Diez días para una cita telefónica y ocho “para pasar una nota al médico” en el centro de salud de Ciudad Naranco

Más de un centenar de personas se manifestaron en el barrio ovetense por la precaria situación del ambulatorio: "no se cubren las jubilaciones"

Recomendados

Andrés Illescas
Andrés Illescas
Es periodista.

La situación de los centros de salud en Asturias continúa complicándose. El último caso que ha hecho estallar a los vecinos ha surgido en Ciudad Naranco (Oviedo). Allí, la Asociación Vecinal La Centralilla ha convocado una manifestación a la que esta lunes acudieron más de un centenar de personas.

El relato de la presidenta del colectivo convocante es demoledor. “Llamé para que me cambiaran un antibiótico porque no me hacía efecto y me dijeron que me podían dar cita telefónica para dentro de diez días”, lamenta Pilar Alonso, de la asociación de vecinos y vecinas. Aún más sangrante es el plazo que le dieron para subsanar un error en la consulta. “Se equivocaron y me pusieron en infantil. Llamé pidiendo que pasaran una nota al médico para que lo subsanara y me el funcionario me dijo que podía encontrar un hueco para pasarle la nota en ocho días”.

Estos tiempos de espera “surrealistas” tienen que ver “con la jubilación de los facultativos y su no sustitución” y también con “no cubrir las vacaciones”. El punto álgido del despropósito se produjo hace unos pocos días “cuando se quedó una sola doctora, frente a los siete médicos que suele haber, optando únicamente por ver urgencias”.

Entre los presentes durante la manifestación también se encontraban vecinos de otras partes de la capital del Principado, que también sufren de desatención en sus ambulatorios: “Yo estoy en el de Vallobín y no te cogen el teléfono hasta las seis de la tarde y hay que esperar entre seis y ocho días por cita”, explicaba una de las asistentes.

Los problemas en los Centros de Salud son generalizados, con protestas en Lugones, El Berrón y Pola de Siero, además de en varios ambulatorios ovetenses. Alonso propone instaurar un día a la semana “en el que los vecinos de cada barrio salgan a la vez a manifestarse frente a sus respectivos centros de salud y así hacer más presión”.

Por el momento, Alonso y otras 150 personas corearon ayer “sanidad pública y de calidad” delante del consultorio de Ciudad Naranco. En el acto intervinieron Carmen Álvarez, vecina del barrio e integrante del movimiento pensionista carbayón, y Carlos Ponte, quien cargó contra la introducción de la sanidad privada, defendiendo la igualdad de derechos que genera el sistema público.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí