Duro Felguera presume de contratación y “buenas perspectivas” mientras plantea despidos

El grupo industrial fue rescatado de la quiebra hace poco más de un año con 126 millones de euros de ayudas públicas.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Sin despeinarse. El grupo industrial Duro Felguera presume ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores de contratación, saneamiento de deuda y “buenas perspectivas” de negocio, mientras plantea despidos “con base en la existencia de causas objetivas de carácter económico, productivo y organizativo que afectará potencialmente a trabajadores adscritos a distintas sociedades del Grupo DF”.

Para Carlos Barro, de CCOO, presidente del comité de empresa, “no se entiende que por un lado se hable de nuevos inversores y contratos y por otro de despidos”. El expediente de despido colectivo afectaría a las plantillas asturianas del grupo: Duro Felguera S.A, que cuenta con 296 trabajadores; DFOM, con 182; Mompresa, con 122, y Felguera-IHI, con 7. Todavía no se sabe el número de despidos, pero desde el comité de empresa Barro recuerda que el plan de viabilidad presentado a la SEPI hablaba de ajustar la plantilla en unas 200 personas y eso ya se ha ido produciendo entre salidas incentivadas, prejubilaciones y contratos temporales que no fueron renovados. Para este sindicalista apostar por un ajuste dejaría la empresa bajo mínimos.

En la actualidad trabajan unos mil empleados entre todas las empresas del grupo, 600 de ellos en Asturies. La mitad que hace seis años, cuando DF llegó a sumar 2.000 trabajadores y trabajadoras. Para Barro la gestión de personal de la multinacional ha sido muy deficiente, con departamentos muy descompensados, unos sueldos para los directivos excesivamente altos, no acordes con la situación económica que vivía la empresa, y sobre todo una gran pérdida de talento. “No se cuidó la plantilla y se permitió la salida de personal muy cualificado” señala este sindicalista, para quien Duro no puede seguir achicando su estructura laboral si realmente aspira a conseguir contratos grandes que requieran mucha mano de obra.

El sombrío panorama laboral contrasta con el optimismo que la dirección de la empresa pinta cuando se trata de hablar de su futuro industriall. En la comunicación remitida a la CNMV, el grupo de ingeniería y bienes de equipo ha apuntado que tiene firmados memorandos de entendimiento “con una lista corta de socios industriales, proyectando una ampliación de capital que mejora su plan de viabilidad”. El anuncio ha disparado las acciones un 23,7 % en Bolsa.

¿Dónde está el dinero del rescate?

Duro Felguera lleva años en crisis. Ya antes de la pandemia sus problemas eran bien conocidos, pero la Covid19 contribuyó a agravarlos. En marzo de 2021 el Gobierno de España tuvo que inyectar 120 millones de euros de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales para salvar al grupo asturiano de la quiebra. Una cantidad a la que deben sumarse los otros 6 millones aportados por el Principado de Asturies. “¿A qué se se ha dedicado ese dinero?” se preguntan en los sindicatos, que lamentan que después de consumir las ayudas pública se recurra al ajuste de plantilla. CCOO y UGT han pedido este martes a los grupos parlamentarios asturianos que apoyen el mantenimiento del empleo en la empresa rescatada con dinero público hace apenas 18 meses. Frente a los despidos abogan por la incorporación de nuevos inversores en Duro Felguera que aporten dinero, apuesten por la empresa, busquen nuevos trabajos y diversifiquen la oferta pero sin dañar al “activo más importante” de esta compañía, “los trabajadores”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí