“Confunden acción sindical con coacciones”

La familia ex propietaria de la pastelería La Suiza ha contratado los servicios del mediático Javier Gómez Bermúdez para lograr la condena de varios sindicalistas.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y forma parte del consejo de redacción de Nortes.

De mayo a septiembre de 2017 frente a la pastelería La Suiza de Xixón tuvieron lugar 14 concentraciones. Convocados por la CNT, los sindicalistas denunciaban el incumplimiento del convenio laboral y un presunto caso de acoso sexual a una empleada. Pese a su tenacidad en la protesta, el conflicto se saldó a favor de la empresa. La denuncia por acoso fue además archivada por falta de pruebas concluyentes. Han pasado cuatro años desde aquello, pero ahora, además de perder aquella batalla sindical, los sindicalistas pueden perder la libertad. La fiscalía solicita un total de casi 20 años de prisión para la extrabajadora de la pastelería, seis militantes de la CNT y un manifestante por dos delitos de coacciones graves y obstrucción a la justicia, así como una indemnización de 60.000 euros. Mañana termina el juicio. Desde fuentes cercanas a los acusados se señala que los sindicalistas han sufrido a lo largo de todo el proceso un “juicio paralelo”, en el que la prensa local “ha comprado únicamente la versión oficial y no ha querido contrastarla nunca con nuestra versión de los hechos”. “Confunden acción sindical con coacciones. Desde la empresa no pueden demostrar ningún acto de violencia. Además, en todas las concentraciones hubo fuerte presencia de antidisturbios protegiendo el establecimiento” señalan. La acusación particular sostiene que las concentraciones convocadas por la CNT les causaron un perjuicio económico que llevó al cierre del negocio.

Las denuncias de la pastelería contra los sindicalistas fueron archivados ya dos veces en 2017 y 2018 por el Juzgado de Instrucción número 5. Sin embargo, en 2018 una nueva jueza que investigaba una pieza separada del caso pidió investigar conjuntamente todas las denuncias de la empresa. La familia ex propietaria de La Suiza va a por todas, y no ha dudado en contratar los servicios de un peso pesado un peso pesado para lograr la condena de los sindicalistas y una fuerte indemnización económica: el mediático Javier Gómez Bermúdez, ex juez estrella de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. En el banquillo de los acusados se muestran optimistas y creen que la justicia les dará tarde o temprano la razón: “los piquetes están en la esencia del sindicalismo”.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here