La edil de festejos de Oviedo responsabiliza a Pedro Sánchez de la falta de gente en las fiestas de la ciudad

Díaz culpa de la falta de público al "desastre económico al que no está sometiendo el Gobierno", mientras PSOE y Somos hablan de "fracaso absoluto" en su gestión.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

La fiesta terminó, pero la polémica por lo que muchos han bautizado como El peor San Mateo de la historia sigue ahí. Este martes la edil de festejos, Covadonga Díaz, sacaba pecho de su gestión al frente de “El primer San Mateo del cambio” en una tribuna en La Nueva España en la que señala que el “desastre económico al que nos está sometiendo el Gobierno socialista del Estado ha lastrado, no ya solo las posibilidades económicas, sino también hasta las ganas de divertirse de miles de familias que se encontraron con la dura realidad en septiembre”. En un texto escrito con un tono especialmente bronco, la concejala cargaba contra el PSOE y “la izquierda radical” por haber “secuestrado” durante casi 40 años las fiestas de los ovetenses con un modelo festivo en el que “ganaban mucho dinero”.

Por su parte, los partidos de izquierdas, han calificado de desastre la gestión de Covadonga Díaz. Diego Valiño, del PSOE, habla del “fracaso absoluto” de las fiestas de San Mateo, una percepción que “comparte la mayoría de la ciudadanía, pese a las mentiras y excusas del bipartito”. Para el concejal socialista las fiestas fueron “gran fracaso”, pese a contar con “las circunstancias más favorables: el mayor presupuesto de la historia, diecisiete días de buen tiempo y las ganas de diversión tras dos años de pandemia”.

El Antiguo una noche de San Mateo. Foto: David Aguilar Sánchez

Más duro ha sido Rubén Rosón, de Somos Oviedo/Uviéu, que ha pedido la dimisión de Díaz. Según el edil, el Ayuntamiento solo recuperó 391.000€ de los conciertos de La Ería habiendo invertido más de 1,4 millones de euros. “Nos parece inexplicable que el Ayuntamiento pague todos los gastos de suministros, de mantenimiento, de carpas y que pague también la mayoría de los conciertos, pero que en los de más afluencia toda la taquilla sea para una productora privada. Huele a negocio redondo de productoras privadas, y el Ayuntamiento no está para eso”, ha señalado Rosón.

Actualidad

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí