El ecologismo asturiano reclama al Principado reciclaje y economía circular frente al nuevo auge minero

Colectivos de afectados de toda Asturies se congregan en La Collá, Siero, para reivindicar alternativas sostenibles al destrozo del territorio.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

El ecologismo asturiano celebró este domingo el Día del Medio Ambiente en La Collá, Siero, parroquia situada en las cercanías de Xixón, Villaviciosa y Sariego. El motivo, los planes para ampliar la mina de fluorita que hay en la zona, proyecto al que se oponen los vecinos, que ya sufrieron graves destrozos en su pueblo en anteriores décadas. Desde el movimiento vecinal rechazan los planes de La Viesca, nombre de la mina, para intensificar su actividad, y temen los perjuicios que la minería puede provocar en el campo, la ganadería y los manantiales y arroyos de la parroquia.

Este domingo recibieron la solidaridad no solo de las principales organizaciones ecologistas asturianas, como la Coordinadora Ecoloxista, ANA o Ecoloxistes n´Aición, sino también el respaldo de otros colectivos de vecinos y vecinas afectados por minas, canteras y plantas de asfalto a lo largo y ancho de una Asturies que vive un auge de proyectos extractivistas. Por allí pasaron representantes del movimiento Oro No de Salave, Tapia de Casariego, de la lucha contra la cantera de Priorio, en Las Caldas, Oviedo/Uviéu o del frente vecinal contra el proyecto de minería de pizarra de Naraido, San Tirso de Abres.

Intervención de Ánxel Nava, El Bardu Errante, bajo el Texu de La Collá. Foto: Luis Sevilla.

Desde el movimiento ecologista señalan que muchos de los materiales que se necesitan para la actividad humana ya están extraídos y que a través de la llamada “minería urbana”, el reciclaje y la reutilización de los residuos electrónicos y de la construcción, el medioambiente y el territorio podría ahorrarse el impacto de buena parte de las actividades mineras hoy vigentes. Las organizaciones convocantes de esta celebración del Día Mundial del Medio Ambiente criticaron las facilidades que se ponen a las empresas mineras, heredados de los “favoritismos de la dictadura”, como una Ley de Minas de origen franquista, del año 1973, y que los ecologistas reclaman reformar. Frente a este nuevo auge extractivista “con la connivencia de empresas y políticos”, el movimiento ecologista reclama que el Principado apueste por la economía circular y la industria del reciclaje, limitando la actividad minera solo a aquellos materiales que realmente sea necesario extraer del territorio.

Ánxel Nava, en su papel del Bardu errante. Foto: Luis Sevilla
Xuacu Amieva. Foto: Luis Sevilla.
Foto: Luis Sevilla

La jornada, que congregó a más de un centenar de personas, arrancó con una intervención artística del Bardu Errante, el personaje creado por el artista Ánxel Nava, y que bajo el centenario texu del pueblo, reivindicó el simbolismo del “árbol del conceyu, sede del poder popular”, para conjurar a los allí congregados a luchar contra las empresas que expolian el territorio asturiano. Le siguió una danza prima a cargo del gaitero Xuacu Amieva y posteriormente una jornada informativa y de confraternización en las antiguas escuelas del pueblo, de 1925. Intervenciones vecinales, sidra, paella popular, actividades infantiles y un taller de mapeado de agresiones mineras por Joám Evans Pim, director de la Fundación Montescola, completaron una jornada festiva y reivindicativa, que contó con la presencia política del diputado de Podemos Asturies, Rafael Palacios, el edil de Somos Siero, Javier Pintado, y el co-portavoz de Verdes-Equo, David Díaz.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí