Casi medio centenar de agentes para requisar 5 gramos de cannabis

Esta es la única acusación oficial contra el único encausado tras la macroperación policial contra una supuesta secta de la ayahuasca en Tuilla

Recomendados

Bernardo Álvarez
Bernardo Álvarez
Graduado en psicología y ahora periodista entre Asturias y Madrid. Ha publicado artículos en ABC, Atlántica XXII, FronteraD y El Ciervo.

3,3 gramos de hachís y 1,61 gramos de marihuana. Esa es la cantidad total de sustancias ilegales que la Policía Nacional, a través de un informe de su Laboratorio de Estupefacientes, dice haber requisado durante la operación que tuvo lugar el pasado mes de septiembre en Tuilla (Langreo). Axel Rudin, un ciudadano sueco al que la policía acusa de ser el chamán de una secta que celebra rituales con drogas, lleva desde entonces retenido en España, con el pasaporte retirado y teniendo que firmar en el juzgado una vez al mes.

El documento ya está en posesión del Juzgado nº3 de Langreo. La única causa abierta como resultado de la intervención policial, en la que participaron medio centenar de agentes, es esta contra Rudin por tenencia de drogas. Aunque la nota de prensa oficial de la Policía Nacional anunciaba que se había requisado yopo y ayahuasca, ninguna de esas sustancias aparecen ahora en el informe del laboratorio.

El motivo, argumenta el abogado Òscar Palet Santandreu, defensor de Rudin, es que la posesión o uso de dichas sustancias no está penada en España. “Y la policía lo sabía”, añade Palet. El abogado ya solicitó en octubre la nulidad del procedimiento argumentando que la Policía Nacional incumplió el principio de proporcionalidad. De ese modo, su defendido podría volver libre de cargos a Venezuela, su país de residencia habitual.

Rudin, en unas declaraciones a NORTES, ya se quejaba entonces del grave perjuicio que les estaba suponiendo, a él y a su familia, no poder regresar a su país: “Mis hijos no pueden ir a la escuela”.

Actualidad

4 COMENTARIOS