Teverga apuesta por su patrimonio industrial y recuperará el Pozu San Jerónimo con fondos europeos

El concejo rehabilitará esta antigua explotación minera, de 1966, en el marco de su Plan de Turismo Sostenible, premiado con 1.970.500 euros.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

El Gordo de la lotería no tocó este año en Teverga, pero su alcaldesa, María del Amor Álvarez (IU), ha vivido una emoción parecida con la noticia de que el el Plan de Turismo Sostenible presentando por el concejo asturiano haya sido seleccionado entre los proyectos a financiar dentro del Programa de Planes de Sostenibilidad Turística de la Secretaria de Estado en Turismo: “Estoy que no me lo creo”. No es para menos. Al concejo de la montaña central asturiana le han tocado 1.970.500 euros procedentes de los fondos europeos Next Generation. Una inyección de capital que es superior al presupuesto anual de Teverga, algo menos de un millón y medio de euros, y que tiene para ejecutar hasta 2025. El plan incluye 23 actuaciones distintas, como mejoras en la Senda del Oso, un Centro de Recepción e Interpretación de la Colegiata de San Pedro, la mejora y promoción del Camín Real de la Mesa y de la Ruta de las Brañas Vaqueiras de Teverga y una red de miradores de fauna salvaje. Entre las iniciativas más ambiciosas está la recuperación del Pozu San Jerónimo. Inaugurado en 1966 y activo hasta 1992, San Jerónimo fue la última expresión de la tradición minera tevergana, que se remonta a 1900 y que estuvo íntimamente relacionada con la Fábrica de Armas de Trubia y con el Ferrocarril Minero de Quirós por cuyo trazado discurre hoy la Senda del Oso.

“Inaugurado en 1966 y activo hasta 1992, San Jerónimo fue la última expresión de la tradición minera tevergana”

Para María del Amor Álvarez la obtención de estos fondos abre la oportunidad para “recuperar el entorno del pozo, arreglar las instalaciones y poder contar con paneles explicativos la historia de la minería en Teverga y qué representó esta actividad para el concejo”. Aunque la alcadesa lamenta que “hay partes del conjunto que ya son irrecuperables”, destaca que tanto el castillete como la sala de máquinas están bien conservadas. Álvarez aspira a que además de un lugar de memoria, San Jerónimo sea un espacio vivo, abierto a conciertos y otras actividades culturales: “Me interesa mucho lo que está haciendo Mieres con el Pozu Santa Bárbara y vamos a trabajar en esa línea”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí