El Principado se aferra a “la continuidad de la actividad industrial” en la planta de Danone en Salas

Las negociaciones con la firma láctea están abiertas y el gobierno regional ve posible salvar los empleos

Recomendados

Andrés Illescas
Andrés Illescas
Es periodista.

Danone se vio las caras en la jornada de hoy con el gobierno regional en una reunión en Oviedo. La firma trasladó al director general de Industria, Juan Carlos Aguilera, a la directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Begoña López; al director general de Empleo y Formación, Pedro Fernández-Raigosoy al alcalde de Salas, Sergio Hidalgo, su intención de cerrar su factoría en Asturias, antes de final de año, poniendo en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) colectivo. Los representantes de las administraciones por el contrario, sostuvieron que no contemplan otro punto de partida que no sea “mantener la actividad y los empleos” en las instalaciones de Salas.

Así lo afirmó Aguilera a la salida de la reunión, asegurando, a su vez, que la empresa se había mostrado “receptiva”. En cualquier caso, el Director General de Industria, si bien se refirió a la continuidad de la actividad industrial en la zona, no especificó si esta posibilidad vendría de la mano de la propia Danone o de otra empresa; opción que los trabajadores valoraban como “única viable” en la jornada de ayer.

Chocan las posturas de Aguilera y sus acompañantes con la de los miembros del comité de empresa, que dan por hecho que el cierre se consumará. Frente a esto, el representante del Principado anunció hoy que las reuniones con Danone continuarán, para negociar un escenario diferente al del despido de los trabajadores.

Representantes de los trabajadores de Danone en Oviedo. Foto: Iván G. Fernández

El proceso sigue por tanto adelante y se dilatará varios meses. Por un lado, por la negociación con los representantes sindicales de la plantilla y, por otro, con la presión del Principado para evitar “un cierre en una zona de por sí ya muy castigada por otros procesos, que afectan al sector primario y al industrial”.

Aguilera aseguró “respetar las decisiones de las empresas”, pero no quiso entrar a valorar medidas paliativas como el traslado de los trabajadores de Salas a otra fábrica de España: “Hay que centrarse en la continuidad de la planta”, subrayó.

El alcalde del municipio afectado, Sergio Hidalgo, se adhirió a la voluntad de “pelear” transmitida por el Director General de Industria, sin ser tan tajante. “Vamos a trabajar en todos los escenarios. El objetivo principal para las administraciones es el mantenimiento del empleo y de la actividad en la fábrica. Nos vamos a dejar el pellejo en eso”, concluyó.

Las negociaciones con las distintas partes implicadas continuarán en próximos “días y semanas”, con casi 70 puestos de trabajo fijos en juego -aproximadamente la mitad podría optar a una prejubilación- y una decena de eventuales que también se verían sin empleo estacional en la láctea.  De consumarse el cierre, Danone pondría fin a 41 años de actividad en Asturias.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí