El Principado vuelve a defender la construcción de una autovía en la ladera del monte Naranco

El consejero afirma que la Ronda Norte no podrá estar en funcionamiento antes de 2030, y descarta presiones de la empresa Viastur para su construcción.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La controvertida Ronda Norte, objeto de una gran oposición social en Oviedo/Uviéu, no se podría construir antes de 2030 según las previsiones que baraja la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial dado que su tramitación administrativa requerirá aún de la redacción del proyecto y de la adjudicación de la obra con consignación presupuestaría.

Estos plazos los ha facilitado hoy el consejero Alejandro Calvo, en su respuesta ante el pleno de la Junta General del Principado de una pregunta del diputado de IU Ovidio Zapico. En IU están convecidos de que hay presiones para su construcción por parte de la empresa concesionaria AS-II, Viastur, una filial de la multinacional SACYR, constructora que en 2018 se vio envuelta en un escándalo de amaño de contratos. Viastur cobra al Principado en función de los coches que circulan por ella, y desde IU consideran que sería la principal beneficiada de la Ronda Norte, al construirse así un nuevo enlace con ella a través de la ladera del Naranco.

“Hay un interés obvio para potenciar los tráficos en la AS-II”, ha asegurado el parlamentario de la coalición, que ha advertido de que sólo así se explica el interés de algunos grupos empresariales privadas en “destruir” el monte Naranco, pese a ser el pulmón verde de Oviedo y disponer de un importante patrimonio histórico, con una Ronda Norte que, a su juicio, serviría más a ese objetivo que a resolver los problemas de movilidad de algunos barrios de la capital asturiana.

Infografía de la consultora que está trabajando para el Ministerio de Fomento.

En su respuesta, el consejero ha negado que haya ninguna previsión de compensar a la concesionaria pese a que la AS-II sea ahora “una infraestructura infrautilizada” que debería “aprovecharse al máximo” siendo más útil para mejorar la conectividad en Asturies, y cuyo uso se incrementaría, ha asegurado, con mejoras en los accesos a la misma desde Oviedo/Uviéu y Xixón.

Según Calvo, dado que la concesión de la AS-II finaliza en 2035 “no hay relación causa-efecto” entre el proyecto de la Ronda Norte y la situación de esta infraestructura, a la vez que ha advertido de que “nadie” plantea que el enlace de Robledo, que permitirá conectar las tres autovías que articulan el centro de Asturies, se plantee “para arrimar tráfico” a la vía que comunica Oviedo y Gijón.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí