El Gobierno consensuará con la derecha la Ley de Calidad Ambiental

La ley continúa su trámite parlamentario tras haber sido rechazadas las enmiendas de totalidad presentadas por Vox e IU

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Gobierno asturiano ha mostrado su disposición a “dialogar, consensuar y mejorar” la Ley de Calidad Ambiental que continúa su trámite parlamentario tras haber sido rechazadas hoy las enmiendas de totalidad presentadas por Vox e IU que, al igual que Podemos, se han mostrado muy críticos con una norma que pretende agilizar las licencias para negocios o actividades económicas.

“Abro todas las posibilidades de diálogo y mejora del texto de una norma de la que van a ser coautores y copartícipes, que va a ayudar a mejorar la vida de la gente y que quiero que sea consensuada para que dure mucho en el tiempo”, ha señalado el vicepresidente, Juan Cofiño al dirigirse e los grupos que ya han anticipado su voto favorable: PP, Cs, Foro y Grupo Mixto.

Su oferta de “diálogo y consenso” en la ponencia que ahora continuará su trámite la ha hecho tras criticar con dureza la posición que ha mantenido respecto a esta norma IU, grupo con el que mantiene un acuerdo de investidura.

“Han mentido, tergiversado, intentado engañar a pescadores o agricultores, han intentado manipular a la Federación Asturiana de Concejos, y eso tiene un nombre en esta Cámara: filibusterismo parlamentario”, ha espetado Cofiño a IU, grupo al que ha pedido que “repiense su posición” y deje de situarse en un tiempo y lugar equivocado “porque esto no es una duma estatal soviética ni estamos en los albores del siglo XX”.

Según Cofiño, IU “no se ha cortado un pelo” en forzar el reglamento de la Cámara para bloquear esta ley, ha puesto en duda la legitimidad de partidos y diputados y sólo ha sacado la “receta mágica de más funcionarios” para mejorar la administración pública, postura que ha dicho recordarle a los Hermanos Marx cuando quemaban un tren de madera para alimentar la locomotora al grito de “más madera”.

El coordinador general de IU, Ovidio Zapico, sin embargo, ha asegurado que a su formación siempre le ha caracterizado su capacidad de diálogo, consenso y acuerdo, algo que no se ha producido con esta norma porque “nadie del Gobierno perdió diez minutos en preguntar qué dudas les planteaba esta ley y no se produjo la más mínima voluntad de acuerdo”.

No obstante, se ha mostrado convencido de que esta ley, que saldrá adelante esta legislatura sin el apoyo de IU ni de Podemos, será “de corto recorrido” porque “el próximo gobierno plural de la izquierda asturiana la va a derogar porque así lo pide su base social, sindical y política”.

Zapico ha recordado que esta ley ha sido rechazada por 33 grupos ecologistas, ha asegurado que rompe equilibrios y que va en contra de los intereses de los ayuntamientos, que no sólo van a tener que asumir más cargas, sino que van a ver cómo las cámaras de comercio hacen negocio a su costa porque con las declaraciones responsables van a poner “al raposu a cuidar les pites”.

La posición de IU ha sido respaldada por Podemos ya que esta ley , en palabras de la diputada Nuria Rodríguez, es “una norma oscura, fruto de intereses personales y particulares” que “va a salir en contra de los votos de la izquierda” y de todo el movimiento ecologista, así como de muchos alcaldes, sin que vaya a servir para mejorar la vida en el medio rural o reducir la burocracia.

Para la diputada de Vox, Sara Álvarez Rouco, esta ley sólo es una “máscara de falso alivio burocrático para tapar la ineficiencia que inunda a la administración asturiana” y otro paso más del PSOE en su “intento de control absoluto de la sociedad asturiana”, por encima de la polémica y oposición general que ha creado.

La parlamentaria de Vox, que ha justificado también la petición de devolución del texto presentado por el Gobierno en los costes que supondrá para los ayuntamientos, ha defendido una normativa “para todo el territorio español que garantice el medio ambiente y la calidad y respeto a la vida de las personas”.

Desde el PP, que ha presentado 13 enmiendas para su debate en ponencia, se trata de un texto que permite un “amplio margen de mejora”, pero que, en cualquier caso, va a permitir “ordenar y regular de forma más eficiente y garante todas las actividades sometidas a ella, especialmente en el ámbito rural”.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, ha defendido también la oportunidad de una ley que ha evidenciado “cómo los extremos se tocan” y que Vox e IU “tienen muchas más cosas en común de lo que ellos pensaban” al pedir la devolución del texto, sin proponer nada alternativo.

El portavoz de Foro, Adrián Pumares, se ha mostrado confiado en que las 16 enmiendas que han planteado permitan mejorar un texto en el que cree que debe de corregirse la incidencia que tendrá en los ayuntamientos, mientras que el diputado del Grupo Mixto ha pedido al PSOE un esfuerzo a la hora de cerrar una ley que considera que es necesario que salga adelante. 

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí