Cuando el PP descartó la Ronda Norte y Wenceslao López la calificaba de “barbaridad”

El ex alcalde socialista ha pasado de rechazar la autovía del Naranco a convertirse hoy en uno de sus más entusiastas defensores.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Sucedió en un tiempo no muy lejano. Año 2016. El entonces alcalde de Oviedo/Uviéu Wenceslao López calificó de “barbaridad” la Ronda Norte, “como lo fue la Ronda Sur”, y abogó porque esta infraestructura desapareciera por completo del PGO, que se encontraba en plena revisión por parte del tripartito de izquierdas. “Este tipo de barbaridades no se deben seguir comentiendo” declaraba el político socialista a El Comercio. Aunque hoy pueda sorprender, ya que López se ha convertido en un firme defensor de la autovía, sus palabras están en las hemerotecas.

Eran los tiempos del tripartito, y el ex alcalde coincidía con sus socios de gobierno, Somos e IU, en que era preferible buscar alternativas sostenibles a los problemas de tráfico de Oviedo/Uviéu, como podían ser la conexión de Las Campas y San Claudio con la autovía Grao-La Espina.

“Eran los tiempos del tripartito, y el ex alcalde coincidía con sus socios de gobierno, Somos e IU”

¿Qué pasó entonces? ¿Por qué este cambio de opinión? El giro se produce todavía antes de la llegada de Canteli al gobierno local. Tiene lugar en torno a 2018. Parece más motivado por la competencia intergubernamental con sus socios de izquierdas, así como al temor a que los problemas de tráfico se convirtieran en una bandera de la derecha, que a una sólida reflexión urbanística. Así, en noviembre de este año López hacía unas polémicas declaraciones que dinamitaban el consenso gubernamental en materia de movilidad: “sin Ronda Norte, el Bulevar de Santullano nos va a generar gravísimos problemas”. Para el entonces alcalde había que escoger o lo uno o lo otro.

Nuevas contradicciones. El proyecto del Bulevar ha sido guardado en un cajón por las derechas, pero hoy Wenceslao López, portavoz socialista, sigue siendo un firme defensor de la construcción de esa misma autovía de seis carriles que en 2016 calificaba de “barbaridad”. Ese año no había ni infografías ni proyecto del Ministerio. Hoy, con mucha más información, sabemos a ciencia cierta que impacto sobre el Naranco será grande si finalmente llega a construirse la controvertida infraestructura. Pese a ello, López se mantiene firme en su nueva creencia. Recientemente pedía una campaña informativa para convencer a la ciudadanía, cada vez más reacia, de las ventajas de la Ronda.

Variaciones populares

Tampoco el PP ha mantenido siempre la misma posición. Durante su breve mandato Agustín Iglesias Caunedo, sucesor de Gabino De Lorenzo en la alcadía, llegó a encargar unos estudios para una “Ronda verde” que partía del viaducto de Prados de la Fuente y aprovechaba calles existentes para unir la AS-II con La Florida. El exalcalde sostenía entonces que el impacto de la Ronda Norte sobre el Naranco era inadmisible. Poco tiempo después, frente al tripartito, abanderaría la defensa de la Ronda Norte, y calificaría de “pitorreo” las alternativas propuestas por Somos.

También Canteli ha pasado en cuestión de meses de afirmar que “no es el momento de inversiones millonarias” y dar por muerta la Ronda, a envolverse en la bandera de la infraestructura y desafiar a los críticos con la autovía. De fondo, el temor al crecimiento de Vox, el partido que trata de monopolizar la causa de la Ronda.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí