Respaldo sindical a la dirección del IES de Ribeseya frente a la denuncia del PP

La derecha acusa al equipo directivo de ser corresponsables de un "delito de odio" por permitir la lectura de un manifiesto del Sindicato de Estudiantes con motivo del 8M.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Respaldo sindical de CCCO de Educación a la dirección del IES Avelina Cerra, de Ribeseya, puesto en tela de juicio por el PP asturiano. Y es que la semana pasada los diputados Gloria García y Paolo García pedían la dimisión del equipo director por permitir la lectura en las clases de un manifiesto del Sindicato de Estudiantes llamando a la huelga para el ocho de marzo, Día Internacional de las Mujeres. En el texto se decía: “Mientras tanto, el integrismo católico, el PP y la extrema derecha de Vox siguen esparciendo el veneno de la LGTBIfobia y el machismo, gracias a la cobertura política que les otorga el régimen del 78. Y esto también se traduce en una escalada de agresiones físicas, incluso asesinatos, por nuestra orientación o identidad sexual que quedan impunes”.

Según la parlamentaria Gloria García “es intolerable que un equipo directivo de a leer a adolescentes semejante demostración de sectarismo, permita actos de adoctrinamiento y tolere que se acuse a los populares de delitos tan graves como la homofobia”. Para los diputados del PP asturiano las palabras del Sindicato podrían constituir un delito de odio, y consideran que la dirección del centro ha sido corresponsable permitiendo su lectura en las aulas. Desde CCOO replican que el PP pretende “matar al mensajero”, y señalan que lo que hizo la dirección del IES fue únicamente cumplir el Decreto 249/2007 de derechos y deberes del alumnado que señala que los estudiantes deben conocer las convocatorias de huelga para decidir sobre ellas. “Si mañana Vox monta una organización estudiantil y convoca una huelga, la dirección del centro deberá permitir que se lean sus comunicados en las aulas. Es su obligación” explica Borja Llorente, responsable del sindicato. Desde CCOO de Enseñanza lamentan que el PP “trate de impulsar en Asturias una estrategia del miedo en los centros educativos que persigue atenazar a las plantillas y que algunos valores constitucionales como el de la igualdad no se trabajen por miedo a posibles denuncias”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí