La alianza de las fuerzas del trabajo y la cultura renace este martes en Asturias

Sindicatos, sociedad civil y trabajadores de la cultura llaman a llenar este martes el Filarmónica por la derogación de la reforma laboral.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Tres asociaciones culturales, La Ciudadana, Sociedad Cultural Gijonesa y Amigos de Mieres, y dos sindicatos, CCOO y UGT, han conspirado para organizar este martes un acto sindical y cultural en el Teatro Filarmónica de Oviedo/Uviéu por el trabajo decente. Hoy viernes lo han presentado en el local social El Manglar de la capital asturiana. Luis Pastor, Jerónimo Granda y Nuberu pondrán la música a una gala que contará con la participación de gentes del mundo de la cultura y los secretarios generales de CCOO y UGT Unai Sordo y Pepe Álvarez, y que conducirán los periodistas de RTPA Pedro Durán y María Luengo. Pilar Sánchez Vicente, Maxi Rodríguez, Fernando León y Carlos Bardem son algunos de los nombres propios que se suman a un acto “Por el trabajo decente” que sus convocantes confían en que tendrá lleno total. De fondo la marejada de una reforma laboral que el Gobierno de coalición discute intérnamente entre presiones de la patronal, el IBEX35, la Comisión Europea y los medios conservadores. Acabar con la norma que ha minado la negociación colectiva, ha terminado de abaratar el despido y permite la generalización del trabajo precario no es cosa fácil. Nunca lo ha sido.

Presentación en El Manglar del acto “Por un trabajo decente”. Foto: David Aguilar Sánchez.

Para el escritor Daniel Bernabé, uno de los participantes en el akelarre cultural y sindical del 23N, no es casual que este acto tenga lugar en Asturies “por lo que esta región significa para la tradición en España de colaboración entre el mundo del trabajo y la cultura”. Un poco de historia. En 1963, tras las huelgas de 1962 y 1963 el régimen franquista contestaría al desafío del emergente movimiento obrero con una represión que se cebaría sobre todo con las comarcas mineras asturianas, epicentro de aquella oleada huelguística que sacudiría a todo el país. “Asturias marca el camino” sería uno de los eslóganes acuñados en aquellos días, que inspirarían la canción “Hay una lumbre en Asturias” de Chicho Sánchez Ferlosio.

En protesta por las detenciones y torturas a mineros y sus mujeres 102 intelectuales españoles escribirían una carta al ministro Manuel Fraga, responsable desde la cartera de Información de silenciar estas noticias, que se conocerían a través de la prensa clandestina y los medios extranjeros. Nunca el mundo de la cultura se había volcado de este modo desde el final de la Guerra Civil en apoyo a un movimiento abiertamente antifranquista. La solidaridad con los huelguistas asturianos trascendería las cuencas y los barrios obreros y acabaría con detenciones en universidades españolas, entre ellas la de un activista estudiantil llamado Manuel Vázquez Montalbán, de la Universidad de Barcelona, encarcelado por desordenes públicos y cantos subversivos, concretamente por entontanar el “Asturias patria querida”. El Partido Comunista de España teorizaría entonces la idea de la alianza de las fuerzas del trabajo y la cultura. Los comunistas debían esforzarse por sumar a la tradicional alianza de la clase obrera y el campesinado a otros sectores no estríctamente proletarios, pero que sí podían ser aliados de cara a una transformación democrática y progresista de la sociedad: los estudiantes, artistas e intelectuales, así como los nuevos trabajadores con estudios superiores de la educación, la ciencia y la tecnología y los servicios públicos. Esto se concretaría en las décadas de los 60 y 70 el trabajo en la reconstrucción del asociacionismo cultural y la vieja tradición de ateneos y casas del pueblo, en el movimiento estudiantil en institutos y facultades, en el impulso al sindicalismo democrático entre los trabajadores de “cuello blanco” y con formación universitaria, en la promoción de candidaturas progresistas en los colegios profesionales, o en la producción cultural de revistas, libros, editoriales, películas, arte, exposiciones…

Cartel del pintor Pablo Picasso en apoyo a las huelgas de 1963.
Sama de Langreo (Asturias). La mujer de minero Pérez Martínez, Constantina rapada por la policía” de Eduardo Arroyo (1968)
“Gente Corriendo” (1975) de Juan Genovés.

Nacho Loy, presidente de la asociación La Ciudadana y sindicalista en la Universidad de Oviedo/Uviéu, no oculta que los tiros de la convocatoria del martes van por fomentar de nuevo esa vieja alianza, por “recuperar la tradición de la unión de fuerzas de la cultura y clase trabajadora”. Algo que también defiende José Manuel Zapico, secretario de CCOO de Asturies, que se muestra muy satisfecho de que el mundo de la cultura y del trabajo se vuelvan a dar la mano en el Teatro Filarmónica en un acto. “Ha llegado la hora de derogar la reforma laboral y el Gobierno no puede defraudar, y menos en este momento de carestía de la vida” apunta Zapico, preocupado por el ascenso de las derechas si el ejecutivo de Pedro Sánchez no pone en marcha una política de recuperación de los salarios y reparto de la riqueza. “La pobreza y la desigualdad son un disolvente de la democracia y dan alas de la extrema derecha” advierte el líder del primer sindicato asturiano, que llama a seguir empujando por el cumplímiento íntegro del pacto PSOE-UP.

Para Bernabé es importante que actos como este se multipliquen en todo el país como parte de una batalla cultural para “volver a poner en valor el trabajo como un bien estratégico para la estabilidad y el progreso”. Para el autor de “La distancia del presente” y “La trampa de la diversidad” en tiempos de individualismo y competitividad “el trabajo es un elemento transversal y agregador que sirve para coser la sociedad”. Derechos colectivos frente al “sálvese quien pueda”. Este martes a las 19h en el Teatro Filarmónica.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here