“En ningún momento quisimos organizar esto”

Olmo Ron, concejal de Obras Públicas, reconoce las molestias de las obras del Muro junto a Aurelio Martín en la presentación del diseño que restablece el tráfico rodado.

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y dirige el Centro de Interpretación del Cine en Asturias. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y el diario digital migijon. Colabora en la Cadena Ser. Su último libro, junto a Rubén Paniceres, se titula "Ceniza a las cenizas. David Bowie y la revolución visual de la cultura pop" (Ed. Rema y vive).

El concejal de Movilidad, Aurelio Martín, y el de Obras Públicas, Olmo Ron, volvieron a comparecer en el salón de actos del Ayuntamiento de Gijón para presentar el diseño que incorporará la circulación con doble sentido a lo largo de la Avenida Rufo Rendueles que da cumplimiento a la sentencia que restablecerá en tráfico en el muro. “Es el modelo diseñado de circulación propuesto por la asociación Stop Muro. Por parte del gobierno municipal ya hemos dejado constancia de que este diseño no nos gusta, pero es el que estamos obligados a ejecutar”, afirmó Olmo Ron. La reforma generará molestias a los conductores, pues una vez que el conductor se incorpore a Rufo Rendueles desde la rotonda de la Avenida Castilla sólo podrá girar hacia la izquierda en la incorporación a Menéndez Pelayo. Después del martillo de Capua se mantendrá otro giro a la izquierda que, “en realidad, nunca se eliminó en previsión de la restitución del tráfico”, explicó el concejal de Obras Públicas.

Aurelio Martín y Olmo Ron en una comparecencia anterior. Foto: IU Xixón

Ron fue contundente, “en ningún momento quisimos organizar esto, pero hay una sentencia que recoge la petición de Stop Muro y creo recordar que establece la incorporación del doble sentido de circulación”. El diseño de la obra se adapta al precio del aval que deberá presentar Stop Muro, sin plazo determinado, y cuya recaudación total, en estos momentos se desconoce. La sentencia no establece plazo alguno para la entrega del aval. El mayor o menor coste de la obra varía en función de la regulación semafórica de los cruces. Eso es lo que explica que sólo haya uno que conecta con la calle Menéndez Pelayo. “Cuantos más cruces tenga, más coste va a tener”.

“Para Olmo Ron el gran perjudicado por la sentencia es la ciudadanía de Gijón”

Para Olmo Ron, el gran perjudicado por la sentencia es la ciudadanía de Gijón: “entendemos que es un espacio donde se puede generar mayor calidad de espacio público para ganar calidad de vida para toda la ciudadanía. Las personas de ese entorno son las más perjudicadas por estas medidas y también lo son todos los gijoneses y asturianos que disfrutamos del Muro porque tendrán menos espacio”.

Por su parte, Aurelio Martín recordó que la demanda de Stop Muro solicitaba que se restituyera la circulación, no como estaba anteriormente a la pandemia, sino causando el menor coste posible a los ciudadanos. “Probablemente buscaban eso pero es evidente que si hubieran pedido la restitución total no estaríamos hablando de un aval de 48000 euros, sino del doble. ¿Podéís imaginar las dificultades que podrían tener para llegar a una cifra de más de 100.000 euros que avalase las medidas cautelares?”.

Diseño presentado por el Ayuntamiento

La sentencia establece que, en atención a la demanda, no se pide la restitución de la situación original, anterior al cascayu, sino “haciendo la menor reforma estructural posible”. En función del reconocimiento de los intereses de Stop Muro, se pidió un informe que redactaron los servicios técnicos de Obras Publicas y que se sustanció con los 48.000 euros de aval. La jueza aprobó el informe e instó a su vez a Stop Muro a su desembolso. “Cualquier otra cosa que se hubiera planteado, este Ayuntamiento no habría tenido ningún problema en hacerlo, incluso, la restitución a su situación original, en los términos que había en 2019, pero es muy fácil de imaginar que estaríamos hablando de cantidades que superarían el doble, más de 100.000 euros”, indicó el concejal de Movilidad, para quien no hay duda de que “hubo buena voluntad por parte de Stop Muro y calculo que si tuvieron que pedir medidas cautelares hasta que haya sentencia firma, sólo puedan asumir ciertas cantidades”. Efectivamente, una de las preguntas recurrentes es por qué no se restableció el statu quo anterior a la reforma: “ni lo pide la demanda, ni lo pide la sentencia. Estaríamos hablando de otras cantidades económicas que deberían estar reflejadas en el aval”. Esa es la razón por la que se mantiene el carril bici entre los dos sentidos de la circulación y no se traslada a un lado de la acera: “Si fuera así, el coste sería mayor.”

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí