Conecta con nosotras

Actualidad

Oviedo perdería la nave de la Popular Ovetense con la renuncia de Canteli a la Fábrica de Gas

Vecinos, expertos y oposición piden que no se renuncie a conservar todo el recinto, cuya compra ya estaba pactada.

Nave de la Popular Ovetense. Foto: Pablo Lorenzana.

El equipo de gobierno de Alfredo Canteli ha decidido dar marcha atrás a los planes del tripartito para adquirir la totalidad de la Fábrica de Gas por 4,5 millones de euros. La decisión de regresar a la casilla de salida, el llamado “Plan Portela”, es decir la conservación solo parcial del recinto, conduciría a la construcción de centenares de viviendas, y la destrucción de parte del patrimonio de la fábrica. La víctima más singular del plan elaborado en su día por el arquitecto gallego César Portela sería la nave de Popular Ovetense, en la calle Postigo, de la que solo se dejaría la fachada, permitiendo construir en altura.

Puerta de la Fábrica de Gas. Foto: Patrimoniu Industrial.

Críticas de vecinos y expertos

Desde la asociación vecinal Oviedo Redondo se valora negativamente la decisión de renunciar a conservar la totalidad del espacio. Su portavoz, Waldo Valbuena, ha señalado que “hay que estar vigilantes porque se podrían derribar obras importantes de arquitectos como Francisco Casariego, García-Lomas, Vaquero Palacios o Ildefonso Sánchez del Río“. Para Valbuena el anuncio del Ayuntamiento de renunciar a la compra del edificio es una mala noticia porque la Fábrica podría “darle mucha vida al barrio, como espacio para la cultura y para artistas”. En opinión de este representante vecinal, “no tiene sentido que por un lado se diga que se quiere regenerar el Antiguo, y por otro se renuncie a proyectos como este”.

Movilización en defensa de la Fábrica de Gas convocada por el Foro de Urbanismo Crítico, año 2009. Foto: Pablo Lorenzana.

También Marcos Balbín, arquitecto y urbanista, miembro del Grupo de Urbanismo del Colegio de Arquitectos lamenta la marcha atrás con la adquisición del recinto. En su opinión la operación pactada con EDP lograba que las dos partes salieran ganando. En su opinión “la Fábrica de Gas supone un patrimonio muy interesante con un conjunto de edificios que podrían tener nuevos usos con una rehabilitación”. Para Balbín desde el punto de vista de “hacer ciudad” y de la regeneración del tejido urbano, es más interesante la recuperación del recinto para Oviedo que la construcción en ese espacio de nuevos bloques de viviendas. Maria Fernánda Fernández, historiadora del arte, experta en patrimonio industrial, y otra buena conocedora de la Fábrica de Gas, apunta que este tipo de instalaciones industriales fueron claves en la electrificación de las ciudades comtemporáneas. En su opinión Oviedo tiene una enorme suerte al conservar todavía una de ellas. Para esta estudiosa de la arquitectura industrial “lo interesante no es salvar fragmentos aislados sino conservar el conjunto dándole nuevos usos”. En su opinión la nave de la Popular Ovetense es un trozo especialmente interesante de la ciudad del siglo XIX, que “mira al Oviedo obrero y popular del Postigo, y está a los pies de la ciudad histórica”.

Gasómetro de la Fábrica de Gas de Oviedo/Uviéu. Foto: Patrimoniu Industrial.

“Un frente común en defensa de la Fábrica”

“La piqueta destructiva del gobierno de derechas ya ha comenzado a funcionar” ha denunciado el portavoz del PSOE Wenceslao López. Para el ex alcalde socialista se va a perpetrar “la primera agresión del gobierno del señor Canteli a las señas de identidad urbanas e industriales de Oviedo, al mismo tiempo que esta derecha despótica y no lustrada pretende para Oviedo el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad”. El portavoz del PSOE recordó que existía un preacuerdo con la empresa EDP de compra de las instalaciones por parte del Ayuntamiento, para ubicar en ese espacio factorías culturales: “el gobierno de derechas se ha dedicado solamente a negarlo para justificar ahora su decisión. Este ciego sectarismo del gobierno bipartito está castigando a Oviedo con la destrucción de sus valores más importantes”.

Desde Somos Oviedo/Uviéu no dan la batalla por perdida y llaman a una gran movilización ciudadana para salvar la Fábrica de Gas. “Es hora de dejar al lado tacticismos partidistas y hacer frente ante el derribo de un bien patrimonial, de historia, de nuestra ciudad. Por eso llamamos a toda la sociedad civil a movilizarse. A presionar. Llamamos a todas las personas y colectivos a defender el patrimonio ovetense y presionar tanto al Ayuntamiento, como a la Consejería de Cultura, que den marcha atrás de la destrucción del conjunto de la Fábrica de Gas y de la Popular Ovetense”, ha recalcado el concejal Ignacio Fernández del Páramo, que como ex edil de urbanismo firmó el preacuerdo con EDP. Para Del Páramo el derribo de la fábrica sería comparable a la destrucción de la Estación del Vasco, el Fontán o el antiguo acueducto.

Diego Díaz Alonso
Escrito por

Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y forma parte del consejo de redacción de Nortes.

Comentarios
Advertisement

Lo más leído

“OTEA no nos representa, aquí autónomos y trabajadores vamos de la mano”

Actualidad

Celia Viada rescata los negativos de la fotógrafa republicana Benjamina Miyar

Cultura

Vauste: sesenta despidos y una fábrica partida en dos

Actualidad

Un tuit de Bayona ofreciendo contratos estables indigna a las enfermeras de Cabueñes

Actualidad

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes