Conecta con nosotras

Actualidad

Somió: confinamiento “deluxe” en el barrio más rico de Asturies

El 85% de las viviendas de la parroquia gijonesa supera los 100 metros cuadrados. En Ventanielles, Llaranes, El Muselín, El Discu y Lada la mayoría de familias viven en menos de 60 metros.

Chalet en Somio, Xixón.

“Fantástica vivenda unifamiliar en pleno corazón de Sonió, a 5 minutos caminando del Club de Tenis y a 10 del puente del Piles. La vivienda cuenta con planta sótano, baja y primera. En total tenemos 8 habitaciones, 6 baños y 1 aseo de cortesía”. Así se anuncia en un portal inmobiliario un chalet de 400 metros cuadrados y casi 2.000 de finca en el barrio más caro de Asturies. Está a la venta por 850.000 euros. Un precio bastante normal para la zona si echamos un vistazo a cualquier web del sector inmobiliario.

“Una de cada cuatro familias españolas pasa el confinamiento en viviendas de menos de 75m²”

Ciertamente el virus no entiende de clases sociales, como dijo el presidente Pedro Sánchez en una de sus comparecencias públicas, pero el confinamiento sí. No es lo mismo pasar la cuarentena en un piso amplio, luminoso, y ya puestos a pedir, con una buena terraza o, por qué no, en una vivienda unifamiliar con jardín, barbacoa y dos plantas, que en uno de los cientos de miles de pequeños y oscuros pisos que proliferaron en los años 60 y 70, décadas en las que se construyó el grueso del parque de vivienda en España y que en el caso de la vivienda destinada a las clases trabajadoras, destacó por su mala calidad.

Las normas a pesar de ello son iguales tanto para unos como para otros confinados. Y es que, como al principio de todo esto recordaba la periodista Ana Iris Simón en la revista Vice, romantizar la cuarentena colgando en las redes fotos paseos por el jardín o lecturas en una mecedora en el porche, es también un privilegio de clase.

La encuesta de hogares del Instituto Nacional de Estadística revela que el 28% de viviendas españolas dispone de menos de 30m² por ocupante y que una de cada cuatro familias pasa el confinamiento en espacios de menos de 75m². Cuando acabe la cuarentena, también tendremos que hablar del derecho a la vivienda.

Chalet en Somió, el barrio más exclusivo de Asturies.

Confinado rico, confinado pobre

Somió, el barrio más rico de la región con una media de ingresos familiares de 68.397 en su sección censal más próspera, es también, el mejor dentro de los grandes concejos asturianos para pasar la cuarentena. Aquí el 88% de sus viviendas poseen más de 100 metros cuadrados.

Ventanielles. El barrio carbayón fue construido en la segunda mitad de los años 50.

En el otro extremo, en el barrio ovetense de Ventanielles más de la mitad de las viviendas tienen menos de 60 metros cuadrados. Sin salirnos de la capital asturiana, en otros barrios populares de Oviedo/Uviéu como La Tenderina, Pando, Pontón de Vaqueros, San Lázaro o La Argañosa, pocas familias disponen de 75 metros cuadrados para vivir; un espacio que contrasta con la Plaza de América o Llamaquique, donde la mayoría de viviendas superan los 90 metros cuadrados.

Nos vamos a Avilés y en algunas partes de Llaranes, el histórico barrio obrero construido para albergar a los trabajadores de ENSIDESA y sus familias, incluso un 60% de las viviendas no llega a los 60 metros cuadrados. También en Avilés, en la Luz o el Pozón, el 50% de su población habita viviendas de menos de 75 metros. En Xixón son los barrios de la Zona Oeste, como El Muselín o Jove, los que poseen las viviendas más pequeñas: un 50% no llega a los 60 metros cuadrados. Les siguen algunas partes de Cimavilla, Pumarín, La Calzada, el Natahoyo y Montevil. En estos barrios son pocos los habitantes que superan los 75 metros cuadrados, y una escasa minoría los que llegan a los anhelados 90 metros cuadrados, la cifra mágica que teóricamente tiene la vivienda de clase media español y que se supera ampliamente en la zona centro de la principal ciudad asturiana, así como en la zona de Fomento.

Barriada de Rioturbio, Mieres, construida entre 1954 y 1960.

Las localidades mineras tienen el mayor número de viviendas por debajo de los 60 metros cuadrados de la Asturies central

No obstante, son las localidades de las cuencas mineras las que en su conjunto tienen el mayor número de viviendas por debajo de los 60 metros cuadrados. En Mieres exceptuando el centro, la inmensa mayoría de las viviendas está por debajo de los 75 metros cuadrados, y en algunos barrios como El Discu o Riturbio, entre el 60% y el 70% de los vecinos viven en menos de 60 metros cuadrados. En Llangréu tampoco abundan las viviendas amplias y mucho menos en barrios como Ciañu o Lada. En San Martín del Rey Aurelio apenas hay viviendas por encima de los 100 metros cuadrados, y pocos son los vecinos y vecinas que viven en casas de más de 75 metros cuadrados.

Diego Díaz Alonso
Escrito por

Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y forma parte del consejo de redacción de Nortes.

Comentarios
Advertisement

Lo más leído

“Los hijos no son de los padres ni del Estado, son de TikTok e Instagram”

Entrevistas

Expropiadores anarquistas: “Los Solidarios” de la Transición

Cultura

¿Qué hay del anarquismo hoy?

Cultura

“Aceptar el plan de ajustes de Montoro supuso renunciar a hacer inauguraciones el último año de mandato”

Entrevistas

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes