipo de gobierno y, añade, “nos consta que posteriormente se presentó a las entidades memorialistas en al menos dos reuniones, pero a día de hoy no sabemos nada del Consejo Sectorial de la Memoria Democrática”.

Juan Chaves preguntará también en la citada comisión municipal por el rescate de la treintena de paneles explicativos “que formaron parte de la exposición Un paseo por el Gijón de la guerra civil, creados en colaboración con las entidades memorialistas y republicanas de la ciudad y que tenían como objetivo mostrar los lugares estratégicos de los bombardeos que sufrió Xixón en 1936 y 1937″. Podemos-Equo Xixón propuso al Ayuntamiento recuperar esos mupis y “la Concejalía de Cultura y Educación se comprometió a ello, pero tanto en esto como en lo que concierne al Consejo de la Memoria Democrática seguimos sin noticias”, explica.

Concentración de solidaridá col pueblu palestín esti vienres en Xixón

Concentración d'apoyu a la trabayadora humanitaria Juana Ruiz y al pueblu palestín el pasáu mes d'abril na plaza del Institutu. FOTO: David Aguilar Sánchez

El Comité de Solidaridá cola Causa Árabe (CSCA) y la Coordinadora Asturiana d’Organizaciones non Gubernamentales pal Desarrollu (CODOPA) convoquen pa esti vienres, día 14, a les ocho de la tarde, una concentración na xixonesa plaza del Institutu en solidaridá col pueblu palestín, que ta sufriendo nes últimes feches una nueva folada de bombardeos por parte d’Israel. Con esi actu, les entidaes convocantes quieren denunciar y esixir el fin de “la masacre en Gaza”, onde l’exércitu sionista asesinó nos últimos díes a decenes de civiles, ente ellos delles neñes y neños.

Nesi mesmu escenariu, la conocida como plaza del Parchís, tuvo llugar el pasáu 29 d’abril otra concentración de solidaridá cola causa palestina y con Juana Ruiz, trabayadora humanitaria en Cisxordania encarcelada ensin cargos pol Estáu d’Israel.

Sofía Castañón intervién n’asturianu nel Congresu pa pidir la oficialidá de la llingua

Sofía Castañón subió a la tribuna d'oradores del Congresu con una camiseta de la campaña pola oficialidá de la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana.

La diputada de Xuníes Podemos por Asturies, Sofía Castañón, emplegó l’asturianu esta tarde nel hemiciclu del Congresu pa pidir dende la tribuna d’oradores la oficialidá d’esta llingua. La congresista xixonesa, que acudió’l vienres pasáu al actu institucional de l’Academia de la Llingua Asturiana nel Teatru Campoamor y el sábadu a la concentración qu’entamó la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana na plaza de la Catedral, dixo nel plenu de güei que “namás quixere que’l próximu testu que llegue a esta cámara dende la Xunta Xeneral del mio país seya la reforma del Estatutu onde se garanticen los nuesos derechos como falantes porque tea escrito bien nidio que l’asturianu ye llingua oficial”. Remató la intervención, n’asturianu y en gallego-asturiano: “Yá, yá, yá, oficialidá. Xa, xá, xá, oficialidá. Y puxa Asturies”.

Echa a andar la Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui

Yahia Edjil (izquierda), delegado saharaui en Asturies. FOTO: Iván G. Fernández

Esta mañana fue presentada en la sede de UGT-Asturias la Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui, que nace con el objetivo de “promover actos y acciones dirigidos a la sensibilización de la sociedad asturiana
acerca de los legítimos derechos que asisten al pueblo saharaui, y que se
encuentran amparados por la legalidad internacional”. Este miércoles, día 12, a las 19.30 horas, celebrará en el mismo lugar una reunión de trabajo en la que, entre otros asuntos, se abordará la convocatoria y organización de una manifestación de apoyo al pueblo saharaui en Uviéu, prevista para el 22, sábado, a las 18 horas, entre la estación de Renfe y la plaza de la Escandalera.

A la Plataforma se han adherido ya casi un cuarto de millar de organizaciones, colectivos, cargos públicos y personas de distintos ámbitos de la sociedad asturiana, que asumen “el compromiso de apoyar en nuestro ámbito de actuación el derecho al ejercicio de la libre determinación que asiste al pueblo saharaui mediante la convocatoria y celebración de un referéndum libre, verificable, transparente e imparcial, que contemple la opción de la independencia”, señala en un comunicado. En él se recuerda que el Estado español, antigua potencia colonial del territorio, “está obligada a ser consecuente con su responsabilidad jurídica, que no es otra que la de asegurar que se concluya el proceso de descolonización del Sáhara Occidental de acuerdo al respeto a la libre voluntad de la población concernida, el pueblo saharaui, y la de velar por el respeto de los derechos humanos de la citada población, en cumplimiento del artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas“.

Por otro lado, denuncia “las violaciones masivas y diarias de los derechos humanos perpetradas por el régimen de ocupación marroquí contra la indefensa población civil saharaui en los territorios ocupados del Sáhara Occidental” y exige “la puesta en libertad de todos los presos políticos saharauis que sufren graves condenas de prisiónen cárceles de Marruecos, tras sentencias dictadas sin ningún tipo de garantía procesal, según atestiguan las más importantes organizaciones internacionales de derechos humanos, que asistieron como observadoras a los juicios”.

Les entidaes memorialistes piden los mesmos derechos pa les víctimes del franquismu que pa les del terrorismu

Actu d'homenaxe a les víctimes del franquismu xunto a la fuexa común del cementeriu d'Uviéu'l pasáu 14 d'abril. FOTO: Iván G. Fernández

Una decena d’entidaes memorialistes y republicanes asturianes ficieron públicu un manifiestu conxuntu nel que señalen que la Llei de Memoria Democrática que va llevase al Congresu de los Diputaos ha de ser “un instrumentu normativu capaz d’ayudar a educar a les nuestres xeneraciones moces en valores cívicos democráticos y que llevante una muria de contención a los intentos involucionistes de los sectores más reaccionarios de la nuestra sociedá”. Piden una llei “que respuenda a los valores de verdá, xusticia y reparación, con garantíes de non repetición, qu’equipare en derechos a les víctimes del franquismu coles víctimes del terrorismu, porque nun hubo n’España organización terrorista más dañible que’l réxime de Franco“.

Los colectivos firmantes afirmen que “somos una parte pequeña del movimientu popular y democráticu, pero avala les nuestres posiciones el nuestru compromisu d’años llargos de trabayu p’acabar cola impunidá de los crímenes franquistes, que ye tamién una forma d’evitar que vuelvan producise crímenes asemeyaos”. Alerten de que nos últimos años “tamos viviendo un resurdir del pensamientu y de les acciones de la estrema derecha”, con actos y acciones de “negacionismu de los crímenes del franquismu, profanación de sitios de la memoria, exaltación de la dictadura, defensa del fusilamientu masivu d’opositores políticos y últimamente amenaces graves a dirixentes de partíos. Y lo que ye más grave, bien de veces con complicidaes más qu’evidentes de persones vinculaes a aparatos del Estáu y de dellos medios de comunicación, amás de representantes electos en parllamentos”.

Añaden que “pa quien conocemos bien lo que significó la nueche llarga del franquismu, nengún d’estos fechos ye un tema menor. Porque sabemos que n’otres dómines históriques empezóse asina, y banalizando eses acciones namás se llogró que depués s’enllenare España de fuexes comunes, de paredones de fusilamientu y de mil y milenta persones nel exiliu. Convién alcordase de la historia pa nun la repetir”. Poro’l movimientu memorialista asturianu llevanta “la palabra de la indignación, de la rabia contenida, dende la memoria democrática, el compromisu republicanu y la llucha antifascista, pa dicir ¡Nunca más!“.

Asinamesmo afirmen que “nun podemos dexar, y nun vamos dexar, más retrocesos en materia de llibertaes públiques, más recortes de derechos democráticos y más perda de bienestar social pa la mayoría social. Esiximos la derogación de la Llei Mordaza“. Reclamen “afondar na democracia, nes llibertaes reales, porque namás con más democracia y más llibertá, con más igualdá y más xusticia social, vamos poder construir nun mundu fraternu, que ye’l que precisamente odien quien agora intenten facenos creyer que na llucha del últimu contra’l penúltimu ta la nuestra salvación”.

Los colectivos y asociaciones firmantes son FAMYR (Federación Asturiana Memoria y República), La Comuna d’Asturies, Rede Ceaqua (Coordinadora Estatal d’Apoyu a la Querella Arxentina contra Crímenes del Franquismu), Atenéu Obreru de Xixón, Atenéu Republicanu d’Asturies, Asociación Republicana Cabu Peñes Cristino García, Estaya de la Memoria L’Altu Nalón, Plataforma contra los Recortes d’Avilés y Comarca, Foru Pozu Fortuna y Sociedá Cultural Xixonesa.

La concentración pola oficialidá del asturianu, n’imáxenes

Semeya: Iván G. Fernández

Mediu millar de persones participaron esti sábadu na concentración que la Xunta pola Defensa de la Llingua entamó na plaza de la Catedral, n’Uviéu, pa formar un mosaicu de banderes con forma de corazón en demanda de la oficialidá del asturianu y del gallego-asturiano. La mirada fotográfica d’Iván G. Fernández y de David Aguilar Sánchez percorrió de principiu a fin esti actu de reivindicación y de folixa.

La Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana enllena de corazones el corazón d’Uviéu

L'anterior manifestación de la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana, el pasáu mes de mayu. FOTO: Iván G. Fernández

La imaxe maxestosa d’Iván G. Fernández qu’encabeza esta información diz muncho más que toles pallabres que vienen darréu nesta crónica. Falantes d’esta llingua, militantes de la reivindicación llingüística de toles edaes enllenaron con un mosaicu de corazones coloristes el corazón d’Uviéu esti mediudía. Mediu millar de persones respondieron al llamamientu de la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana y, respetando les midíes sanitaries derivaes del andanciu de coronavirus, axuntáronse na plaza de la Catedral pa esixir que la Xunta Xeneral ponga en marcha yá’l procesu llexislativu encamináu a la oficialización del asturianu y del gallego-asturiano.

Media hora enantes de les doce del mediudía, la fila de persones qu’esperaben pa recoyer la bandera con forma de corazón y tener accesu al espaciu acotáu de la plaza doblaba yá la cai Santa Ana. Con esta movilización, que sustitúi esti añu a la tradicional manifestación del Día de les Lletres Asturianes, la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana quixo dexar claro que “nun vamos abandonar la reivindicación hasta que veamos reconocíos los mesmos derechos pa los falantes d’asturianu y de gallego-asturiano que pa los falantes de castellanu n’Asturies. Agora hai mayoría suficiente na Xunta Xeneral pa reformar l’Estatutu y eso ye lo que tamos pidiendo”, dixo’l so voceru, Xosé Candel, qu’atendió a los medios de comunicación minutos enantes del comienzu del actu.

Mediu millar de persones respondieron al llamamientu de la Xunta. FOTO: Iván G. Fernández

Señaló que “esti añu ye especial, hai noticies positives. Celebramos les últimes declaraciones del presidente Adrián Barbón na Xunta Xeneral, onde anunciaba que por fin nesta llexislatura va abrise la reforma del Estatutu. Puede dicise que lo aplaudimos, pero vamos guardar los voladores pa cuando lo veamos escrito nuna separata del BOPA y del BOE“. Esplicó, respecto al anunciu del xefe del Executivu asturianu, que “hai detalles que nos faen ser prudentes na celebración. Lo primero ye’l plazu, llevamos cuarenta años diciendo ¡Oficialidá yá! y pensamos que retrasalo agora hasta setiembre nun tien sentíu. Sería una bona noticia si s’empezara nesti periodu de sesiones… Pero, bono, podemos esperar hasta setiembre”. Otru aspectu que puede xenerar cierta rocea “ye la definición d’amabilidá. ¿Nun son toles lleis amables? ¿Con quién piensa ser amable esta declaración d’oficialidá, colos que quieren recortar derechos? Eso nun lo vamos aceptar”.

Refirióse tamién Xosé Candel “al detalle de la definición del modelu d’oficialidá. Queremos un modelu dignu, como el de les demás comunidaes autónomes que tienen llingua propia y declararon la oficialidá nos sos territorios”. Nesti sen, añadió, “pensamos que’l modelu y el desarrollu d’esa oficialidá tien que ser una llei posterior de normalización llingüística que se va aprobar seguramente na Xunta Xeneral pero con otres mayoríes y igual hasta con otra cámara que salga d’unes elecciones futures”. En tou casu, valoró’l fechu de que nel actu institucional que l’Academia de la Llingua Asturiana llevó a cau esti vienres nel Teatru Campoamor hubiera una representación institucional del máximu nivel, col propiu Adrián Barbón, el presidente del Parlamentu asturianu y el rector de la Universidá d’Uviéu, ente otres autoridaes: “Vémoslo como un síntoma de que la reivindicación ta más viva que nunca y se ta xuntando suficiente mayoría social y tamién política nesa reivindicación”.

Nel actu participaron persones llegaes de toa Asturies. FOTO: Iván G. Fernández

Cola xente y coles banderes polícromes de la campaña d’oficialidá yá desplegaes na plaza, la presidenta del colectivu de reivindicación llingüística, María Xosé Martínez, lleó a traviés de la megafonía un comunicáu nel que señaló que “detrás d’estes banderes de la Xunta pola Defensa de la Lllingua Asturiana, detrás d’estos corazones de colores que lleven llatiendo cuarenta años, hai tres xeneraciones d’asturianes y asturianos”. A una d’eses xeneraciones, añadió, “tenemos que agradece-y que nunca se dieren, que llograren, en condiciones bien peores que les d’agora, facer llegar hasta nós la llingua que compartimos y que por esa llucha, por esi trunfu, merecen una reparación y un reconocimientu”. Faló de “otra xeneración que namás quier poder vivir n’asturianu con dignidá, ver reconocíos los sos derechos y poder mostrar con arguyu la pertenencia a una comunidá llingüística”. De la tercer xeneración dixo que “ye la que necesita tener futuru pa garrar con ilusión el testigu de l’ayalga cultural que suponen les dos llingües propies d’Asturies y asumir con puxu la responsabilidá de conservales pa otres xeneraciones que van venir”.

Manifestó la presidenta de la Xunta que “too eso, la reparación, la dignidá, el futuru pal asturianu y pal gallego-asturianu, namás va ser posible con oficialidá”. La oficialidá “va permitir l’usu de la llingua en toles situaciones sociales, va favorecer el desenvolvimientu d’una industria cultural propia d’Asturies, va garantizar la recuperación de la toponimia, va posibilitar la tresmisión social. Y, non menos importante, va impedir la represión por razones llingüístiques que yá tamos careciendo y de la que yá tamos fartes”.

La Xunta regaló banderes a les primeres persones inscrites y punxo a la venta’l restu. FOTO: Iván G. Fernández

María Xosé Martínez alvirtió de que “queremos una oficialidá ensin más retrasos, y tamién ensin recortes, y ensin apellíos, como manda la Constitución, como tienen n’otres comunidaes autónomes con una llingua propia diferente del castellanu: Galicia, País Vascu, Navarra, Cataluña, Valencia y Baleares“. Pidió a les persones presentes na plaza que lleven per toa Asturies “eses banderes que tenéis nes manes como una insignia de dignidá hasta que veamos reconocíos los nuestros derechos”. Ente eses persones taba Daniel Ripa, voceru de Podemos Asturies nel Parlamentu asturianu; Ana Taboada, vocera de Somos Uviéu nel Ayuntamientu, y Sofía Castañón, diputada asturiana d’Unidas Podemos.

L’actu acabó cola actuación de mediu centenar de pandereteres. Los sones de los sos instrumentos y de les sos voces foron los llatíos de toa esa montonera de corazones coloristes (“corazones ensin nome, que presiento y que conozo”, como na lletra que’l filólogu Fernando Álvarez Balbuena escribiera pa Llan de Cubel) qu’esti mediudía enllenaron el corazón d’Uviéu.

“Esti tien que ser l’últimu Día de les Lletres Asturianes ensin oficialidá”

Xosé Antón González Riaño saluda al públicu del Campoamor tres el so discursu institucional. FOTO: Iván G. Fernández

“Esti tien que ser l’últimu Día de les Lletres Asturianes ensin oficialidá. Dientro d’un añu tenemos que tar equí otra vuelta festeyando tar llibres de la pandemia y cola llibertá llingüística qu’afita una oficialidá llograda ente toes y toos”. Con esa idea remató’l so discursu’l presidente de l’Academia de la Llingua Asturiana nun actu solemne y emotivu que la institución celebró esti mediudía nel Teatru Campoamor d’Uviéu, y nel que l’escritor ribeseyanu Xandru Martino foi acoyíu como nuevu académicu correspondiente y la periodista uvieína Pilar Rubiera como académica d’honor.

L’eventu, tresmitíu por RTPA, llevóse a cau con un aforu reducíu poles restricciones sanitaries qu’impón el coronavirus y nél hebo una representación institucional de máximu nivel, col presidente del Gobiernu asturianu, Adrián Barbón; la conseyera de Cultura, Política Llingüística y Turismu, Berta Piñán; el director xeneral de Política Llingüística, Antón García; el presidente del Parlamentu asturianu, Marcelino Marcos, y el rector de la Universidá d’Uviéu, Ignacio Villaverde. Asistieron tamién diputaes y diputaos de diversos grupos políticos, representantes del sindicalismu, el municipalismu, la cultura y los medios de comunicación.

L’ochote Cantos del Fontán, dirixíu pola intérprete y directora coral Rebeca Velasco, ufrió una versión a capela de La danza, el nomáu cantar de la banda Dixebra con lletra del poeta Manuel Asur. La periodista radiofónica Sonia Avellaneda foi la presentadora d’un actu que, esplicó al principiu del mesmu, “va ser más curtiu y cenciellu que n’ediciones pasaes” por mor de la COVID. Agradeció la presencia d’autoridaes y de representantes de toles estayes del mundu cultural y social y dio pasu al secretariu de l’Academia, Xosé Ramón Iglesias, que lleó l’acta col que la institución acordó nomar nuevos miembros a Pilar Rubiera y a Xandru Martino. Destacó d’esti últimu, llicenciáu en Filoloxía Francesa y especialista en llingua asturiana, que “ye autor de les colecciones de cuentos De Ceuta a Sarayevo y Rema con orpín en nueche de seronda, y de la novela histórica Nuun. Estudiosu del léxicu de la lliteratura y de la cultura asturiana, ye miembru del grupu Sofastur, amás de lletrista de dellos grupos musicales. Lleva collaborando cuantayá cola Academia de la Llingua Asturiana nes revistes de la institución Lletres Asturianes, Lliteratura y Cultures, y como profesor de los Cursos de Branu y de la Universidá Asturiana de Branu“.

De Pilar Rubiera, llicenciada en Ciencies de la Información, dixo que “ye una referencia fundamental del periodismu asturianu nes décades caberes. Collaboradora de los diarios Noroeste, Asturias Diario, Región y dende 1983 redactora de La Nueva España, ye anguaño presidenta del patronatu de la Fundación Musical Ciudad de Oviedo y tamién del patronatu de la Fundación Dolores Medio“. Resaltó d’ella que “como responsable de la seición de Sociedá y Cultura de La Nueva España amosó siempre un compromisu firme pa cola llingua y la cultura asturiana y foi una defensora de la recuperación llingüística y del papel de l’Academia de la Llingua”.

L’escritor Xandru Martino, nuevu académicu correspondiente. FOTO: Iván G. Fernández

Xandru Martino Ruz, qu’empezó la so intervención cola voz resgada pola emoción, dixo qu’esti ye ún de “esos díes especiales que t’acompañen el restu de la to vida”. Dirixóse a les académiques y académicos que lu escoyeron como nuevu miembru pa señalar que “el mio agradecimientu pa con vós sedrá etenru. Ye un honor siguir, na llista d’académicos de recién, a los Pablos, señores Texón y Rodríguez Medina, compañeros dende va munchos años nos cursos de la Universidá Asturiana de Branu. Reconoció que “dende’l día que me llamaron pa dame la noticia lloré, ri, pasé nervios y di-y munches vueltes a qué triba de discursu merecía una ocasión tan especial. Valoré delles opciones y al final opté por tirar de narrativa, que ye lo mío, pa cuntar la vida d’un neñu de pueblu criáu nun barriu proletariu”. Emocionóse de nueves al recordar a so pá y a so ma: “Soi fíu de dos obreros d’una villa pequeña d’esti país. La llingua que sentí en casa foi l’asturianu, más o menos entemecíu col asturianu. Ye curiosu’l casu de mio ma, que naciera n’Andalucía y falaba más asturianu a vegaes que mio pa, asturfalante patrimonial. Hai que dicir que mio ma vieno a Asturies siendo mui neña”.

Afirmó que, “como muncha xente, yo falaba asturianu pero nun lo sabía” y la escolarización dexó “nel mio intelectu la idea de que lo que yo falaba yera una castellanu mal faláu, y eso grababénnoslo non a fueu, sinón a verdasca; si falabes na escuela como en casa, verdascazu. Güei tengo qu’almitir que naquella dómina’l mio superheroe preferíu nun yera Superman nin Batman, yera un compañeru de clase que cuando quería xorrascar al maestru fálaba-y n’asturianu dafechu y esti, enraxonáu, escorríalu per tola clase, y aquel neñu que facía lo posible por safase de los verdascazos siempres acababa pagando aquel atrevimientu”.

Espresó l’agradecimientu, pol so llabor académicu en defensa de la llingua, al profesor Xosé Lluís García Arias y a la profesora Ana Cano (ex presidentes de l’Academia de la Llingua), “y a toa esa xente que nestos caberos 45 años ficieron que l’asturianu siga vivu algamando dalgunos pasos que permitieron que güei teamos a piques de consiguir la oficialidá. Ye hora de que la llingua dexe de tar confinada dientro de les llendes del llar”. Acabó faciendo un pidimientu a la representación política que taba presente: “Señores políticos, pído-yos, por favor, que yo seya l’últimu académicu y Pilar la última académica en recibir el so nomamientu ensin oficialidá d’esta llingua”.

La periodista Pilar Rubiera, nueva académica d’honor. FOTO: Iván G. Fernández

“Una llingua ye un paisaxe únicu”

Pilar Rubiera Alonso comenzó diciendo que convertise n’académica d’honor “ye un privilexu y doi les gracies a toles persones que, d’un mou o otru, m’enseñaron a amar l’asturianu y fixeron que güei tea nesti queríu escenariu del Campoamor. Calcúlase que puen quedar na Tierra unes 5.000 llingües, hasta apocayá la cifra yera de 20.000; y Asturies tien una. Los estudios sociollingüisticos señalen qu’hai unos 300.000 falantes d’asturianu, pero munchos tán morriendo”. Llamentó amás que “tenemos polo menos dos xeneraciones de mozos pel mundu, colo qu’esto significa de distanciamientu del país d’orixe. Y la llingua nun ta afitada na normalidá ciudadana. Y toos sabemos que la comunicación oral ye l’oxetivu cimeru d’una llingua. Y una llingua ye un paisaxe únicu, ye nuesa, ye la qu’heredamos de los nuesos mayores, forma parte de la cultura de nueso, descríbemos, retrata’l nuesu mundu”.

La periodista aseguró que “tengo bien claro que la diversidá llingüística ye un patrimoniu, enxamás un peligru. Pregúntome tovía güei cómo ye posible que dalgunos asturianos, heriedes de dalgo único, renieguen d’un elementu cultural que nos fai escepcionales. Nun conozo nengún otru territoriu nel que los sos responsables políticos refuguen, como lo ficieron y tovía lo faen dalgunos, esta realidá”. Citó ente “los grandes maestros n’asturianía o asturianismu a lo llargo de la mio vida” a tres persones yá finaes: María Josefa Canellada, José María Naveiras Pepe el Ferreiro y Pablo Ardisana: “Los tres, heriedes del asturianu dende la so nacencia, vivieron la bayura del so billinguïsmu con arguyu y del mesmu mou cenciellu y frescu col que mio padre díxome a mi, la primer vez que sentí a daquién falar n’asturianu: ‘Ye la llingua de la tierra'”.

Punxo tamién l’acentu na poca presencia que sigue teniendo l’asturianu na Universidá, na Xunta Xeneral o nos medios de comunicación, ente otros ámbitos, “porque nun se fexo una política llingüística clara y decidida pa garantizar la sobrevivencia del asturianu”. Y alvirtió de que “ensin oficialidá l’asturianu nun podrá salvase nes actuales circunstancies”.

Xosé Antón González Riaño, durante’l so discursu. FOTO: Iván G. Fernández

“Clima de respetu y diálogu”

Xosé Antón González Riaño entamó’l so discursu con un recuerdu a toles families que “sufrieron y tán sufriendo los dañibles efectos del COVID” y col reconocimientu a los y les profesionales que dende diversos sectores tán combatiendo esti andanciu. Poro, dixo, esti nun ye un Día de les Lletres Asturianes normal, “porque volvemos a festexar la xornada grande de la llingua y la cultura d’Asturies metanes una situación de pandemia que nos afecta a nós y afecta a tol mundu d’un mou dramáticu y con una trescendencia histórica”.

Refirióse al nuevu académicu y a la nueva académica como “dos persones d’un indiscutible valor” y agradeció les sos pallabres “polo que representen d’aliendu y sofitu pa la llingua y la cultura d’Asturies”. Informó de que la situación sociosanitaria afectó nel últimu añu al llabor de l’Academia, qu’hebo de renunciar a “aiciones tan emblemátiques como la Universidá Asturiana de Branu (UABRA) o les Xornaes Internacionales d’Estudiu, pero tamién ye cierto qu’otres importantes iniciatives institucionales pudieron facese efeutives. Referímonos, por exemplu, a los trabayos caberos del Diccionariu Etimolóxicu de la Llingua Asturiana de García Arias, espublizáu en coedición cola Universidá d’Uviéu y qu’esperamos ver peracabáu a lo cabero’l branu”. L’Academia tamién asoleyó los númberos correspondientes de les sos revistes Lletres Asturianes, Cultures y Ciencies. Y faló, pasando a usar nesi momentu la variante llingüística de gallego-asturiano, del trabayu yá avanzáu alredor del Diccionario Eonaviego y l’Estudio Sociollingüístico del Navia-Eo.

El presidente dixo que “a lo llargo d’esti tiempu l’Academia caltuvo aconceyamientos regulares y granibles col Gobiernu del Principáu d’Asturies y tamién, al máximu nivel, con representantes de los grupos políticos FSA-PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos, Izquierda Xunida y Foro Asturias, en tolos casos nun clima de respetu y diálogu francu qu’agradecemos y que ye’l que necesita la dignificación de la llingua asturiana”. Espresó’l so convencimientu de que “Asturies nun meyoró nin social nin económicamente por nun valorar con procuru la nuesa riqueza llingüística a lo llargo de los caberos cuarenta años. Ye irracional dir a la escontra d’esa realidá”. Con too y con eses, añadió, “afortunadamente les coses tán agora más clares ente nós. Inda tamos a tiempu de salvar una llingua y una cultura milenaries que nos pertenecen a nós, pero tamién a la Humanidá entera. Y tenemos que facelo con xenerosidá, ensin esclusiones y afitando l’acuerdu ente la sociedá asturiana representada nel Parlamentu d’Asturies, na Xunta Xeneral“.

González Riaño señaló que “sabemos qu’hai anguaño una amplia mayoría parllamentaria favoratible a la oficialidá, reflexu de la mayoría social. Pero l’Academia tamién persabe que’l meyor futuru pa la llingua esixe los mayores consensos y la necesidá de que naide que sienta Asturies quede al marxe de los pautos”. Remachó esa idea diciendo que “la llingua nun ye esclusiva de nenguna opción política, sinón de tolos asturianos y asturianes que fueron faciéndola y calteniéndola a lo llargo de xeneraciones hasta güei”.

Peslló l’actu Cantos del Fontán cola interpretación del Asturies, patria querida.

Mediu centenar de llibreríes súmense al Día del Llibru Asturianu

Escaparate de la llibrería Roy, en Xixón, dedicáu al Día del Llibru Asturianu.

Cuasi mediu centenar de llibreríes, cafés-llibreríes y tiendes de discos de toa Asturies súmense al Día del Llibru Asturianu, que se celebra güei. En toes elles va aplicase nesta xornada un descuentu del 10% na compra de llibros o discos n’asturianu, col regalu amás del volume Pruebes d’autor. Les siete vides de Nel Amaro, llibro qu’edita la Conseyería de Cultura, Política Llingüística y Turismu pa conmemorar esta 42 Selmana de les Lletres Asturianes. En delles llibreríes del noroccidente va regalase, pola compra de llibros o discos, l’antoloxía ilustrada Al aveiro d’un trabatel. Úa escoyeta de poesía contemporánea de gallego-asturiano.

Los actos programaos pa esta Selmana de les Lletres Asturianes dedicada al escritor y artista mierense Nel Amaro (1946-2011) van rematar esti vienres en Llaboral Centru d’Arte, en Xixón, onde a les seis y media de la tarde va tener llugar la sesta edición d’Entaína a escribir, concursu de microrrellatos improvisaos n’asturianu pa xente mozo.

Los nombres y las historias de las víctimas de la violencia en Colombia resuenan en Xixón

Banderas y pancartas dieron colorido a la movilización.

Nombres e historias concretas de víctimas mortales de la violencia en Colombia resonaron esta tarde en la plaza del Instituto, en Xixón, donde se concentraron cerca de dos centenares de personas convocadas por diversos colectivos asturianos y colombianos, para denunciar la brutal oleada de represión que el Gobierno presidido por el derechista Iván Duque ha intensificado en los últimos días para sofocar las protestas sociales que están recorriendo el país sudamericano. Diversas intervenciones, música y el colorido de banderas, pancartas y carteles dieron contenido a una movilización que tendrá continuidad este sábado, día 8, a las seis de la tarde, con otra concentración en la ovetense plaza de la Escandalera, ante la escultura La Maternidad, del colombiano Fernando Botero.

La Coordinadora Asturiana de ONGD (CODOPA), Soldepaz Pachakuti, el Colectivo Luciano Romero Molina, Asamblea Moza d’Asturies y Acción en Red Asturies fueron las asociaciones y entidades que lanzaron la convocatoria de la concentración, a la que se sumaron otros colectivos y representantes de la política, el sindicalismo, el feminismo, el ecologismo y diversos movimientos sociales. Amenizaron el acto con su música Miguel San Miguel y Javier Alvargonzález, que empezaron interpretando la pieza fúnebre asturiana Marcha d’Antón el Neñu, en memoria de las víctimas de la represión llevada a cabo por la policía y por el ejército colombiano desde que el pasado 28 de abril se inició una movilización social masiva contra las políticas del Ejecutivo conservador que preside Duque. Los dos músicos fueron, asimismo, los encargados de cerrar el acto con el Canto a la libertad, de José Antonio Labordeta.

Un detalle de la concentración de esta tarde en la céntrica plaza gijonesa del Parchís.

Javier Arjona, de Soldepaz Pachakuti, fue presentando a las diferentes personas asturianas y colombianas que tomaron la palabra. Ana Andrés, presidenta de la CODOPA, señaló respecto a las matanzas que se están perpetrando en Colombia, que “las cifras del horror nos sobrepasan”. Manifestó que Amnistía Internacional “considera que las violaciones de derechos humanos y crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad no son hechos aislados o esporádicos, sino que responden a un patrón a lo largo de todo el país. Amnistía Internacional también ha realizado un llamamiento a las autoridades para garantizar el derecho del pueblo colombiano a manifestarse pacíficamente y recuerda al presidente Iván Duque que desplegar las fuerzas armadas para el control de las manifestaciones incrementa el riesgo de que se cometan más violaciones de derechos humanos, más crímenes de derecho internacional”.

Expresó, asimismo, “nuestras condolencias a todas aquellas familias que han perdido a un ser querido y a las personas que han resultado heridas”. Añadió que “el vídeo de Marta Hurtado, de la portavocía del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se ha hecho viral”. Y dejó constancia de que “la mayoría de organizaciones de derechos humanos han propuesto a la comunidad internacional impulsar acciones de vigilancia y monitoreo de la grave crisis humanitaria que padece la población colombiana como consecuencia de la falta de implementación de los compromisos asumidos en virtud del acuerdo de paz, y en especial para solicitar al Estado colombiano, una vez más, que ponga fin a las vulneraciones de derechos humanos derivados de este trato represivo y desmedido de la fuerza pública a la movilización y la protesta social”.

En el acto se rindió homenaje a las víctimas de la represión de la policía y el ejército.

Por su parte, Yuri Neira, refugiado en Xixón y padre de Nicolás Neira (un adolescente de quince años asesinado por la policía colombiana por un disparo en una marcha del Primero de Mayo en 2005), afirmó que “se sabe que el ejército asesino manda helicópteros contra población civil” y aclaró que “las movilizaciones del pueblo colombiano no son por la reforma tributaria, que fue sólo la gota que llenó el vaso de la impunidad, del hambre, del saqueo que han cometido los mandatarios que tenemos; los Duque, los Uribe, la oligarquía rancia que maneja el país”. Precisamente un día como hoy, dijo, “hace justo dieciséis años, a esta hora, mi hijo dejó de respirar, como resultado del disparo de un policía que, después de dieciséis años y tras ser condenado, sigue libre”. Yuri Neira participó en el acto enarbolando una bandera negra con la imagen de su hijo y la leyenda Nico vive.

Verdes Equo Asturies pide que nun destinen más perres públiques a la regasificadora d’El Musel

Regasificadora del puertu d'El Musel.

Verdes Equo Asturies fizo públicu un comunicáu nel que refuga que s’alimente “con más fondos públicos la momia del gas”, en referencia a la regasificadora d’El Musel, a la que’l Ministeriu de Transición Enerxética dio lluz verde la selmana pasada. Afirma que la regasificadora del puertu xixonés, propiedá d’Enagás, “non solo fue illegal y ruinosa na so construcción y mantenimientu, sinón tamién inútil pa la sociedá, incapaz de funcionar y un pozu ensin fondu qu’empreses cazaprimes pretenden siguir alimentando con otros 400 millones d’euros procedentes de fondos europeos y estatales, y a traviés del recibu del gas que pagamos mensualmente la ciudadanía”.

El partíu ecoloxista anuncia un recursu si finalmente s’autoriza la puesta en marcha d’eses instalaciones y denuncia que “l’únicu interés qu’hai detrás de la regasificadora d’El Musel ye catar fondos europeos qu’habríen de destinar a actividaes sostenibles. La pretensión d’algamar fondos europeos pa fomentar enerxíes fósiles ye un pasu atrás y promueve una actividá insostenible que produz cambiu climáticu”. Recuerda qu’esti “proyectu faraónicu impuestu por Vicente Álvarez Areces nun respondía a nenguna planificación del sistema gasísticu (yá esistíen otres instalaciones asemeyaes, ocioses) y, lo que ye peor, saltándose la llegalidá. Poro la xusticia dionos la razón y dictaminó la paralización de la regasificadora”.

Verdes Equo Asturies sostien qu’Asturies “ha d’especializase n’actividaes d’altu valor añadíu, basaes na investigación y el desarrollu tecnolóxicu y ensin les consecuencies nefastes que la industria de los sieglos XIX y XX tuvo na rexón. L’hidróxenu y les renovables ocupen un llugar privilexáu pal llogru d’esi oxetivu, pero non a cualesquier preciu. Na transición ecolóxica nun val too. Tampoco nel casu del hidróxenu”. Reclama al Gobiernu que s’aclarien “les responsabilidaes nel casu de la regasificadora” y una “planificación de la producción d’hidróxenu de fontes renovables que seya realista y cola suficiente tresparencia pa facilitar l’alderique na sociedá asturiana” sobre’l futuru productivu d’Asturies.

Fábrica de Trubia: Así debilita la fuerza de los trabajadores la reforma laboral del PP

Obreros de Trubia. Foto: David Aguilar Sánchez.

Conflicto en la Fábrica de Armas de Trubia. La Corriente Sindical de Izquierdas y la Organización Sindical Obrera Asturiana han convocado para este mes cuatro días de paros parciales en la factoría de esta localidad ovetense. Protestan por la sanción a un trabajador que forzó la puerta de uno de los talleres para reducir el calor asfixiante que él y sus compañeros estaban soportando. La reacción de la empresa fue fulminante y no valieron las disculpas del operario: 15 días de suspensión de empleo y sueldo. Los sindicatos convocantes saben que se trata de una medida de presión con más capacidad de dañar la imagen pública de la empresa que de paralizar la producción. Y es que a día de hoy solo un 10% de la línea de producción de Trubia es llevada a cabo por empleados de Santa Bárbara Sistemas, la antigua empresa pública de armamento, hoy propiedad de la multinacionacional norteamericana General Dynamics. De las 800 personas que trabajan en la fábrica, más de 400 lo hacen a través de subcontratas y empresas de trabajo temporal. Las sucesivas reformas del mercado laboral han ido permitiendo que cada vez sean menos los empleos directos, y más los que dependen de empresas externas a las que se recurre en función de las coyunturas y la carga de trabajo. Sin compromiso. Subcontratas que a menudo recurren a otras empresas, degradando así un poco más en cada eslabón de la cadena la calidad del empleo que ofrecen. Poner límites a esta externalización sin fin es en este momento uno de los asuntos calientes de la reforma laboral que discuten los socios del Gobierno de España. Mientras el Ministerio de Trabajo dirigido por Yolanda Díaz, y las centrales sindicales, abogan por limitar la externalización de tareas productivas, el Ministerio de Economía, liderado por Nadia Calviño, y la CEOE, aspiran a mantener el núcleo duro de una legislación que ha reducido los puestos de empleo estructurales en las empresas, fragmentando las plantillas y debilitando así a los sindicatos a la hora de movilizarse. No es el único debate que hay sobre la mesa, pero se trata sin duda de uno de los más importantes. La patronal no quiere devolver a los trabajadores y sus organizaciones la capacidad de negociación y presión que les arrebató en la anterior crisis. Dificultar el sindicalismo fue uno de los objetivos de la reforma que ha hecho de España el segundo país con más trabajadores pobres de la UE. Solo le supera Rumanía.

Pablo Coto, presidente del comité de empresa de Trubia. Foto: David Aguilar Sánchez.

Fundada por el Estado a finales del siglo XVIII y privatizada por debajo de su valor en 2001, durante el gobierno de José María Aznar, como así puso de manifiesto un informe de 2007 del Tribunal de Cuentas, Trubia ha ido evolucionando de fábrica de cañones a una factoría especializada en la construcción de carros de combate y otros vehículos militares. También de un centro de trabajo con gran poder de sus empleados a un espacio en el que, según Coto, la dirección de la empresa recurre cada vez más a un estilo arrogante y autoritario. En 2012 absorvió a la plantilla de la otra centenaria fábrica de armas del concejo, también privatizada y propiedad de General Dynamics, ubicada en la propia ciudad de Oviedo/Uviéu. Los 300 trabajadores de La Vega se fueron de mala gana a la vecina Trubia, no sin resistencias, intuyendo que aquello sería tarde o temprano el final. No se equivocaban. El gobierno socialista del Principado alentó el traslado, que liberaba 122.000 jugosos metros cuadrados en plena capital asturiana, y lo presentó como una armoniosa integración de ambas plantillas. En realidad la pretendida fusión terminaría siendo en poco tiempo un cierre encubierto a coste casi cero para la multinacional armamentística. Con la nueva reforma laboral aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy ese mismo año, General Dynamics se encontró con las manos libres para liberarse de más de 300 trabajadores. Algunos se fueron a través jubilaciones y bajas incentivadas, pero otros 55 con despidos puros y duros. Despidos además muy baratos. No se trataba de un problema de falta de carga de trabajo, sino de costes laborales. Soltar lastre. La empresa quería aligerar plantilla, sobre todo de trabajadores con antigüedad y buenos salarios, y tirar así de subcontratas con empleados más baratos y precarios, sometidos a la disciplina de la temporalidad y la permanente amenaza de un despido barato. La reforma laboral del PP fue pues la herramienta perfecta para remodelar por completo una fábrica en la que se ha externalizado todo lo externalizable y muchos de los ingenieros son personas jóvenes, contratados fuera de convenio, que están ganando por debajo de los 22.000 euros. Salarios inferiores a los de los escasos obreros cualificados que siguen contratados por la empresa matriz.

Grupo de trabajadores de la fábrica. Foto: David Aguilar Sánchez.

Con una plantilla fragmentada en diferentes empresas y tipos de contratos, Pablo Coto, de CSI, presidente del comité de empresa, sabe que la principal finalidad de los paros es “hacer ruido”. La mayoría de los trabajadores están en una situación tan vulnerable que comprende que no puedan secundar una convocatoria que además es minoritaria y no respaldan el resto de los sindicatos. Coto considera fundamental que la nueva reforma laboral reduzca la subcontratación y aumente los puestos estructurales en las empresas, porque “en Trubia hay mucho trabajo, pero no se está traduciendo en empleo estable y de calidad”. Este sindicalista que lleva desde 2003 trabajando en la fábrica, primero a través de una contrata y luego como empleado directo de Santa Bárbara, lamenta que su caso es cada vez más difícil de encontrar, ya que la empresa lleva 12 años sin realizar promoción interna. Eso sí, en Reston, Virginia, sede de General Dynamics, su directora ejecutiva, la ex agente de la CIA Phebe Novakovic, gana 20,4 millones de euros anuales. Es la tercera ejecutiva mejor pagada de los EEUU.

Mientras los paros en solidaridad con el compañero represaliado continuarán esta semana, en el Gobierno se seguirá discutiendo el rumbo de una reforma laboral que puede suponer la recuperación de derechos arrebatados o la continuidad en una línea desecendente en materia de sueldos, estabilidad laboral y capacidad de negociación colectiva. Los próximos días serán cruciales para saber si ha llegado el tiempo de los cambios reales en las condiciones de vida, o el país va a seguir instalado, gobierne quien gobierne, en el más de lo mismo. El escenario está, más que nunca, abierto.

La sexóloga Anna Freixas abre el nuevo ciclo de actividades de AFA

Anna freixas. Foto: Capitan Swing.

Catalana de origen, pero andaluza de adopción, la psicóloga Anna Freixas (Barcelona, 1946), catedrática de la Universidad de Córdoba, es considerada una de las pioneras de la gerontología feminista en España. En sus libros ha reflexionado sobre el envejecimiento femenino, la sexualidad de las mujeres mayores o los nuevos modelos de vejez. Su último libro “Yo, vieja”, editado por Capitán Swing y con prólogo de Manuela Carmena, se plantea como “un conjunto de propuestas de resistencia pensadas para la nueva generación de viejas que van estrenando libertades, para las que mantienen su dignidad, para las ancianas que mientras se desplazan por el calendario son capaces de escudriñar la vida y las relaciones cotidianas con perseverancia y agudeza”. Este juves lo presentará en el salón de actos de la Facultad de Formación del Profesorado a las 18h en compañía de la profesora de la Universidad de Oviedo/Uviéu Esperanza Fernández.

El acto está organizado por la Asociación Feminista de Asturias y el colectivo Escuela No Sexista, y abre un ciclo de conferencias que también traerá a Oviedo/Uviéu a la antropóloga Mari Luz Esteban el 18 de noviembre con “El manifiesto de las mujeres viejas”. Marina Mayoral e Isabel Burdiel cerrarán en programa el 2 de diciembre con un acto sobre la novelista Emilia Pardo Bazán.

Los trabajadores de la antigua Alcoa volverán a las calles

Movilización en Avilés por el futuro de ALCOA. Foto: Iván G. Fernández.

Se sienten engañados y estafados. Los trabajadores de la antigua Alcoa, luego reconvertida en Alu Ibérica, regresarán el próximo lunes a las calles para exigir un futuro laboral ligado a la industria. Será en Oviedo/Uviéu. El comité de empresa al completo ha convocado una movilización para el próximo 8 de noviembre que arrancará a las 18h de la Plaza de España, sede de la Delegación de Gobierno, y marchará hasta la presidencia del Principado. Todos los sindicatos respaldan la manifestación.

El campo municipal de Matalablima sigue sin fecha de apertura

Foto: Iván G. Fernández

Las familias de los niños que entrenan en el campo municipal de Matalablima exigen al Ayuntamiento de Oviedo/Uviéu que reabra unas instalaciones que llevan cerradas desde hace seis meses. “El mes de mayo y al inicio del campeonato nos vemos expulsados del campo. Asumimos la situación, aún sin entender por qué no se puede esperar unas pocas semanas al fin de los encuentros. Alegando lo estricto de los plazos vemos con resignación como al finalizar la temporada la obra no comienza, y como al inicio de esta nueva nos encontramos sin campo para poder entrenar ni se puede hacer uso de las instalaciones” denuncian las familias, a las que el Ayuntamiento había dicho que las obras no se demorarían más allá de tres meses. Estamos a finales de octubre y no hay por ahora fecha de reapertura. “Equipos de fútbol 11 están entrenando una hora por semana en un campo de fútbol 8. Los entrenadores, agudizando el ingenio, convocan a los niños en alguna zona verde de la ciudad para poder así mantenerlos en forma física y mental evitando que dejen el deporte” critican los padres y madres, que denuncian la dejadez del Ayuntamiento en el control y seguimiento de las obras, y le exigen la reapertura urgente de estas instalaciones deportivas.

¿Quién sacó una pistola en la pelea de Cimavilla?

Domingo movido en el barrio de Cimavilla, Xixón, a cuenta de la bronca entre hinchas del Sporting y del Valladolid. En la Plazoleta de Jovellanos volaron las sillas y los clientes de un conocido establecimiento tuvieron que refugiarse donde pudieron por temor a la violencia entre grupos ultras. En el fragor de la pelea un hombre no identificado sacó una pistola. Nortes ofreció esta información en exclusiva que hoy ha llegado al Ayuntamiento en forma de pregunta al presidente de la comisión de seguridad, José Luis Fernández.

La portavoz de Podemos-Equo, Laura Tuero, ha preguntado si había algún tipo de dispositivo especial para este encuentro deportivo en la ciudad y si se ha identificado a la persona que sacó la pistola. Y en caso de ser así, si “¿era un civil o un agente perteneciente a los cuerpos de seguridad del Estado?”. La identidad del hombre de la pistola sigue siendo un misterio.