Conecta con nosotras

Opinión

A esti bichu debe gusta-y la sidra

Resistir al virus como naide de los Pirineos p´abaxo ta faciendo medrar l’autoestima de los asturianos.

Botellas de sidra. Foto: Ayuntamiento de Xixón.

Esti branu, nun restaurante de la costa que me tien de veceru dende que abrió fai unos cuantos años, tuvimos qu’aguantar los focicos y la repunancia de la dueña, que debía tar frayada a aquelles hores de la nuechi de tanto trabayar col local siempre llenu. Pero nun pasaron cinco minutos cuando la vimos y la sentimos facer la pelota, como si y-fuera la vida nello, a unos pih.os madrilanos, camisina de manga llarga y zapatinos de marca, que llenaben una mesa grandona al llau nuestru.

Catetaes provincianes d´eses húbolas tola vida n´Asturies. Mio güela, una vaqueira bien curiosa d´Albuerne (Cuideiru), contóme dalguna de cuando yera moza y veníen los “señoritos” de la ciudá. Pero empiecen a ser esceición.

El bichu esti asesinu que vieno de China ye xabaz, parez la Güestia, pero p´Asturies puede ser la cuenta, si nos escaecemos de les víctimes que ta dexando pel camín. Resistir al virus como naide de los Pirineos p´abaxo ta faciendo medrar l’autoestima de los asturianos, que parecía que namás la teníemos hasta agora pa xintar cachopos y glayar babayaes como esa que presume ridículamente de nun ser tierra conquistada.

Ye como si descubríeramos de sópitu que, anque pocos, nun somos tan fatos nin los últimos de la fila

Ye como si descubríeramos de sópitu que, anque pocos, nun somos tan fatos nin los últimos de la fila. Tenemos una sanidá y unos servicios públicos de primera, que vienen de los nuestros güelos y de la so llucha nel movimientu obreru. Empreses y investigadores de vanguardia. Tamos nun sitiu afayaizu pa vivir, y nun solo polo guapo que ye’l paraísu natural, qu’esti branu resistió guapamente al turismu de mases, siempre tan garrulo. Y cómo yá malpenes se nota esi complexu ancestral colos “señoritos” que lleguen col calor, hasta aparecen escesos llamentables contra la invasión de los foriatos. Eso que Javier Cuervo llama covidonguismo.

Adrián Barbón, que ye llistu como un rayu y va de Pelayo 2.0, una especie de populismu patria querida, mató al so padre políticu cola espada d´esi caudillu de les montañes que nun se sabe siquiera si esistió. Pa enterrar a Javier Fernández y a la vieya guardia de la FSA solo-y falta la cooficialidá, qu’igual ta al cayer con ún de los dos diputaos de Foro.

Hasta agora’l coronavirus acabó cola vida de más de trescientos asturianos, pero parez que puede trayer a estos verdes valles a munchos más ciudadanos, paisanos que tán de vuelta o foriatos fartucos de la llocura de la vida moderna, que más p´allá d’El Payares llega a la esquizofrenia que nun se ve nel paraísu natural y la so sangría demográfica. Empieza a vese nes matriculaciones de les escueles rurales, que tan aumentando, o colos nuevos censaos, sobre manera na costa.

A esti bichu debe gusta-y la sidra.

Xuan Cándano
Escrito por

San Esteban de Bocamar (1959). Periodista. Redactor en RTVE-Asturias. Fundador y exdirector de Atlántica XXII. Es autor de "El Pacto de Santoña" (Madrid, 2006)

Haz click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Las “doce rosas” de Candás ya tienen su película

Cultura

Cachondeo en las redes con el “carril bici” de Canteli

Actualidad

El lunes se instauran los guetos de Madrid

Covid-19

El mundo del fanzine y la autoedición celebra este sábado en Uviéu su día grande

Cultura

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes