Ione Belarra visita a los menores ucranianos refugiados en Asturies

La ola de solidaridad debe hacer sentir orgullo a los españoles "de lo que somos como país", afirma la ministra de Derechos Sociales.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha señalado este jueves que España está construyendo una política de asilo que tiene que “garantizar los derechos humanos de todas las personas refugiadas, independientemente de su color de piel, de la religión que profesen o de dónde vengan”.

Belarra ha estado este jueves Asturies, donde ha visitado el centro de Siero en el que permanecen los refugiados ucranianos que llegaron la semana pasada al Principado procedentes de Donetsk y cuentan con algún tipo de discapacidad, algunos de ellos menores.

La ministra, que ha querido conocer de primera mano la situación de los menores desplazados y que están acogidos en este equipamiento, ha subrayado que su departamento está en continua coordinación con las comunidades autónomas para asegurar que “toda la acogida se hace con la máxima garantía jurídica”.

Tras la invasión “injustificada e injustificable” de Vladímir Putin a Ucrania, Belarra ha asegurado que se está trabajando para que las personas refugiadas, especialmente los menores, lleguen a España “en condiciones de seguridad y dignidad”.

“El Gobierno está a la altura de lo que la ciudadanía del país estaba reclamando”, ha comentado tras apuntar que España es un territorio “abierto y de acogida”, donde los desplazados “tienen que venir con todos los derechos humanos garantizados”.

Belarra ha agradecido las olas de solidaridad de las últimas semanas, que deben hacer sentir orgullo a los españoles “de lo que somos como país”.

La ministra también ha afirmado que el Gobierno de España “quiere proteger” con un nuevo “escudo social” al conjunto de la ciudadanía del país por las consecuencias económicas que se derivarán de este conflicto.

Por su parte, la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, ha destacado la colaboración del ministerio que dirige Belarra en la llegada de los 110 desplazados que Ucrania, de los que 86 tienen algún tipo de discapacidad y 25 son menores y procedían de un centro especial ubicado en la zona de Donetsk (Informa EFE)

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí