La regasificación podría comenzar a finales de año

Las plataformas y organizaciones ecologistas han convocado protestas para el próximo sábado 9 ante el anuncio de Teresa Ribera.

Recomendados

Christian Ferreiro
Christian Ferreiro
Graduado en Filosofía por la Universidá d'Uviéu. Esperando ser docente de secundaria en un futuro no muy lejano.

La planta de recepción, almacenamiento y regasificación de gas natural licuado del puerto de El Musel podrá estar “plenamente operativa” a finales de este año o principios de 2023, según las estimaciones trasladadas por la empresa Enagás al Gobierno, ha avanzado este jueves la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

En una entrevista en TPA Noticias Matinal, Ribera ha dicho que la puesta en marcha de esta infraestructura va a servir para asegurar el aprovisionamiento energético para el país “de una manera mucho más clara que el resto de los socios europeos”, a la vez que permitirá “contribuir de forma solidaria a facilitar la seguridad de suministro, en estos momentos cuestionada, en otros muchos países europeos”. A este respecto, ha subrayado que su puesta en marcha va a coincidir “con un momento extraordinariamente sensible y preocupante en Europa” por la crisis energética.

Para la puesta en marcha de esta infraestructura, que de esta manera funcionará como almacén de gas para Europa, queda pendiente la definición del sistema de retribución de una actividad que resulta novedosa, ha precisado la ministra. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico concedió a Enagás a finales del mes pasado la autorización administrativa para la puesta en marcha de la planta, con lo que se culminaba la tramitación administrativa. La infraestructura gasista, cuya construcción finalizó en 2013 tras una inversión de unos 360 millones de euros, nunca llegó a operar por orden judicial, al incumplir la normativa ambiental entonces vigente, lo que obligó a reiniciar un largo proceso administrativo.

La planta, que ocupa una superficie de unas 18 hectáreas en el puerto gijonés, tiene una capacidad de almacenamiento de 300.000 metros cúbicos de gas natural licuado (GNL), repartida en dos tanques de 150.000 metros cúbicos cada uno. La terminal se encuentra diseñada para la descarga de buques metaneros con capacidad de entre 65.000 y 260.000 metros cúbicos. En el muelle podrá atracar un buque cada vez y, de acuerdo con el proyecto técnico de ejecución, se requieren de unas quince horas para descargar un metanero con una capacidad de 260.000 metros cúbicos, teniendo en cuenta el tiempo inicial requerido para alcanzar el flujo de descarga máximo, así como el tiempo necesario de reducción al término de la maniobra de descarga.

Respuesta ecologista contra la regasificadora

El movimiento ecologista ha anunciado que habrá nuevas protestas respecto del plan de la regasificadora. Concretamente, Ecoloxistes n’Aición, así como las plataformas Gas No es solución y la Plataforma contra la contaminación Xixón y la Federación de Asociaciones Vecinales de Gijón han organizado un acto en la Semana Negra. Los ecologistas estarán en la mesa redonda titulada ‘El Musel a todo gas: la apuesta por un mundo fósil’. Tendrá lugar a las 19:00 del próximo sábado 9 de julio, con el lema “Enterremos a la regasificadora del Musel”. Posteriormente, a las 21:00, los ecologistas realizarán una procesión fúnebre que saldrá de la Plaza del Padre Máximo González, y que llegará a su fin en la Plaza del Marqués a las 22:00, donde también tendrá lugar el estreno de ‘El GASesino del Musel’.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí