Conecta con nosotras

Actualidad

Patriotas de hojalata en Europa

El PP en Bruselas emprende una campaña para desprestigiar la gestión de la crisis sanitaria y condicionar las ayudas a ‘reformas’.

Pablo Casado y Angela Merkel. Foto: PP

En Diciembre de 2005, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero acusó al PP de Mariano Rajoy de “patriotas de hojalata” a cuenta de las negociaciones que por aquel entonces se llevaban a cabo en los despachos de Bruselas para elaborar presupuesto de la UE. Los conservadores habían querido trasladar a las instituciones comunitarias la idea de que el Gobierno español era un desastre para el país, la economía de la eurozona y un peligro que habría que neutralizar a toda costa.

A finales de 2018, nuevamente un PP fuera del Gobierno y de la mano de Pablo Casado volvía a pedir a los sumos pontífices europeos que vetaran el acuerdo presupuestario entre PSOE y Unidas Podemos con su famosa: “O la Comisión Europea tumba estos presupuestos, o estos presupuestos tumban a España”. Y ahora, con el trasfondo de la pandemia y con la estrategia clara de erosionar al Gobierno de coalición, el Partido Popular vuelve a trasladar a Bruselas sus movimientos de desestabilización.

En este caso, el primero en abrir fuego ha sido Esteban González Pons, quién ha pedido a sus amigos de la familia popular europea que los fondos europeos del seguro de desempleo europeo (SURE), el mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) o el Plan de recuperación post-Covid (Next Generation UE) no sirvan para que el Gobierno de España pueda continuar con sus ejes programáticos: escudo social, subida progresiva del Salario Mínimo Interprofesional, ingreso mínimo vital, derogación de la reforma laboral, reforma fiscal progresiva, etc.

González Pons en el Parlamento Europeo con el opositor venezolano Juan Guaidó. Foto: PP

El PP en Bruselas se ha arremangado y, mimetizando su campaña con la de la extrema derecha europea (Frente Nacional, Lega, Fratelli D’Italia, Fidesz y VOX), está intentando construir un relato antiEspaña. Incluyendo un informe infame, sesgado y catastrofista enviado al comisario de Justicia, Didier Reynders, sobre la supuesta situación que vive España bajo un Gobierno autoritario, poco democrático e integrado por una coalición socialcomunista que ha usurpado el poder, coarta la libertad de expresión y amordaza a la prensa.

La última escaramuza del PP la ha protagonizado Dolors Monserrat, exministra de Sanidad de Rajoy que, valiéndose de su presidencia en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, admitió a trámite una petición, contraria al criterio de la secretaria técnica, presentada por un exdiputado del PP catalán y miembro de la ejecutiva que encabeza Monserrat como secretaria general del PP en Cataluña, que acusaba a España de “impulsar una deriva antidemocrática” o pedía a Europa que “depurara responsabilidades del Gobierno de España por su gestión de la crisis del COVID-19”.

Adrián Arias
Escrito por

Adrián Arias (Xixón, 1988). Abogado. Activista vecinal. Ha sido Presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales en Xixón (2016-2020) y en la actualidad es asesor de la Delegación de IU-GUE/NGL en el Parlamento Europeo.

Haz click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Dolores Medio ya tiene mural en su ciudad

Cultura

Las “doce rosas” de Candás ya tienen su película

Cultura

Abroncan a Pedro Sánchéz por calificar de violencia de género la muerte de Susana Criado

Actualidad

El principal centro generador de movilidad de Asturies no tiene parada de tren

Actualidad

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes