“La oficialidá paezme un derechu universal y nuestru”

L'actriz María Cotiello, presentadora del concursu televisivu 'La Reválida', va ser la encargada de lleer, col meteorólogu de TPA David Arango, el manifiestu de la manifestación d'esti sábadu n'Uviéu

Recomendados

Paco Álvarez
Paco Álvarez
Periodista, escritor y traductor lliterariu d'italianu. Ye autor de les noveles "Lluvia d'agostu" (Hoja de Lata, 2016) y "Los xardinos de la lluna" (Trabe, 2020), coles que ganó en dos ocasiones el Premiu Xosefa Xovellanos.

Diz que-y dan pocos papeles de ‘mala’ y el casu ye que, anque como actriz consagrada conoz tolos rexistros, cuesta imaxinala representando’l papel de dalgún personaxe gafu, por esi calter bonaz y esi enclín hacia l’humor y la sorrisa que destaquen d’ella quien compartieron cola actriz asturiana proyectos de toa triba nes artes escéniques. María Cotiello (Mieres, 1982), titulada na Escuela Superior d’Arte Dramático de Madrid y en Filoloxía Hispánica cola especialidá de Filoloxía Asturiana, ye la profesora que cada xueves pela nueche pon a prueba al alumnáu de La Reválida, el primer concursu n’asturianu y n’horariu de máxima audiencia na hestoria de TPA. Foi tamién Elena na película Trece Rosas, dirixida por Emilio Martínez Lázaro, foi Matilde Roldán n’Amar en tiempos revueltos, foi Nieves en 14 de abril. La República, foi Nuria Celaya n’El Ministerio del tiempo… Esti sábadu, cuando llea col meteorólogu de TPA David Arango’l comunicáu de la manifestación pola oficialidá qu’entama n’Uviéu la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana, María Cotiello va ser ella mesma: un personaxe y una persona comprometida dende siempre cola cultura y colos derechos llingüísticos d’Asturies.

“Abandona la clas”. Esta frase ta popularizándose ente l’audiencia de TPA. Usté encarna en La Reválida’l personaxe d’una profesora esixente.

Una profesora esixente, que nun ye lo mesmo que repunante (rises).

¿Les actrices o los actores suelen tener predilección polos papeles de ‘malos’? ¿Dan más xuegu interpretativu?

Yo tengo predilección polos papeles de mala porque la mayoría de los que me dan son de bona. Anque últimamente tán dándome más de mala… La profesora de La Reválida nun ye mala, pero tien qu’enfrentame a un alumnáu bastante rebelde, unos más qu’otros. Y si nun los pares faen el programa enteru… o más bien lo desfain enteru. Hai qu’actuar d’un mou que tenga un poco de gracia, que crean que daveres tán nel ‘cole’.

Voi entruga-y lo mesmo qu’entruguen en La Reválida a les y los concursantes: ¿en qué colexu estudió? ¿Yera bona estudiante?

Estudié nel colexu públicu mierense de Santa Cruz, La Barraca llamábase. Los mios recuerdos son metá y metá. Tengo mui bon recuerdu de pequeñina cola maestra de parvulinos pero dempués, n’EXB, yo yera la única nena ente nueve nenos, tuvi dos o tes cursos asina.Y nel mio colexu había abonda predilección polos nenos. Tengo bastante mal recuerdu, recuerdo qu’un profesor díxo-y a mio ma que me metiera a peluquera, que nun valía pa nada. Siempre estudié bien, non tanto como dempués, porque les notes que tuvi nes carreres y nel máster foron meyores, pero a mi nunca tuvieron que mandame estudiar. Nel institutu yo yera la que pasaba los apuntes a les compañeres. El recuerdu del institutu yá ye meyor y el de los estudios universitarios en Madrid ye mui bonu.

A Madrid marchó a estudiar arte dramático. ¿D’ónde-y vien la vocación d’actriz?

Esta ye una pregunta que siempre me faen y nunca sé qué contestar. Nun tengo una película, un actor o una actriz que m’influyera; nací queriendo ser actriz, pero nun sé dicir por qué. Na mio casa nun teníemos nin siquiera videu hasta que yo marché pa Madrid, y na mio casa nun hai nengún artista.

Empezó nel teatru cuando taba nel institutu, ¿non?

Sí, tendría dieciséis años. Facía dalguna obruca de final de cursu. Dempués marché a Madrid pa facer la llicenciatura.

Y en Madrid tuvo los trabayos más importantes como actriz, sobre too en cine y en televisión.

Sí, porque n’Asturies nun trabayé muncho: dos programes en TPA, dalgún curtiu, el teatru daquella con Andrés Presumido y una obra nel Teatru Jovellanos. Puedo dicir que’l 95% de la mio carrera desarróllase en Madrid.

¿Siéntese más valorada fuera d’Asturies qu’equí?

Non, nun ye que me sienta más valorada fuera, sinón que n’Asturies nun hai ficción, equí nun tengo posibilidá de trabayar como actriz. Como presentadora sí, diéronme la oportunidá y tán dándomela otra vez. Home, gustaríame trabayar equí, pero les coses son asina, la xente tien que comer. Nuna entrevista que me ficieron al poco de marchar el titular yera: “Marcho pa volver y enseñar a la xente tolo qu’aprendí”. Yo marché cola idea de volver. Cuando me sal trabayu en Madrid voi a Madrid, pero cuando me sal n’Asturies quedo equí encantada. De fechu agora vivo equí, la base téngola equí, porque yo necesito a Asturies.

SEMEYA: Iván G. Fernández

Ye una actriz conocida y reconocida na pequeña y na gran pantalla, con una ventena de llargometraxes, curtiometraxes, series d’estudiu y de televisión.

Agora ye más fácil porque tengo un representante en Madrid. Nun ye como al principiu, cuando nun te conocía naide. Anguaño ye más cenciello y al empar más complicao pol mio sexu y pola mio edá. Ye muncho menor el porcentaxe de papeles qu’hai p’actrices y actores a partir de los… voi dicir a partir de los 35 años d’edá. Y ye muncho menor pa les muyeres que pa los homes. Si yá te cuesta tener papeles de mozos cuando yes moza, les opciones pa papeles de mayores son cada vez menos.

¿Teatru, cine o televisión? ¿Qué prefier?

El xéneru por escelencia ye’l teatru. La mio formación ye teatral. Lo que pasa ye que la mio esperiencia ye sobre too audiovisual. El teatru ye otra cosa, ye la maxa, ye’l contactu col públicu, va nes venes, anque si te pilla una d’estes xires de tres meses nun teatru acabes hasta les narices tamién, cada función ye única pero faes’l mesmu papel… Y ye verdá que nuna serie de televisión cada escena ye distinta, lléguente coses distintes, date más xuegu. Yo soi feliz rodando.

¿El cine sigue teniendo esi plus de trescendencia, de solemnidá, respecto a les series televisives?

Yo creo qu’agora la xente da más importancia a les series qu’al cine. Coles plataformes los más conocíos son los actores y les actrices de les series, ehí ta’l casu de La casa de papel. Si preguntes qué series hai en Netflix o qué películes hai nel cine la mayor parte de la xente va saber respondete a lo primero.

¿Ye usté mui esixente a la hora d’escoyer o de refugar papeles como actriz?

Yo nun puedo permitime ser mui esixente colos papeles. Hai papeles que refugué, sí, pol tema que trataben. Al final, de los papeles que pienses de primeres que menos vas sacar ye de los que más saques.

¿En qué midida afectó l’andanciu de la covid a les artes escéniques?

La xente consumió munchu audiovisual, pero les artes escéniques necesiten el contactu directu col públicu. Nesi sentíu, tuvo a puntu d’acabar con ello. Como en tolos negocios y como en tolos trabayos, hubo xente que quedó nel camín. Creo qu’agora podremos remontar y dalgunos quiciás podremos garranos al carril.

Pero sigue habiendo un porcentaxe mui baxu d’actrices y d’actores que llogren vivir del so oficiu.

Claro, ye mui guapa l’alfombra colorada de los festivales, pero nun toos somos asina.

SEMEYA: Iván G. Fernández

El so estrenu en TPA viviólu va cinco años, col programa De cai. ¿Cómo foi aquella primer esperiencia?

Tenía mui bon equipu, disfrutamos muncho. Yéremos tres persones qu’andábemos perehí col micro y cola cámara, y pasámoslo mui bien. La xente qu’atopábemos, en xeneral, yera mui candial. Pero sí que taba nerviosa los primeros díes por tener que falar directamente a la cámara, porque como actriz nunca mires a la cámara, a nun ser que se trate de dalgún planu especial.

Falemos de La Reválida. Una actriz nun suel ser la primer opción a la hora d’escoyer presentador o presentadora pa un concursu. ¿Por qué?

Porque nun ye lo mesmo interpretar y presentar, nun tien nada que ver.

¿Cómo foi la grabación de La Reválida?

Si en dalgo tengo suerte ye qu’en tolos trabayos audiovisuales que fici, yá seyan de ficción o no de non ficción, lo meyor ye l’equipu. En La Reválida, cuando me llamaron y fici la prueba, nun 90% dixi sí pol bon rollu qu’hubo nel casting coles dos directores del programa, Paloma Llera y Ángela López. Yéremos un equipu non mui grande, ficimos les coses rápido y mui bien, creo que fuimos resolutivos. Tábemos toos a una y asina les coses salen con muncha más facilidá. Hai xente que me diz que toi mui natural en La Reválida; si tas como en casa, les coses salen con naturalidá.

La Reválida ye’l primer concursu n’asturianu y n’horariu de máxima audiencia na televisión pública asturiana. ¿Tán cambiando les coses?

Por fin, ta bien que les coses vayan cambiando dempués de tantos años de la Llei d’Usu y Promoción del Asturianu, qu’obligaba a ciertes coses. L’asturianu tien que ser una llingua de comunicación en tolos sentíos: pa concursos, pa informativos, pa ficción o pa cualquier cosa. Si faes dalgo qu’enganche, la xente nun tien rocea, da igual que lo faigas nuna llingua o n’otra.

Usté y David Arango van lleer el manifiestu de la manifestación pola oficialidá esti sábadu. ¿Defínese como activista, como militante de la oficialidá?

Yo nun me veo como una activista o como una militante, véome como asturiana comprometida cola defensa de lo que ye nuestro. La oficialidá ye dalgo tan mío que nun puedo velo como una cuestión política o sindical. Ye una cuestión de xusticia. Y nun se trata de defender dalgo que yá morrió, porque dientro de mi ta mio pá y ta mio güelu, yo soi parte d’ello y soi’l resultáu de too ello. Y na mio casa nun se falaba castellanu, falábase asturianu. Mio güelu nunca fue mi “abuelo” y el cascayu nunca foi la “rayuela”. La “rayuela” conocíla cuando lleí’l llibru de Julio Cortázar. La oficialidá paezme un derechu tan universal y tan nuestru que ye ridículo que tovía tengamos que siguir lluchando por ello.

Paez qu’esta vez va p’alantre’l procesu d’oficialidá.

Yá va siendo hora. Esi momentu que va llegar va ser maraviyosu. La xente va escuchar de too pero esperemos que seya capaz de nun facer casu a esos filólogos de caleya que dicen tonteríes. Tu puedes tar a favor o en contra, pero nun puedes quedate con titulares que son mentires. Por desgracia, esos titulares nos medios de comunicación tán dándolos los otros. Y nun tienen nengún miramientu, arrasen con too. Ellos tienen la mentira, pero nosotros tenemos la verdá y la razón.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here