Aumenta la escalada de tensión entre los trabajadores de EMTUSA y la dirección

El Comité de empresa convoca una concentración en la Plaza Mayor en defensa de sus derechos y la mejora del servicio público el próximo 10 de febrero

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y adjunto a la dirección de Nortes. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y migijon.

La mañana del 10 de febrero es la fecha. El Comité de Empresa de EMTUSA convocaba este viernes a trabajadores, ciudadanía y movimiento vecinal desde la Escuela de Comercio a una concentración en la Plaza Mayor en defensa de un servicio publico de calidad. La rueda de prensa reunió a todo el Comité de Empresa. Su presidente, Sergio Álvarez, arremetió con dureza contra el presidente de EMTUSA, el concejal José Luis Fernández: “No comprendemos que nos pida que renunciemos a nuestro calendario laboral para ofrecer un servicio público. Debe ser él quien explique como se puede realizar sin que los trabajadores tengan que renunciar a su derecho al descanso y la conciliación laboral y familiar”.

Vago. Esa era la palabra que no quiso pronunciar el Comité para referirse a José Luis Fernández. El absentismo que el concejal atribuyó a la plantilla fue respondido con suma aspereza y elegancia. “Absentismo es el del concejal que ostenta la Presidencia de Emtusa, expresado en una absoluta dejadez, falta de diálogo y compromiso”, dejadez sustanciada en la falta de “renovación de la flota, la falta de personal y de conciliación”. El 31 de enero, martes, el gerente de EMTUSA estaba de vacaciones y José Luis Fernández no había dado señales todavía de querer sentarse con el comité a negociar.

Los trabajadores de EMTUSA reclaman su derecho al descanso y considera que las aclaraciones de José Luis Fernández son solo una cortina de humo que trata de ocultar la nefasta gestión empresarial de la Empresa Municipal de transporte público y “rechazo que está generando entre trabajadores, movimiento vecinal y otras organizaciones” el Plan de Líneas presentado hace unas semanas. Por otra parte, consideran una provocación que la gerencia haya decidido suprimir coches y aumentado las horas estructurales de los conductores y supervisores.

Actualidad