Familias y tejido social salen en apoyo de la directora del colegio gijonés forzada a dimitir

La dimisión llegó tras la negativa del Principado a aportar más recursos para el Miguel Cervantes, centro público del barrio obrero de Cerilleru.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La Asociación de Familiares de Alumnos del Colegio Público Miguel de Cervantes de Gijón ha emitido un comunicado denunciando la falta de recursos y personal del centro educativo. Este curso ha empezado en el colegio gijonés, ubicado en el popular barrio de Cerilleru, en la zona oeste de la ciudad, con una jefa de estudios de baja y una trabajadora recién llegada en las labores de secretaría. A eso se le suma que “se ha ha desdoblado el actual curso de quinto, para lo que no se ha enviado un nuevo profesor. Además, cinco profesores tienen la condición de trabajar a media jornada”.

El C.P. Cervantes, explican, “ha sido pionero en la implantación digital del Centro”, lo que ha supuesto que “todo el personal del Centro y la Comunidad del Cervantes” hayan realizado “verdaderos esfuerzos, empleando horas de nuestro trabajo, o de nuestro ocio para que un proyecto tan importante y de tanta magnitud fuera saliendo adelante”.

Pese a ello, denuncian que la Consejería no ha aportado los medios suficientes para que este pueda ser implantado, lo que ha conducido a la “dimisión forzada de nuestra directora”: . Los padres y madres del colegio aseguran que se trata “de una profesional, que se dedica en cuerpo y alma, a su colegio y a su alumnado, que lucha porque ninguno se quede atrás y todos tengan las mismas oportunidades, y la dejan marchar”.

“A estas alturas de curso no puede ser que la Consejería se descuelgue con una solución tan pobre como que reorganizando los horarios hay plantilla suficiente”, dicen desde la Asociación, que señala la hipocresía del Principado al pedir “un modelo diferente de educación, pero lo pide sin tener una visión real de la realidad de muchos colegios y sin reforzar las plantillas para que los y las docentes puedan trabajar con las mejores condiciones”.

También la ONG gijonesa Mar de Niebla ha querido “mostrar toda nuestra solidaridad ante la situación que está viviendo el Colegio Miguel de Cervantes. Situación que empuja a su dirección y secretaría a presentar su dimisión. Todo nuestro apoyo a la comunidad educativa. Compartimos las siguientes líneas y esperamos que Adrián Barbón y la consejera Lydia Espina recapaciten en su decisión y generen un plan específico de dotación para los centros educativos de primaria del barrio”.

Este miércoles se ha convocado una protesta en apoyo a la directora.

Actualidad

1 COMENTARIO

  1. ¿Barrio Obrero del Cerillero? Y el resto de colegios con un alumnado similar ¿qué? Que arreglen ese DESASTRE con los medios que tienen, que siguen siendo muy superiores a los del Torner o el Príncipe de Asturias. Y mejor no hablamos de los resultados de ese “colegio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí