La nueva ordenanza de cesión de locales de Oviedo deja fuera la sede de la Fundación Gustavo Bueno

El texto aprobado para regular el uso de espacios por parte de entidades sin ánimo de lucro podría no afectar al edificio que sirve de sede al think tank de VOX.

Recomendados

Xuan García Vijande
Xuan García Vijande
Comunicador, barman, músico. Redactor musical en Cuarto y mitad.

El pasado martes, el Pleno del Ayuntamiento aprobó, con los votos a favor del bipartito y la extrema derecha, una ordenanza con la que pretenden regular la cesión temporal de locales a entidades sin ánimo de lucro. Como ya publicó Nortes, la norma nació con un defecto que impedirá que se pueda aplicar en este mandato, al faltar el catálogo de locales afectados por la nueva regulación.

Durante el debate, el concejal socialista Ricardo Fernández, hizo notar los problemas derivados del término “locales” frente a “inmuebles”. El término, Fernández, no solo debería estar mejor definido, sino que también excluye elementos del patrimonio municipal que podrían ser de utilidad. La falta de inclusión de determinados bienes municipales fue criticada también por SOMOS Oviedo/Uviéu. Para el edil Rubén Rosón, el texto aprobado es “más restrictivo” que el proyectado por el tripartito, al no incluir finalmente la posibilidad de ceder suelo público.

El articulado de la ordenanza podría dejar fuera del catálogo el chalet del antiguo Sanatorio Miñor, ocupado ahora por la Fundación Gustavo Bueno, think tank de VOX. Este edificio, sito en la calle Avenida Galicia, quedaría fuera de las provisiones de la ordenanza. De acuerdo con el análisis del edil del Grupo Socialista, “la ordenanza solo se refiere a ‘locales’, lo que en lenguaje coloquial serían ‘bajos comerciales’. Sobre el resto de elementos patrimoniales la ordenanza no tiene eficacia alguna”.

Gustavo Bueno Sánchez
Gustavo Bueno (hijo) en un acto de la fundación DENAES creada por Abascal

La Fundación tiene el chalet como sede desde que se la cediera la Corporación con Gabino de Lorenzo al frente por tiempo de 50 años. Una cesión que a día de hoy sigue “en precario”, ya que nunca se formalizó un convenio que la regulara. Desde entonces, la institución vinculada al filósofo riojano utiliza gratuitamente el edificio, de titularidad municipal, mantenido con fondos públicos.

Rubén Rosón sostuvo durante el pleno que la ordenanza debatida dotaba al gobierno local de una “arbitrariedad política para decidir qué locales y qué asociaciones son beneficiadas”. Esta regulación, añade, “permite que locales municipales sigan siendo okupados por entidades desde hace décadas sin que se regule esta situación”. La cesión de este tipo de espacios que, como señalan desde PSOE y SOMOS, podrían no entrar en el catálogo por no responder a la definición de “local” o por una decisión arbitraria, dependerá “de una decisión política y se regulará por un convenio hecho a la medida”, según el socialista Fernández.

De esta manera, la fundación reverenciada por el partido de Santiago Abascal podría seguir disfrutando de la cesión de un edificio público a cargo del erario público.

Los concejales de SOMOS Oviedo/Uviéu quisieron auditar el interior del antiguo sanatorio con la intención de instalar un centro de empleo. En aquel momento, los miembros de la fundación no permitieron entrar a Rosón, por entonces responsable de economía en el Ayuntamiento, al no reconocer la autoridad municipal por ser Oviedo una “ciudad imperial” que está “por encima de sus munícipes”, según declaraciones de Gustavo Bueno hijo.

Actualidad