No habrá investigación parlamentaria sobre las razones que llevaron a la quiebra de la Fundación Metal

La entidad, que contaba con importantes subvenciones públicas, ha dejado millonarias deudas y a 90 trabajadores en la calle.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La Junta General del Principado ha descartado hoy la propuesta del PP y Ciudadanos, apoyada por Vox, de constituir una comisión de investigación que permita esclarecer los aspectos económicos que llevaron a la liquidación de la Fundación Metal.

PSOE, Podemos e IU votaron en contra de esta propuesta que contaba con el respaldo de la asamblea de trabajadores de la Fundación Metal con el objetivo puesto en conocer el destino dado a los fondos aportados por el Gobierno del Principado y los ayuntamientos de Xixón y de Avilés.

En concreto, la propuesta popular y de Ciudadanos planteaba que se investigase el uso de todos los fondos públicos gestionados por la Fundación Metal, así como la gestión económica, financiera y laboral de la Fundación en los últimos seis ejercicios fiscales.

La Fundación Metal aún debe 800.000 euros de nóminas atrasadas a los 90 trabajadores que han perdido su puesto de trabajo, y mantiene una deuda que, según las estimaciones barajadas por el PP puede superar los cinco millones de euros y que otras fuentes barajan en cuatro o cuatro millones y medio..

Según el popular Álvaro Queipo, su propuesta no iba contra los sindicatos, la patronal, la fundación o los patronos, sino “a favor de la transparencia y de la rendición de cuentas” ante el “descontrol absoluto” de esta fundación, “cuya deuda total se desconoce a día de hoy”.

Desde Ciudadanos, Luis Carlos Fanjul, ha señalado que oponerse a esta comisión investigadora suponía una “felonía hacia los trabajadores de la Fundación” por parte de quienes presumen de superioridad moral, mientras de para la diputada de Vox, Sara Álvarez, el gobierno socialista ha vuelto a retratarse al no querer abordar un asunto que “no está nada claro”.

Para el portavoz de Foro, Adrián Pumares, que se abstuvo, el caso de la Fundación Metal “es uno más en la larga lista de descuidos del gobierno a la hora de vigilar la actividad de todos esos organismos que en su órbita y con fondos públicos llevan a cabo distintas actividades” en las que la “falta de control o vigilancia son el pan de cada día”.

Tras recordar que esta fundación ha pasado de contar con unos ingresos anuales de 8 millones a 3 millones, el socialista Ramón Fernández Huerga, ha reconocido que no se encontraron alternativas a la liquidación decidida el pasado abril, pero que no hay motivos para crear una comisión de investigación, salvo que se busque el escarnio público a última hora y sabiendo que no hay tiempo.

IU ha justificado también su voto en contra en el “uso perverso” que el PP pretendía dar al final de la legislatura a una comisión que, en opinión de Ángela Vallina, no la querían para investigar la acción de gobierno y determinar responsabilidades políticas, sino para “sembrar dudas y sospechas sin ton ni son” y atacar a los sindicatos.

Podemos, finalmente votó también en contra de una comisión que, según Rafael Palacios, no iba a servir de nada a los trabajadores de la Fundación, porque no iba a resolver los problemas que tiene ni hay tiempo material, y porque con ella el PP y la extrema derecha sólo pretedían legitimar sus objetivos ideológicos y acabar con el sindicalismo de clase. 

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí