CGT protesta contra la entrada de Florentino Pérez en la antigua FEVE

El sindicato advierte de la privatización por sorpresa del transporte de mercancías, y denuncia el abandono del servicio en las alas asturianas.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

“Nos hemos enterado por la prensa” señala Diego Sánchez, trabajador de ADIF y sindicalista de la CGT, sobre la privatización parcial de RENFE Mercancías Ancho Métrico. Y es que el pasado mes se anunciaba casi por sorpresa que el transporte de mercancías a través de la infraestructura de la antigua FEVE pasará a ser gestionada por Constru Rail, una empresa de capital mixto, formada por un 51% de (Continental Rail, empresa del Grupo ACS) y un 49% de RENFE, todavía de capital público. Su principal cliente por ahora es Arcelor-Mittal, pero Mariano Santiso, representante de RENFE en Asturias, ha anunciado su voluntad de aumentar la clientela de la nueva sociedad.

La entrada del grupo de Florentino Pérez en el negocio ferroviario fue el principal motivo de la concentración convocada este mediodía por la CGT, con representación en el comité de empresa de RENFE y ADIF, pero no el único. CGT lleva meses denunciando que la pandemia ha servido para acelerar los recortes en los servicios de la antigua FEVE, mientras que las inversiones estatales aprobadas en 2017 para la mejora de la red se están ejecutando “con cuentagotas” según la central sindical.

“Mucha gente mayor en los pueblos tiene que tirar de taxi o de familiares con coche porque se han quedado sin tren y sin bus”, señala Sánchez, que aprovechó la concentración para denunciar el abandono que RENFE está sufriendo con la vista puesta en la eliminación de los servicios más deficitarios y la privatización de los que tengan más posibilidades comerciales. “Ahí es en lo que va a estar Florentino Pérez” apuntó Sánchez. Desde CGT consideran contradictorio que por un lado se declare 2021 Año Europeo del Ferrocarril, y por otro la UE apueste por su privatización en lugar de potenciarlo para el desplazamiento de viajeros y mercancías como medio “más respetuoso con el medio ambiente”. Además de algunos trabajadores, asistieron a la protesta a las puertas de la estación ovetense representantes de Anticapitalistas, Daniel Ripa de Podemos e Ignacio Fernández Del Páramo, de Somos Uviéu.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here